Galaxias espirales

De EcuRed
Galaxias espirales
Información sobre la plantilla
Concepto:Son colecciones enormes de miles de millones de estrellas, de las que muchas de ellas se agrupan en forma de disco, con un abultamiento esférico central con estrellas en su interior.
Galaxias espirales , son colecciones enormes de miles de millones de estrellas, de las que muchas de ellas se agrupan en forma de disco, con un abultamiento esférico central con estrellas en su interior. En el disco existen brazos más luminosos donde se concentran las estrellas más jóvenes y brillantes. Estos brazos se despliegan desde el centro en forma de espiral. De ahí el nombre de estas galaxias. Las galaxias espirales recuerdan de algún modo a los huracanes o al agua fluyendo cuando desagua de una vasija. Son uno de los objetos más bellos del cielo.

Contenido

Formación

Las galaxias espirales son objetos complejos con varios componentes: un disco, un bulto y un halo. Los brazos espirales del disco contienen gas, polvo y estrellas jóvenes. El denso bulto en el centro del disco contiene mayormente estrellas viejas, y no contiene gas o polvo. El halo es el hogar de unas cuantas estrellas esparcidas, y de racimos globulares. El halo alberga también la materia oscura de las galaxias espirales.

Las espirales están subdivididas de acuerdo a la apariencia de sus brazos y de la región central. Las tipos Sa tienen una región central grande y brillante y brazos estrechamente enroscados. Las de tipo "Sc" tienen menor región central y los brazos más sueltos. Las de tipo "Sb" son intermedias. Las galaxias espirales pueden tener estructuras tipo barras a través de ellas. Estas galaxias se clasifican como "SB".

Galaxia SO

Existe otro tipo de galaxia denominada "S0", que es morfológicamente una transición entre las espirales verdaderas y las elípticas. Sus brazos espirales están tan enrollados que son indistinguibles. Las galaxias S0 tienen discos de brillo uniforme. También muestran un abultamiento muy dominante.

Estructura

Las galaxias viven juntas en estructuras llamadas racimos. No hay muchas espirales en un racimo, pero son más comunes que las elípticas en las regiones entre los racimos.

La galaxia Vía Láctea, nuestra galaxia y la que aloja las estrellas que se ven en el cielo, es una galaxia espiral y se cree que es barrada. El nombre de «Vía Láctea» procede de una banda de estrellas muy débiles en el cielo. Esta banda es producto de la perspectiva, es decir de mirar desde dentro del plano del disco de la galaxia al resto de esta.

Las galaxias espirales son entidades muy dinámicas. Son cunas de formación estelar y contienen muchas estrellas jóvenes en sus discos. Sus abultamientos centrales tienden a estar hechos de estrellas más viejas, y sus halos más difusos están formados por las estrellas más antiguas del Universo. La formación de estrellas es activa en los discos porque es allí donde se concentran el gas y el polvo, los constituyentes básicos de la formación estelar.

Los telescopios modernos han mostrado que muchas galaxias espirales alojan en su centro agujeros negros supermasivos, cuyas masas pueden exceder miles de millones de veces la del Sol. Se sabe que tanto las galaxias elípticas como las espirales contienen estos objetos exóticos. De hecho, muchos astrónomos creen que todas las galaxias grandes contienen un agujero negro supermasivo en su núcleo. Se sabe que la Vía Láctea contiene un agujero negro en su centro con una masa de varios millones de soles.

Galaxias espirales

Fuente