Saltar a: navegación, buscar

Ganancia

Este artículo trata sobre Ganancia. Para otros usos de este término, véase Ganancia (desambiguación).
Ganancia
Información sobre la plantilla
Sacos.jpg
Concepto:Beneficio positivo. Incremento de la riqueza o neto patrimonial de la empresa.
Ganancia. Acción y efecto de ganar, esp. en el comercio. En economía, provecho que un individuo obtiene de su propiedad, de su trabajo, etc. En contabilidad, saldo acreedor de la cuenta de ganancias y pérdidas. Ganancias y pérdidas Cuenta en que se anotan las mermas o incrementos que experimentan los bienes del comerciante. Ingreso excedente que recibe el capitalista por su inversión de capital. Forma metamorfoseada de la plusvalía.

La ganancia también es conocida como beneficio económico e implica el resto económico del que un actor se beneficia como resultado de realizar una operación financiera. En pocas palabras, es la proporción entre los ingresos totales menos los costos totales de producción, distribución y comercialización de, un producto o servicio en particular.

Sinónimos

Negocio, utilidad, beneficio, rendimiento, granjería, lucro, logro, usura, provecho, producto, fruto.

  • Utilidad, beneficio y rendimiento se sienten como términos selectos, preferidos en las leyes.
  • Granjería, lucro y logro sugieren avidez en la ganancia y se toman a menudo en sentido peyorativo o como sinónimos de usura.
  • Provecho, producto y fruto son de significación muy general y pueden aplicarse al concepto de ganancia.

Tipos de ganancia

  • Ganancia Mínima: Es aquella que obtienen los capitalistas y que les permite continuar como tales.
  • Ganancia Media: Promedio o cuota general de ganancias que obtienen los capitalistas al invertir igual cantidad de capital.
  • Ganancia Extraordinaria: Es la que obtienen algunos capitalistas encima de la ganancia media.
  • Ganancia Industrial: Aquella que obtienen los capitalistas que tienen su inversión en alguna rama del sector industrial.
  • Ganancia Comercial: La que obtienen los capitalistas que tienen su inversión en la esfera del comercio.

Con la inversión en acciones de bolsa, los accionistas obtiene tres tipos de ganancias o rentabilidades:

  • Plusvalías: Comprar barato, y vender caro. El inversor, espera que al comprar acciones, estas se revaloricen con el tiempo. Si la bolsa sube, sube la plusvalía a la hora de vender los títulos; es decir, sube el precio de mercado de la acción. Si bajan los tipos de interés, crece, y da beneficios.
  • Dividendos: Cuando una empresa distribuye los beneficios, este tanto por ciento a percibir por cada acción se le llama dividendo. Primeramente la empresa debe de tener beneficios, y por otro debe de decidir si distribuye o no los dividendos. Hay empresas que habitualmente distribuyen beneficios y otras que es raro el año que lo proporcionan.
  • Derecho de suscripción preferente: Cuando en una empresa se produce una ampliación de capital emitiendo nuevas acciones, los actuales accionistas tienen derecho preferente sobre la adquisición de nuevas acciones. Si estas acciones se revenden, estos obtendrán una ganancia inmediata. El accionista debe abonar el valor nominal, y en ocasiones una prima que se le llama de emisión. Otras veces si es liberada la ampliación, el inversor no desembolsa ninguna cantidad, y es la compañía quien asume el valor nominal de la acción (Con estos nuevas acciones que le salen gratis, puede el inversor venderlas cuando quiera).

Cuota de ganancia

Proporción de la plusvalía (por lo común, de la masa anual de plusvalía) respecto a todo el capital desembolsado, expresada en tanto por ciento. La cuota de ganancia caracteriza la eficiencia con que se utiliza el capital, la rentabilidad de la empresa capitalista.

La cuota de ganancia es una forma metamorfoseada de la cuota de plusvalía. Encubre la explotación capitalista, pues la ganancia se presenta como generada por todo el capital desembolsado y no por su parte variable. La magnitud de la cuota de ganancia depende de la cuota de plusvalía y de la composición orgánica del capital. Cuanto mas elevada es la cuota de plusvalía o grado de explotación del trabajo asalariado por el capital, tanto mayor es la cuota de ganancia. Como resultado de la competencia entre las diversos ramas de la producción, se establece una ganancia media (general) sobre los capitales de la misma magnitud. Con el desarrollo del capitalismo, crece la composición orgánica del capital y ello hace que la cuota de ganancia tienda a disminuir. A esta tendencia se oponen varios factores (aumento de la explotación de los obreros, economía de medios de producción, etc.). Sobre el aumento de la cuota de ganancia obtenida en un año, influye la velocidad de rotación del capital, de la que depende la cuantía de la ganancia anual. A medida que aumenta o disminuye la velocidad de rotación del capital, se incrementa o se reduce, respectivamente, la cuota de ganancia, el análisis de los factores que influyen sobre la magnitud de la cuota de ganancia muestra que ésta no se crea en la esfera de la circulación, sino durante la producción capitalista, y el incremento de la cuota de ganancia depende de lo que crezca el grado de explotación de la clase obrera.

