Saltar a: navegación, buscar

Fantasía sexual

Fantasía sexual
Información sobre la plantilla
Fantasias-sexuales.jpg
Concepto:Fantasía sexual

Las fantasías sexuales son representaciones mentales creadas por el inconsciente teniendo como tema principal las relaciones sexuales. Se producen de forma voluntaria o involuntaria en nuestra mente. Si bien las fantasías sexuales son poco comentadas con otras personas, o no mencionadas en lo absoluto, son bastante comunes. Éstas comienzan con la pubertad y suelen acompañar al ser humano durante toda su existencia. A pesar de la popular creencia de que el varón es el que tienen mayor actividad sexual y por consiguiente más fantasías sexuales, se ha probado que hombre y mujeres fantasean al mismo nivel, solo que en diferente forma.

Las fantasías sexuales

Masculina

Clasificar las fantasías es un trabajo arduo, su número, tipo y calidad es tan grande como seres vivos puedan crearlas con total libertad y privacidad, muchas nunca se contarán. Las fantasías masculinas suelen centrarse en el control de la situación y en la capacidad sexual. Las más frecuentes son las siguientes:

  • Tener relaciones sexuales con una pareja distinta a la propia.
  • Tener relaciones dentro de un grupo (orgía).
  • Mantener una relación en la que se incluyan escenas violentas como el sadismo o masoquismo, siendo él el que domina a una mujer sumisa que lo consiente y satisface o bien es el que debe obedecer y satisfacer los deseos de otra persona dominante.
  • Tener relaciones sexuales con personas del mismo sexo.
  • Tener relaciones sexuales con parejas anteriores.
  • Hacer el amor en lugar distinto al acostumbrado.
  • Hacer el amor con su propia pareja de manera diferente a como se realiza habitualmente (oral, anal, o de otra manera donde la pareja sea más participativa).
  • Ser objeto de una violación por parte de una mujer.

Femenina

Las fantasías sexuales de las mujeres en muchos casos coinciden con argumentos imaginados por los hombres. Las fantasías femeninas parecen caracterizarse por ser de mayor duración que las de los varones y centrarse en relaciones sentimentales. Las más frecuentes son:

  • Imaginarse mantener relaciones sexuales con otro hombre distinto al habitual (su marido o su pareja).
  • Pensar que está siendo objeto de una violación, ya sea con un hombre o más de uno.
  • Imaginar que se halla violando a un hombre, sometiéndolo a su voluntad.
  • Figurarse que está poseyendo o siendo poseída por otra mujer.
  • Rememorar otras experiencias sexuales mantenidas en el pasado.
  • Mantener una relación en la que se incluyan escenas violentas como el sadismo o masoquismo, siendo ella la que domina a un hombre sumiso que la consiente y satisface o bien es la que debe obedecer y satisfacer los deseos de otra persona dominante.
  • Tener relaciones en un lugar más excitante (piscina, ascensor, baño de un avión, etc).

Tipos de fantasías sexuales

Los tipos de fantasías sexuales más comunes son:

  • Fantasías intimas: Serían con la pareja y cambiarían el lugar de realización de la actividad sexual a otro desconocido, más romántico o simplemente más excitante. También pueden incorporar variaciones sexuales poco habituales en esa relación, como el sexo oral o anal o la masturbación mútua.
  • Fantasías de exploración: en las que el individuo se imagina desde una orgía a una relación sexual con una persona de su mismo sexo; otras fantasías son más íntimas, incluyendo desde besos apasionados a hacer el amor en diferentes lugares.
  • Fantasías impersonales: En las que se mantienen relaciones sexuales con un extraño, se observan otras personas que mantienen relaciones o imaginamos que vemos material pornográfico. Hay que comentar que en ocasiones, las fantasías pueden crear sentimientos negativos de culpa y llegar a inhibir el deseo sexual.
  • Fantasías sadomasoquistas: Son fantasías de juego de poder, donde la excitación se produce por el sometimiento o la dominancia, el dolor esta controlado y la situación también. Si se llevan a cabo suele haber acuerdos entre los miembros de la pareja para parar la situación.

La mayoría de las fantasías son de tipo íntimo, en las que se mantienen relaciones con una persona conocida o con una persona imaginaria, en diferentes lugares y en diferentes posturas.

Normalmente, cada uno de nosotros tiene una o varias fantasías a las que recurre con más frecuencia porque provocan mayor placer, siendo por ejemplo, recuerdos agradables que incluyen desde un beso o una mirada a imágenes de revistas, libros o películas o experiencias no vividas pero que nos gustaría experimentar, de tipo amoroso y romántico pero también de dominio y sumisión, incluso experiencias no aprobadas socialmente.

Las más famosas

Según el psicoterapeuta inglés, Bret Kahr quien ha realizado un estudio sobre fantasías sexuales a 18.000 hombres y mujeres:

  • El 95% de los casos, los participantes no habían desvelado nunca cuáles eran esa fantasía sexuales, ni tan siquiera a su pareja.
  • El 58% de los hombres su imaginación sexual les lleva a tener sexo con más de una mujer.
  • El 28% de las mujeres sueñan con dos o más hombres.
  • El 36% de los hombres fantasea con estar con dos mujeres que mantienen sexo entre sí.
  • El 17% de los hombres sueñan que los graban mientras tiene sexo.
  • El 15% de las mujeres sueñan que los graban mientras tiene sexo.
  • El 43% de los hombres mantendría sexo imaginativo con famosas.
  • El 25% de las mujeres mantendría sexo imaginativo con famosos.

Fuente