Saltar a: navegación, buscar

Emilio Correa Vaillant

Emilio Correa Vaillant
Información sobre la plantilla
Emilio Correa Vaillant1.jpg
Boxeador Cubano
NombreEmilio Correa Vaillant
Nacimiento20 de Mayo de 1952
Santiago de Cuba
ResidenciaCubana
NacionalidadCubana
Otros nombresCorrea
OcupaciónBoxeador
Conocido porCorrea

Emilio Correa Vaillant. Boxeador cubano. Fiel exponente de la escuela oriental de boxeo, tuvo en la mano izquierda su mejor arma, y poseyó una característica poco usual en los boxeadores: proteger con el hombro el acceso de rectos y swines de derecha a la mandíbula

Síntesis biográfica

Nació en Santiago de Cuba, el 20 de mayo de 1952,  decidió probar suerte en el boxeo y según confiesa, un buen día dijo para sí mismo: "Correa, tú puedes ser uno de ellos". No era guapo ni mucho menos, sino todo lo contrario, más bien tranquilo e introvertido, pero quería llegar y en lo adelante sólo tuvo en mente una aspiración: "Conquistar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos". Su hijo Emilio Correa Bayeux, se alzó con la de plata en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Trayectoria deportiva

Motivado por los triunfos de sus coterráneos santiagueros Roberto Caminero "Chocolatico Pérez", Enrique Regüeiferos, Félix Betancourt y Rolando Garbey; se convenció que podría lograrlo. Cierta tarde del mes de mayo de 1966, cuando acababa de cumplir 14 años, se apareció en el gimnasio Los Hoyos, lugar donde nacieron deportivamente muchos pugilistas oriundos de la ciudad, y comenzó a darse trompadas con cualquiera que le pusieran delante.

Para ejemplificar sobre la voluntad y la confianza demostrada por él en todo momento, bastaría mencionar la derrota sufrida en el debut oficial, el 20 de octubre de 1966, a manos de Mario Tejeda y después el segundo fracaso consecutivo frente a Ramón Sánchez.

La llegada de Emilio Correa a los planos estelares siempre estuvo colmada de difíciles obstáculos, debido a la extraordinaria calidad encontrada en las divisiones de 63,5, 67 y 71 kgs.

En 1969, durante la segunda edición del Torneo Giraldo Córdova Cardín, enfrentó a uno de los consagrados de entonces, el capitalino Arnaldo "Látigo" Martínez y fue derrotado 4-1.

Al siguiente año, en el propio certamen internacional, alcanzó la victoria 2-1 sobre el búlgaro Hristo Hristov y en la final se midió nada menos que con uno de sus preferidos de antaño: Enrique Regüeiferos, dueño absoluto de la División de 63,5 kg.

Correa en el ring
Sin embargo, Correa no se amilanó ante su paisano y completó la distancia de los tres asaltos, aunque perdió 3-0.

De lleno entre los grandes de la preselección nacional respondió a la confianza depositada en él por los miembros del colectivo técnico, cuando lo designaron el hombre de la División de los 67 kg., en la delegación cubana a los Juegos Deportivos Panamericanos de Cali, Colombia (1971).

En la discusión del título continental derrotó al estadounidense Larry Carlisle y sumó a la incipiente hoja de servicios el primer triunfo de envergadura internacional.

La consolidación de Correa tuvo lugar delante de sus parciales santiagueros en el Torneo Playa Girón de 1972. En la tierra indómita hizo sentir la fortaleza de los puños y sentó cátedra al derrotar en la semifinal al villaclareño Andrés Molina y en la final a Félix Betancourt. Ahora no quedaban dudas sobre quién sería el welter cubano para Munich.

En el escenario alemán, uno a uno cayeron vencidos el italiano Damiano Lassandro (5-0), el alemán Manfred Wolke (KO en el segundo), otro germano Gunter Meier (3-2), el estadounidens Jessie Valdez (3-2) y el húngaro Janos Kadji (5-0).

A su juicio, aunque todos los adversarios presentaron oposición, las mayores dificultades las encontró frente a Jessie Valdéz en el primer asalto, pues utilizó un estilo defensivo que lo confundió.

Había llegado el momento más esperado de su carrera. Correa conquistó en la misma jornada el segundo título para Cuba y la alegría contagió a todos los integrantes de la delegación criolla. Apenas tenía 20 años de edad y ya era un flamante Monarca olímpico en una de las divisiones mejores dotadas en el boxeo.
Emilio correa en la olimpiada de munich´72

En años sucesivos (1973-1976) mantuvo la condición de campeón nacional y en 1977, otra vez ante su público santiaguero ganó el título de la División de 71 Kgs., al imponerse contra el tunero José Gómez.

Durante esos cinco años, Emilio además fue titular de los 67 kgs. en el Primer Campeonato Mundial, cuya sede resultara Ciudad de la Habana (1974), luego de derrotar por KO en el tercero al estadounidense Clinton Jackson.

El evidente declive comenzó bien temprano y ya en los Juegos Deportivos Panamericanos en la Ciudad de México (1975) perdió por decisión ante Jackson y en la segunda participación olímpica lo derrotó por RSC en el tercero el venezolano Pedro Gamarro.

Su adios como atleta

Su última pelea la efectuó en el Campeonato Nacional de Boxeo Playa Girón (1979), en la ciudad de Guantánamo, y alcanzó otra vez la faja nacional de los 71 kg. con victoria unánime ante el capitalino Luis Felipe Martínez.

Posteriomente trabajó cinco años en el colectivo técnico de la preselección nacional, en la antigua ESPA; así como en el Club Deportivo de las FAR.

Entre los años 1992 y 1994 prestó ayuda técnica en Bolivia, en el departamento Santa Cruz de la Sierra, con cuyo equipo ganó diez medallas de oro en el certamen nacional del país andino.

Nombrado entrenador jefe de la escuadra que asistió a los Juegos ODESUR, obtuvo para Bolivia sus primeras preseas en estos torneos, con tres de bronce.

La vida de Emilio Correa aún sigue en estricta vinculación con el mundo de las 12 cuerdas y desde que salió de las mismas, lo hace en el gimnasio y en funciones de segundo en la esquina.

Su hijo Emilito es integrante de la preselección nacional y en varias oportunidades defendió los colores patrios, en clara muestra de ¨de casta le viene al galgo¨.

Resultados obtenidos en juegos olímpicos

MUNICH (1972)

MONTREAL (1976)

Fuentes