Cueva de los Peces

De EcuRed
Cueva de los Peces
Información sobre la plantilla

Cueva de los peces. Situada en Playa Girón es uno de los mayores atractivos en la provincia de Matanzas. La cueva es una impresionante piscina natural de cristal claro con más de 70 metros de profundidad que se comunica con el mar por un túnel subterráneo. En este precioso lugar hay una variada oferta que incluye desde buceo hasta un rustico ranchón donde se ofertan variados platos incluyendo los mariscos y la carne de cocodrilo.

Características generales

La famosa Cueva de los Peces es un cenote, una laguna pequeña y profunda, que se comunica con el mar por un túnel subterráneo. Se puede hacer snorkel y dentro de la cueva, por supuesto, abundan los coloridos peces tropicales. Rodeada de toda belleza natural, algas marinas, corales, arena virgen y piedras preciosas, los peces danzan una ola de belleza a la Isla.

Los tesoros naturales de Cuba

Con zonas vírgenes y extensas franjas de playas, vegetación única y una fauna propia de cada lugar, surgen como una de las opciones más atractivas para los miles de turistas que visitan cada año los diversos destinos de la isla. Para el occidente del país, con exponentes como el valle de Viñales, un elemento esencial lo constituye la Península de Zapata, en el territorio de la provincia de Matanzas. Esa zona es considerada por los expertos como uno de los más extensos humedales del Caribe insular, con unos cinco mil kilómetros cuadrados de bosques, ciénagas, lagunas y canales de aguas claras. La riqueza de la flora, con más de 900 especies de plantas autóctonas – de ellas 115 endémicas de Cuba, se complementa con la existencia de hasta 160 variedades de aves, 12 de mamíferos, anfibios y reptiles, en especial el cocodrilo. Playas de azules aguas, bosques exóticos, ríos, lagos, cavernas inundadas, piscinas naturales, zonas vírgenes y sabanas típicas de ciénaga se suman para brindar refugio al 30 por ciento de la fauna autóctona de la mayor de Las Antillas. Completan los atractivos las Salinas de Bidos, donde en invierno los naturalistas pueden observar hasta 165 especies de aves, además de la Cueva de los Peces, la mayor inundada del archipiélago, sitio ideal para el espeleobuceo.

Fuentes