Saltar a: navegación, buscar

Gilbert Newton Lewis

Gilbert Newton Lewis
Información sobre la plantilla
GilbertN.Lewis.jpeg
NombreGilbert Newton Lewis
Nacimiento23 de octubre de 1875
Weymouth, Massachusetts, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Fallecimiento23 de marzo de 1946
Berkeley, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
OcupaciónCientífico e investigador
TítuloDoctor en ciencias.

Gilbert Newton Lewis. Uno de los más grandes químicos norteamericanos del siglo XX.

Síntesis biográfica

Nacio el 23 de octubre de 1875 en Weymouth, Massachusetts, Estados Unidos.

Trayectoria

Aprendió a leer a la edad de tres años. Se mudó a Lincoln, Nebraska, cuando tenía 9 años. Tuvo educación hogareña hasta esa edad y de escuela pública entre los 9 y los 14, momento en el cual ingresó en la Universidad de Nebraska para, tres años más tarde comenzar a estudiar en la Universidad de Harvard donde mostró interés por la economía pero se concentró en química, obteniendo su bachillerato en 1896 y su doctorado en 1898.

Principales aportes

A pesar de sus numerosas investigaciones dentro del campo científico, Lewis se hizo especialmente famoso por su teoría sobre los enlaces químicos y por su definición de ácido y base. En 1916 Lewis promulgó una teoría sobre determinados enlaces químicos denominados "enlaces covalentes", que se generan entre elementos no metálicos que presentan cuatro o más electrones de valencia, sin llegar a ocho. Las investigaciones de Lewis serían profundizadas y divulgadas por Langmuir alrededor de 1923.

Esta teoría se basaba en el ordenamiento de los electrones en torno al núcleo. Para el hidrógeno, que como máximo puede tener dos electrones rodeando al núcleo, el enlace entre dos átomos resultaba de la compartición de un par de electrones que son aportados por los dos átomos. Según Lewis, las teorías del enlace covalente para el átomo de hidrógeno eran válidas y generalizables para el resto de los átomos.

Los átomos multielectrónicos pueden compartir electrones de valencia para formar enlaces covalentes y completar su octeto electrónico.El enlace covalente puede ser sencillo, si los átomos sólo comparten un par, doble si comparten dos pares de electrones, y triple si son tres pares los compartidos. También entre átomos diferentes se pueden formar estos enlaces, respetando siempre la regla del octeto.

Los fundamentos de la teoría de Lewis sobre los ácidos y las bases ya habían sido establecidos en 1923, pero las ideas permanecieron latentes hasta que fueron enunciadas de nuevo en 1938 por este profesor y difundidas por sus discípulos. Según esta teoría, ácido es cualquier molécula, radical o ión en el cual la agrupación electrónica normal (en general ocho electrones en el nivel más externo) alrededor de uno de sus átomos está incompleta.

El átomo puede aceptar así un par o varios pares electrónicos. Consecuentemente, una base es una sustancia que puede ceder un par de electrones a otro átomo para completar la agrupación electrónica normal de este último. Así cualquier equilibrio que satisfaga las condiciones anteriores puede considerarse como un equilibrio ácido-base.

La teoría de Lewis se basaba en la suposición de que la esencia de las interacciones químicas radica en la formación de octetos electrónicos alrededor de los átomos. Sin embargo, esta teoría no es universal, ya que se conoce un gran número de casos donde la formación de un compuesto no está relacionada con la formación de un octete estable.

Lewis también llevó a cabo investigaciones en el campo de la termodinámica química, basándose en las ideas de Gibbs sobre la evolución de las reacciones químicas y la predicción de su comportamiento. Se le considera uno de los grandes impulsores de la química del siglo XX

Su pensamiento se adelantó siempre a su tiempo y sus teorías han tenido profunda influencia en la química. Sus ideas sobre el enlace químico han influenciado decisivamente los conceptos modernos sobre este tema. Lewis fue uno de los primeros en reconocer que los efectos energéticos proporcionan una base para predecir las reacciones químicas que pueden ocurrir.

De esta forma, logró la atención de los químicos sobre la importancia de la termodinámica. Su libro sobre este tema, publicado en 1923, ha llegado a ser una obra clásica en la literatura química. Publicó mas de 150 artículos de investigaciones sobre temas que van desde las fases del azufre a la mecánica cuántica.

Para G. N. Lewis, la experimentación química fue un deleite. A lo largo de su destacada carrera trabajo continua y activamente en el laboratorio sin llegar a agotar la emoción de los nuevos descubrimientos. Fue siempre partidario de los experimentos sencillos y directos, y obtuvo muchos de sus importantes descubrimientos con unos pocos tubos de ensayo y algunos simples productos quimicos.

Su entusiasmo y ardiente interés por la química fueron extraordinarios, y algunos de sus discípulos llegaron a ser científicos notables. Lewis eliminó virtualmente los cursos para graduados, sustituyéndolos por discusiones abiertas en los seminarios de investigación, invitó a sus colegas a desarrollar su pensamiento crítico, a poner en discusión sus propias ideas y a agradecer las críticas procedentes de otros.

Muerte

G. N. Lewis murió el 23 de marzo de 1946 a los 70 años de un ataque cardíaco mientras se encontraba trabajando en su laboratorio en Berkeley en el laboratorio que el tanto amo, rodeado de los aparatos y los libros que fueron los instrumentos de su trabaio.

Se le debe el estudio de los electrones periféricos de los átomos, del que dedujo en 1916 una interpretación de la convalecencia; propuso en 1926 el nombre de fotón para el cuanto de energía radiante. Hoy es recordado y respetado por los químicos de todo el mundo.

Fuentes