La ganancia (y su cuota) constituye el resorte propulsor de la producción capitalista. En la cuota de ganancia se reflejan tanto las relaciones antagónicas de clase entre la burguesía y el proletariado, como las relaciones en el seno de la propia clase explotadora, entre sus grupos y personas en la lucha por adueñarse de una parte de la ganancia al repartirla. En las condiciones del capitalismo, cuando impera el capital monopolista, los monopolistas obtienen una elevada ganancia monopolista sensiblemente superior a la cuota media de ganancia.

Cuota media general de ganancia

Cuota igual de ganancia producida por capitales de la misma cuantía independientemente de la rama de producción en que estén invertidos. Equivale a la relación, entre la plusvalía global creada por la obrera y el capital, global anticipado por la clase capitalista e invertido en todas las esferas y ramas de la economía capitalista.

La desigualdad -inherente al capitalismo- que presenta el desarrollo de las empresas y ramas de la economía encuentra su expresión en la diversa composición orgánica del capital. En estas condiciones, capitales de la misma magnitud extraen masas desiguales de plusvalía. En las ramas con baja composición orgánica del capital, siendo iguales los capitales, se producirá mas plusvalía que en las ramas con elevada composición orgánica del capital. Al vender las mercancías por el valor, en las ramas de baja composición orgánica del capital la cuota de ganancia será mayor que la cuota de ganancia obtenida en las ramas de alta composición orgánica. En el proceso de la competencia entre ramas de la producción y como resultado de que los capitales se trasladan espontáneamente de las ramas de producción con baja cuota de ganancia a las ramas en que la cuota de ganancia es elevada, las diferentes cuotas de ganancia se igualan en una cuota de ganancia media (general). La nivelación de la cuota de ganancia hace que las mercancías se vendan en el mercado al precio de producción.

La formación de la cuota media de ganancia significa que la plusvalía se redistribuye entre los capitalistas de las diversas ramas de producción según el principio: a igual capital, igual ganancia. Aunque la cuota media de ganancia surge como resultado de la aguda lucha competitiva entre los capitalistas, expresa, al mismo tiempo, la solidaridad clasista de los capitalistas para aumentar la explotación del proletariado. Cada capitalista está interesado en elevar el grado de explotación no sólo de sus obreros, sino, también, de la clase obrera en su conjunto. En última instancia, la ganancia de cada capitalista es su parte de toda la masa de plusvalía que la clase obrera produce. En esto, escribe Marx,
“tenemos... la prueba matemáticamente exacta de por qué los capitalistas, a pesar de las rencillas que les separan en el campo de la competencia, constituyen una verdadera masonería cuando se enfrentan en conjunto a la colectividad de la clase obrera”

Al desarrollarse la producción capitalista, se eleva la composición orgánica del capital social y la rotación del capital se hace más lenta, lo cual da origen a la ley de la tendencia decreciente de la cuota de ganancia. Los capitalistas procuran contrarrestar la reducción de la cuota de ganancia intensificando la explotación de los obreros. Ello hace que se agudicen las contradicciones entre el proletariado y la burguesía. Bajo el imperialismo, cuando domina el capital monopolista, los monopolios más importantes obtienen una elevada ganancia monopolista, sensiblemente mayor que la cuota media de ganancia.

Ganancia capitalista

Forma metamorfoseada de la plusvalía; aparece coma excedente (ingreso) sobre las inversiones de capital y de ella se apropia gratuitamente el capitalista. La transformación de la plusvalía en ganancia se debe a que el capitalista desembolsa capital no sólo para contratar fuerza de trabajo, sino, además, para adquirir medios de producción, sin los cuales no puede darse el proceso de producción, el proceso en que se crea plusvalía. Por este motivo, la plusvalía presentada de este modo como fruto de todo el capital desembolsado, adquiere la forma metamorfoseada de la ganancia. En realidad, sin embargo, la fuente de la ganancia no comprende a todo el capital, sino únicamente la parte invertida en fuerza de trabajo. La forma de la ganancia encubre el origen real de esta última: la explotación del trabajo vivo por el capital. El que la plusvalía se convierta en ganancia se halla condicionado por el hecho de que la plusvalía sólo se manifiesta efectivamente en el proceso de realización de la mercancía, y lo hace bajo el aspecto de diferencia entre su precio y los gastos capitalistas de producción, es decir, bajo el aspecto de ganancia que después de cada rotación del capital recibe el capitalista. Al poseedor del capital le es indiferente que en su empresa se fabriquen tales o cuales valores de uso; para él sólo una cosa importa: obtener ganancias. Lograr que los capitalistas obtengan ganancias máximas constituye la finalidad determinante de la producción capitalista, su principal motivo. Aquel que, en la carrera tras las ganancias, queda a la zaga, se arruina en la lucha competitiva.

