Saltar a: navegación, buscar

Golpe de Estado al presidente Jacobo Arbenz

Golpe de Estado al presidente Jacobo Arbenz
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo
Fecha:27 de junio de 1954
Lugar:Bandera de Guatemala Guatemala
Descripción:
Se produce un golpe de estado al presidente de Guatemala organizado por la CIA
País(es) involucrado(s)
Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos, Bandera de Cuba Cuba
Ejecutores o responsables del hecho:
Estados Unidos

Golpe de Estado al presidente Jacobo Arbenz Guzmán. El 27 de junio de 1954 el presidente Jacobo fue derrocado por un golpe de estado orquestado y financiado por la CIA, que lo sustituyó por una brutal dictadura militar.

Preparación del golpe

El presidente Jacobo Arbenz Guzmán nunca habló de pasar al socialismo, sus enemigos lo tildaron de comunista y de seguir las premisas de Moscú, también lo acusaron de que constituía un mal ejemplo para los demás países latinoamericanos.

La United Fruit Company -empresa en la que tenían intereses personales el secretario de Estado del gobierno estadunidense, John Foster Dulles, y su hermano Allen, entonces director de la CIA y los bancos colaboraron con la CIA para proteger sus intereses en el país convenciendo a la administración estadounidense de que Arbenz era un comunista, o por lo menos socialista. La operación tuvo un nombre elocuente: Operación Éxito.

El presidente Arbenz había nacionalizado 390 mil hectáreas de la empresa, para iniciar la única reforma agraria que ha tenido Guatemala en su historia. El 19 de febrero de 1954, la CIA comienza la Operación WASHTUB, un plan para plantar armas soviéticas falsas en Nicaragua que demostrarían los nexos de Guatemala a Moscú.

En mayo de 1954, armas checoslovacas arriban secretamente a Guatemala a bordo del barco sueco Alfhem. El manifiesto del buque esta falseado asimismo como su carga. Estados Unidos toma esto como prueba irrefutable de los nexos de Arbenz con los soviéticos. Los checoslovacos suministraron un arsenal de armas nazis de la Segunda Guerra Mundial, por un pago efectivo hecho por la CIA.

El presidente estadounidense Eisenhower, citando la posibilidad del comunismo, se enfrentó a Árbenz. Ésta fue durante la guerra fría la excusa estadounidense para provocar golpes militares en Latinoamérica. El gobierno de Árbenz denunció el complot internacional para quitarlo del poder. Decretó entonces la suspensión de las garantías constitucionales y comenzó una persecución a los opositores del gobierno.

Sucesos

Con el apoyo de los Estados Unidos, el Teniente Coronel guatemalteco Carlos Castillo Armas invadió su propio país con tropas pertrechadas por Estados Unidos. La invasión fue respaldada por cuatro aviones norteamericanos que ganaron la guerra psicológicamente. Árbenz no contó con el apoyo del ejército, por el hecho de que los había marginado co-gobernado y siendo influenciado por el Partido Guatemalteco del Trabajo PGT (Comunista).

El 25 de junio se envió un ultimátum a Arbenz para renunciar, el pueblo en lugar de atemorizarse le pidió armas y el presidente ordenó entregarlas a las organizaciones populares pero el jefe de las Fuerzas Armadas ya lo había traicionado, después de una conferencia de ministros de relaciones exteriores, ardían en llamas poblaciones al oriente del país y eran atacados barrios céntricos de la capital, en Puerto Barrios fueron fusilados 12 dirigentes sindicales de UFCO. La embajada de EEUU planteó un segundo ultimátum a Arbenz. Toda esta operación llegó a su fin cuando la noche del 27 de junio de 1954, es obligado el presidente a renunciar a la presidencia y a exiliarse.

El presidente renuncia el 27 de junio de 1954, con la intención de detener la agresión armada, iniciada 10 días antes desde territorio hondureño, por un grupo de paramilitares apoyados por Estados Unidos.

El embajador estadounidense tuvo a Guatemala en sus manos, estableció una junta de gobierno a la que entregó una lista larga de "comunistas" para matar, como la junta se negó la depuso e instituyó otra. Pronto Carlos Castillo Armas fue declarado presidente de la república consumándose el golpe de estado.

Consecuencias

Fue la primera intervención directa de la CIA en América Latina. El golpe de estado contra Arbenz y el pueblo trabajador guatemalteco además de permitir mantener intactos los intereses del imperialismo y de la oligarquía, inauguró un prologado periodo de décadas de terror sangriento contra trabajadores, campesinos pobres, estudiantes, etcétera, que dejó un saldo de cuando menos 200 mil asesinatos y desaparecidos políticos. Washington no solo impuso el nuevo gobierno militar, y lo armó, sino que además le señaló una lista de personas que debían ser eliminadas de inmediato.

Fuentes