Saltar a: navegación, buscar

Errores en el análisis cuantitativo

Errores en el análisis cuantitativo
Información sobre la plantilla
Concepto:Por más minuciosamente que se efectúa una determinación cuantitativa, el resultado obtenido, como regla, siempre difiere algo del contenido verdadero de la sustancia estudiada, es decir, está afectado por un cierto error.
'Errores en el análisis cuantitativo'. Por más minuciosamente que se efectúa una determinación cuantitativa, el resultado obtenido, como regla, siempre difiere algo del contenido verdadero de la sustancia estudiada, es decir, está afectado por un cierto error.

Introducción

Los errores de análisis se dividen en: Errores determinados o sistemáticos y Errores indeterminados o accidentales.

Errores determinados o sistemáticos

Son los errores del mismo signo debidos a causas definidas que influyen en el resultado, aumentando o disminuyéndolo. Estos errores generalmente se puede prever y eliminar o efectuar correcciones correspondientes. Señalemos los siguientes tipos de errores determinados..

Tipos de errores determinados

Errores del método: Se deben a las particularidades del método utilizado, por ejemplo: la reacción en la que se basa la determinación no es realmente cuantitativa; solubilidad parcial de un precipitado; coprecipitación de diversas impurezas; Descomposición o Volatilización parcial del precipitado durante la Calcinación; Carácter higroscópico del precipitado calcinado; reacciones secundarias que se producen simultáneamente con la reacción principal y alteran los resultados de las determinaciones volumétricas; propiedades del indicador utilizado en la titulación, etc. Los errores de método constituyen la causa mas grave de la alteración de los resultados en las determinaciones cuantitativas y son más difíciles de eliminar.

Errores debido a los instrumentos y a los reactivos empleados: En esta categoría se incluyen, por ejemplo, los errores debido a la insuficiente precisión de la balanza o al empleo de recipientes para la medición precisa de volúmenes no calibrados. Forman parte de la misma categoría los errores debidos a la contaminación de la solución con productos de destrucción de vidrio o de porcelana, de los que esta hecha la vasija con que se hace el análisis; errores debido a la presencia en los Reactivos empleados del elemento que se determina o de las sustancias que intervienen en la determinación.

Errores de operación: Esto se debe al cumplimiento incorrecto o poco escrupuloso de las Operaciones analíticas. En esta categoría entran, por ejemplo, un lavado insuficiente de los precipitados, que conduce a un aumento continuo, o, a veces, un lavado excesivo de los mismos que ocasiona perdidas sistemáticas. Los errores de operación son también causados por la calcinación insuficiente o excesivamente prolongada de los precipitados; por el traslado no cuantitativo de los precipitados del vaso al crisol; por el método incorrecto de verter la solución de las Pipetas, etc. los errores operativos son comunes cuando el analista que efectúa la operación es poco experimentado. De hecho, estos son los errores que con mayor frecuencia conecten los estudiantes durante el Proceso de aprendizaje.

Errores personales: Estos errores dependen de la particularidades individuales de cada analista; por ejemplo, de la incapacidad de apreciar con exactitud el cambio de color en una valoración, etc. Entre estos deben clasificarse también los llamados Errores psicológicos, debido a cierta idea preconcebida que tienen frecuentemente los estudiantes. Por ejemplo, durante las pesadas o valoraciones repetidas, el estudiante a menudo no se empeña para elegir entre dos divisiones vecinas de la escala de la balanza o de la bureta aquella que se corresponde mejor a la masa o al volumen que se determinan, sino la que coincide más con las determinaciones precedentes. Se sobrentiende que esto no solo disminuye la precisión de los resultados del análisis, sino que, a veces, puede hacerlos absolutamente inaceptables. Por eso debe tomar como regla ser lo más objetivo posible y no admitir ninguna opinión preconcebida al evaluar los resultados del experimento. Los errores, debido a los instrumentos y a los reactivos empleados, los de operación y personales se pueden tener en cuente y disminuir al mínimo.

Errores indeterminados o accidentales

Así se denominan los errores indeterminados por su valor y signo, que se cometen sin regularidad alguna. Pueden ocasionarlos, por ejemplo, un cambio de temperatura, humedad del aire, pérdidas eventuales de la sustancia, etc.

Los errores accidentales se cometen en toda medición, incluidas cualesquiera determinaciones analíticas, por más cuidadosamente que se realicen. Estos errores se manifiestan en las pequeñas diferencias de los resultados en las determinaciones repetidas de cierto elemento en la muestra dada, efectuadas por un mismo método.

A diferencia de los errores determinados, los indeterminados no se pueden tener en cuenta ni eliminar, introduciendo ciertas correcciones. Sin embargo, es posible disminuirlos apreciablemente, aumentando el número de Determinaciones paralelas. La influencia de los errores indeterminados en los resultados del análisis se pueden tener en cuenta teóricamente, elaborando los resultados obtenidos de una serie de determinaciones paralelas del elemento dado, mediante los métodos de la Estadística matemática.

A fin de disminuir la influencia de los errores accidentales sobre el resultado del análisis, generalmente, en lugar de una se efectúan dos o más determinaciones del elemento que se estudia, en la sustancia dada. Como regla, ninguna de estas determinaciones permite obtener el valor verdadero de la magnitud que se determina, puesto que todas ellas están afectadas por errores. Por esta razón, la tarea del análisis es encontrar el valor más probable de la magnitud que se determina y evaluar la precisión del resultado obtenido.

Fuentes

Zumbado Fernández, Héctor (2004). Análisis químico de los alimentos: métodos clásicos. Ciudad de La Habana: Editorial Universitaria (Cuba). -- ISBN 978-959-16-0253-4 -- 439 pág.