Saltar a: navegación, buscar

Eduardo Rosales Gallina

Eduardo Rosales Gallinas
Información sobre la plantilla
Eduardo Gallina.jpg
Pintor español del siglo XIX
NombreEduardo Rosales Gallinas
Nacimiento4 de noviembre de 1836
Madrid, España Bandera de España España
Fallecimiento13 de noviembre de 1873
Madrid, España Bandera de España España
Causa de la muerteEnfermo de tuberculosis
NacionalidadEspañola
OcupaciónPintor
CónyugeMaximina Martínez Pedrosa
HijosCarlota Rosales y Martínez y Eloísa Rosales y Martínez
PadresPetra Gallinas y Anselmo Rosales

Eduardo Rosales Gallinas nació en la capital española, Madrid, el 4 de noviembre de 1836. Inició como un pintor purista, luego abandonó esa corriente y comenzó a pintar obras más realistas. Cultivó todos los géneros pictóricos, el retrato y el paisaje, entre otros. Vivió en Roma en el período de 1857 a 1869.

Síntesis biográfica

Niñez

Eduardo Rosales Gallinas fue el hijo segundo de un modesto funcionario español. Cursó estudios en el colegio de los Escolapios y en el Instituto de San Isidro. Para 1851 ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde fue alumno del gran pintor Federico Madrazo.

Juventud

Con sólo 22 años llegó a Roma en octubre de 1857, por sus propios medios y sin ayuda alguna. Más tarde consiguió que le concedieran una pensión extraordinaria. Luego se unió al grupo de pintores españoles que se reunían en el Café Greco, entre ellos se encontraban: Casado del Alisal, Dióscoro Puebla y Fortuny. Comenzó así a vincularse con los círculos puristas nazarenos, tendencia que abandonó posteriormente cuando comienza a interesarse por un estilo más realista.

Se casó en 1868 con su prima Maximina Martínez Pedrosa, y tuvo dos hijas de las que le sobrevivió una, Carlota. En busca de mejorar su salud, pues estaba enfermo de tuberculosis, pasaba temporadas en Panticosa. En 1869 regresa definitivamente a España y pone estudio en Madrid.

Trayectoria artística

Pintó acuarelas, dibujos y numerosos retratos. Su obra más conocida es la de temática histórica. Sus primera obras son más bien puristas, aunque posteriormente desarrolló una pintura más personal, con una pincelada suelta y abocetada, inspirada en la obra de Velázquez, tal y como reconocieron pronto sus primeros críticos.

Su primera obra de importancia perteneciente a la corriente purista fue Tobías y el ángel y su gran obra maestra, Doña Isabel la Católica dictando su testamento, perteneciente a la corriente realista de tema histórico. Esta última se conserva en el Museo del Prado y con ella obtuvo la primera medalla de oro para extranjeros y le concedieron la Legión de honor.

Otros de sus cuadros importantes es Primeros pasos, obra inspirada en su hija mayor, Eloísa, fallecida al poco tiempo después de nacer. Su obra La Muerte de Lucrecia (1871) recibió duras críticas, las cuales lo desanimaron y no volvió a pintar cuadros de gran formato.

Muerte

En 1872, buscando un mejor clima para su afectada salud, se dirigió a Murcia. Al proclamarse la I República española, le ofrecieron diversos cargos como director del Museo del Prado o de la Academia de España en Roma, que no pudo aceptar debido a su mal estado de salud, muriendo poco después en Madrid, el 13 de noviembre de 1873.

Otras obras

  • Pascuccia, Museo del Prado.
  • Angelo, Museo Nacional de Artes Visuales, Montevideo, Uruguay. Esta obra se consideró durante muchos años ilocalizada.
  • Nena (1862), mención especial en la Exposición Nacional de 1863, en colección particular.
  • Doña Blanca de Navarra entregada al Captal del Buch (sin localizar).
  • Mujer saliendo del baño, Museo del Prado.
  • Retrato del violinista Pinelli, Museo del Prado.
  • Retrato de Conchita Serrano, hija del general Serrano, Museo del Prado (h. 1872).

Homenajes

En 1922, fue inaugurada, en homenaje a este pintor, una gran estatua, esculpida por Mateo Inurria, en el Paseo de Eduardo Rosales, en Madrid. Y en 1973, a cien años de su muerte, el Museo del Prado le dedicó por vez primera a un pintor español del Siglo XIX, una exposición antológica.

Galería

Fuentes

  • Juan Antonio López Delgado, Un tiempo juvenil del pintor Rosales: 1856–1857, Murcia, 2003, ISBN 84-607-6784-1.
  • Juan Antonio López Delgado, Eduardo Rosales en Murcia, Murcia, 1999, ISBN 84-88131-11-9.
  • José Luis Díez y otros, Eduardo Rosales. Dibujos. Catálogo razonado, Santander, Fundación Marcelino Botín, 2007, ISBN 978-84-96655-07-2.
  • Diccionario de arte, Pintores del siglo XIX, Editorial LIBSA, 2001. ISBN 84-7630-842-6.