Saltar a: navegación, buscar

Gallina de Guinea

Gallina de Guinea
Información sobre la plantilla
Guineo.JPG
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Cordados
Clase:Aves de Bandera de Cuba Cuba
Orden:Galliformes
Familia:Numididae
Gallina de Guinea (Numida meleagris). También llamada pintada común o gris, aunque es originaria del Centro y Este de África, se introdujo en el Caribe en el siglo XX como ave de corral por su preciada carne, pero en diferentes regiones de Cuba se ha convertido en animal silvestre, por el trato recibido de personas poco preocupadas en mantener la diversidad de los ecosistemas. Pertenece a la familia Numidae, del orden Galliformes, su nombre común en inglés es Helmeted Guineafowl.

Características

Esta ruidosa ave presenta un plumaje negro o azulado, con manchas blancas, cola corta y puntiaguda. Posee una cresta ósea y la cabeza pelada. Ambos sexos son muy parecidos a primera vista.

Poseen habilidad y destreza para ocultarse entre los pastizales y matorrales donde habitan, cambian de lugar cuando se les maltrata o ataca y se consideran cinegéticas de gran valor para los cazadores.

El guineo cubano pertenece al género Numida Meleagris con tres variedades: blanco, gris y azul, además del guineo criollo.

La gallina doméstica es de mayor tamaño que la silvestre, con el cuerpo rechoncho y la cola pequeña, dirigida hacia abajo. Presenta zonas desnudas de plumas y coloreadas la cabeza y el cuello.

La coloración del plumaje del cuerpo depende de la variedad, generalmente con manchas blancas, la garganta es de color rojizo y la cabeza blanca. Es un ave muy resistente a las variaciones de temperatura y muestran una alta resistencia a las enfermedades, las cuales soportan con más facilidad que las gallinas domésticas.

En cualquier lote de guineos las pérdidas son tres o cuatro veces menores que en los pollos.

Hacen nido sobre hoyos en la tierra, en lugares solitarios y en la maleza abandonada: se alejan para siempre de él cuando algún intruso se acerca o merodea sus alrededores. Son aves poco cluecas, muy inquietas y con tendencia a vagabundear lejos del nido. La incubación dura 28 días, al nacer los primeros polluelos se levantan y con frecuencia se pierden un número considerable de huevos.

La crianza natural de la guinea es la opción más recomendable y rentable. La alimentación, que es uno de los componentes que más encarece cualquier sistema productivo, la puede lograr, generalmente, por si sola. Por eso se procura su crianza en lugares espaciosos y cercanos a las zonas con gran vegetación.

En los sistemas de cría artificial se prefiere el semiconfinamiento, pues con independencia logran su sustento alimentario, el confinamiento absoluto hace que disminuya peligrosamente la resistencia a las enfermedades.

La cría de guineos en sistemas de pastoreo con fuentes alternativas para la alimentación, es otra opción para incrementar el consumo de proteína animal en la comunidad, con pocas inversiones y bajos costos. Su desarrollo posibilita también rescatar y preservar una especie en peligro de extinción.

Hábitat

Requieren zonas con bastante parque o zona libre y un gallinero bien protegido del frí­o y del aire, especialmente durante el invierno.

En zonas libres no deben ser espantadas, pues 'aborrecen' fácilmente su gallinero, retornando a la vida salvaje.

En estado salvaje muestran preferencia por los bosques abiertos y los valles cubiertos de malezas, los árboles y los cañaverales.

Alimentación

Esta especie es más vegetariana que la gallina doméstica. La alimentación varía según la época del año: en primavera se alimenta de insectos, hojas tiernas, diversos frutos, semillas y subproductos de cosechas. Su voracidad puede ser tan grande que llegan a consumir papel, polietileno, alimentos duros y la corteza blanda o jugosa de los árboles.

Enlace relacionado

Véase además

Enlaces externos

Fuentes