En la época de la libre competencia, los empresarios se contentaban con la ganancia media. En el período del imperialismo, los monopolios, intensificando la explotación de los trabajadores de sus países, expoliando a los pueblos de los países dependientes y atrasados recurriendo a la militarización de la economía y a la guerra, y también apropiándose de parte de las ganancias de los empresarios no monopolizados, extraen superganancias monopolistas. En la sociedad socialista la ganancia es el ingreso neto de la sociedad creado por el trabajo adicional de los trabajadores de la producción material.

Ganancia del empresario

Parte de la ganancia media obtenida con capital tomado a préstamo; se apropian de ella los capitalistas industriales y comerciales. Con el fin de obtener mayores ganancias, los capitalistas, para ampliar la producción, no sólo utilizan su propio capital, sino, además, capital de préstamo, que obtienen de otros capitalistas que disponen de un excedente monetario. Dicho capital se destina a la compra de medios de producción y de fuerza de trabajo. Explotando el trabajo asalariado, el capitalista extrae plusvalía que adopta la forma transfigurada de ganancia. Cuando el capitalista utiliza en la producción capital de préstamo, ha de entregar parte de la ganancia al prestamista. En consecuencia, la ganancia se divide en dos partes: la ganancia del empresario, de la que se apropia el capitalista industrial o comercial, y el interés, del que se apropian los capitalistas que han prestado el dinero. La división de la ganancia en ganancia del empresario e interés encubre la explotación capitalista, y desfigura la naturaleza real de estas partes de la plusvalía. Por otra parte, esta división de la plusvalía da origen a determinadas contradicciones entre los capitalistas que prestan el dinero y los que lo emplean, pues dentro de unas magnitudes dadas de ganancia, la del interés y la del empresario, se encuentran entre sí en relación inversa: cuanto más elevado es el interés, tanto menor resulta la ganancia del empresario, y viceversa. No obstante, esta contradicción no elimina la comunidad de intereses de clase de ambos grupos de capitalistas: tanto los capitalistas que prestan el dinero como los que lo emplean están interesados en aumentar la plusvalía, es decir, en intensificar la explotación de la clase obrera.

Economía y finanzas públicas

Desde sus comienzos, la Ciencia Económica se ha ocupado del problema de determinar en qué consiste la ganancia, es decir, a qué debe atribuírsela y de dónde proviene. Las soluciones han sido diversas según las escuelas económicas o las aproximaciones teóricas que se hayan adoptado.

La Ganancia es el objetivo básico de toda Empresa o firma que debe hacer uso, por lo tanto, de la combinación óptima de Factores Productivos para reducir sus Costos lo más posible, atrayendo a la vez a los demandantes de los Bienes o servicios que produce para vender éstos al mayor Precio obtenible.

En todo caso, las concepciones modernas acerca del problema no definen a la ganancia como una categoría de Renta diferente de las demás e insisten, de un modo u otro, en su relación con el riesgo y la Incertidumbre de las actividades económicas.

  1. Valor del Producto vendido, descontando el Costo de los insumos y la Depreciación, pagos a los factores contratados, tales como salarios, intereses y arriendos. Por lo tanto, la ganancia es la retribución implícita a los factores aportados por los propietarios de la Empresa.
  2. Valor del Producto neto vendido menos los pagos a todos los Factores Productivos, incluyendo el Costo de oportunidad de los factores aportados por los mismos propietarios de la Empresa. En este concepto, la ganancia es la compensación al propietario por su iniciativa y esfuerzo en asumir el riesgo.
  3. Utilidad, provecho o Beneficio de orden económico obtenido por una Empresa en el curso de sus operaciones.
  4. la diferencia entre el Precio al que se vende un Producto y el Costo del mismo.
  5. Beneficio, lucro o provecho que se obtiene de la realización de un trabajo o actividad. Más específicamente, en las actividades comerciales es el beneficio obtenido como diferencia del precio de compra de un producto y el precio de venta.
  6. retribución que el Empresario obtiene por su Trabajo, que deriva de la espera o de la abstinencia, o que es la recompensa que se obtiene cuando se asume el riesgo de invertir Capital en actividades productivas.
  7. Lo que se gana, particularmente dinero. Diferencia entre los ingresos de una empresa y el conjunto de las cargas ligadas a la producción y venta de sus bienes y servicios.

Consecuencias

La búsqueda de la ganancia resulta decisiva en el crecimiento de la economía, obliga a las empresas a buscar la mayor Rentabilidad posible, incorporando incesantemente los adelantos tecnológicos disponibles y tratando de hacer uso de todas las Economías de Escala existentes, para situarse así en la frontera de Eficiencia de la producción. Permite, por otra parte, que nuevo Capital de riesgo se incorpore al Mercado, pues la Demanda latente de los Consumidores estimula la generación de Bienes y servicios que, cuando satisfacen tal Demanda, producen una Ganancia al Empresario.

Del mismo modo, la ausencia de Ganancias o una disminución recurrente de las mismas permite orientar la labor de las empresas hacia las áreas que tienen mayor interés para los Consumidores. La Empresa que no se adecua a la Demanda se ve primero marginada y luego expulsada del Mercado, pues la ausencia de Ganancias obliga a la misma a retirarse frente a la Competencia o a emprender nuevas y diferentes actividades.

Fuentes