Saltar a: navegación, buscar

Mildiu polverulento

(Redirigido desde «Erysiphe cichoracearum»)
Mildiu polverulento
Información sobre la plantilla
Mildieumpolv1111.jpeg
Esta enfermedad se encuentra presente en la mayoría de los países productores de cucurbitáceas.

Mildiu polverulento. Importante enfermedad causada por el hongo Erysiphe cichoracearum D.C., que llega a causar grandes devastaciones en plantaciones de especies de la cucurbitáceas. Especialmente son muy vulnerables los cultivos de pepino y calabaza. Este hongo presenta una capacidad de diseminación sorprendentemente rápida, pues en pocos días puede arrasar con toda una plantación si no se toman las medidas para controlarlo a tiempo.

Sinónimos

  • Oidium asteris punicei Peck – Anamorfo
  • Podosphaera [Schtdl.] Pollacci – Teleomorfo
  • Oidium cucurbitaceae – Anamorfo
  • Sphaerotheca fuliginea.

Otros nombres

Mildiu polverulento del pepino, Mildiu pulverulento de las cucurbitáceas

Nombre en inglés

Powdery mildew.

Distribución e importancia

Esta enfermedad presenta amplia distribución en todo el país, principalmente en las zonas más cálidas, húmedas y poco ventiladas, donde puede causar serias defoliaciones de forma prematura, impidiendo el normal desarrollo de la planta y mermando sustancialmente los rendimientos. Ambos patógenos son específicos de las cucurbitáceas.

Morfología y biología

S. fuliginea y E. cichoracearum son los hongos más comúnmente asociados con el mildiu polverulento en cucurbitáceas. A nivel mundial, hasta finales de los años 50, E. cichoracearum se consideraba la primera causa de esta enfermedad, mientras que en la actualidad se le da más importancia a S. fuliginea. Un cambio en la incidencia de estos dos hongos puede haber ocurrido por varias causas, aunque es bastante probable que hayan habido errores en la identificación de estos organismos. De hecho, los conidios de estas dos especies son dificiles de diferenciar y los cleistotecios, su cuerpos fructíferos, solo aparecen esporádicamente, lo que ha llevado a confundir en muchas ocasiones a estos hongos. En Cuba, aún se considera queE. cichoracearum es el más importante, aunque no existen estudios recientes que indiquen en que proporción los dos hongos coexisten.

Hojas de calabaza afectadas por Mildiu polverulento (E. cichoracearum)

S. fuliginea es más agresivo que E. cichoracearum, mientras que este último parece desarrollarse mejor con temperaturas más bajas. Estos hongos pueden mantenerse en ausencia del huésped solo en su forma sexuada, las cleistotecas, que como se indica anteriormente aparecen raramente (se forman en la superficie del huésped y son de cuerpo cerrado y oscuro). Por lo tanto, la fuente primaria de inóculo parece ser constituida por los conidios, transportados principalmente por el aire. Éstos se conservan viables durante 7 u 8 días. Puestos en contacto con las hojas del hospedero, los conidios producen haustorios que penetran en las células epidérmicas para alimentarse.

La germinación de los conidios requiere una temperatura entre 15 y 30 ºC, con un óptimo alrededor de los 25 ºC y sin presencia de agua. En estas condiciones se tardan 5 o 6 días desde la infección hasta el desarrollo de los conidióforos en la superficie de la hoja. Los conidios se disponen en cadenas sobre conidióforos cortos y son de forma elipsoidales o cilíndricas. El desarrollo del patógeno se ve favorecido por condiciones climáticas cálidas y humedades poco elevadas. Se disemina fundamentalmente por el aire. La lluvia intensa impide la esporulación.

Taxonomía

  • Reino: Fungi
  • División: Ascomycota
  • Clase: Leotiomycetes
  • Orden: Erysiphales
  • Familia: Erysiphaceae
  • Género: Erysiphe
  • Especie: Erysiphe cichoracearum D.C.

Síntomas y daños

El síntoma más característico es la aparición de pequeñas manchas blancas sobre hojas y tallo, que al aumentar de tamaño se vuelven pulverulentas. El ataque, por lo general, comienza por las hojas más viejas en la parte inferior de la planta. A medida que la enfermedad avanza las manchas pulverulentas van cubriendo las hojas por el haz y por el envés, produciendo su amarillamiento y muerte posterior. Las producciones pueden ser reducidas a causa de una disminución en el número y tamaño de los frutos o por un acortamiento de la cosecha. Además, la disminución en el área foliar puede llevar a una maduración prematura o incompleta de los frutos.

Medidas de control

Agrotécnicas

  • Dar prioridad a las siembras en las regiones más frescas y secas del país.
  • Sembrar variedades resistentes o tolerantes a la enfermedad.
  • Evitar colindancias con otras áreas de diferentes fenologías.

Químicas

Aplicaciones con los siguientes productos: Azufre (cuando las temperaturas sean inferiores a 25 °C), maneb, oxicloruro de cobre, propineb, zineb.

Enlaces internos

Fuente

Martínez González, E.; Barrios Sanromá G.; Rovesti L. y Santos Palma R. Manejo Integrado de Plagas. Manual Práctico. Centro Nacional de Sanidad Vegetal (CNSV), Cuba, 2006.

Enlace externo