Guión de Televisión

De EcuRed
Guión de Televisión
Información sobre la plantilla
Concepto:Guión hecho para los programas televisivos.

Guión de Televisión. Es el guión que se hace para la televisión, puede estar definido para impedir errores durante la ejecución de un programa de televisión o poseer frases que se le van incrementando durante la transmisión de este.

Contenido

Inicios y actualidad

Cuando la televisión se hacía totalmente en vivo, el guión tenía que cumplir diversos requisitos operativos y funcionales que nadie discutía:

  • Tenía que estar redactado en un lenguaje sintético y suscinto, lo suficientemente breve como para que a un golpe de vista el director pudiera llevarse la idea de lo que debía hacer.
  • Tenía que dejar bien definida la letra del texto para que los técnicos, musicalizadores y operadores, pudieran conocer con exactitud en qué momento debían abrir o cerrar una llave de audio o hacer un ponche de cámara.

En los casos en que el guión permitía la improvisación, entonces debían definirse las reglas del juego, como pronunciar una frase exacta a la que aparecía en el guión para hacer el corte. Sin embargo, en la medida en que el videotape se fue incorporando a los estudios de TV y la tecnología se hizo accesible, comenzaron a variar los conceptos del guión televisivo.

Ahora se puede improvisar libremente y luego eliminar lo indeseado, o simplemente terminar en el punto apropiado, aprovechando una pausa en la entonación del discurso para un buen resultado final. El surgimiento del video originó el guión estilo papalote, con entera libertad imaginativa por parte del realizador, que podía echar a volar su fantasía sin temor a problemas de producción.

El guión de televisión en nuestros días se debate entre estas dos posiciones extremas:

  • Los que defienden la camisa de fuerza alegando mayor seguridad y control de la producción
  • Los que defienden el papalote en aras de una mayor libertad creativa y artística.

Tomar partido en pos de uno o del otro solo puede hacerse si se analiza casuísticamente el tipo de programa, las exigencias del argumento, los rigores de la producción y lo que es más importante: las condiciones personales del realizador. Aunque para ser justos, un estilo o el otro no determina en la calidad del resultado final o en las condiciones y el talento de los realizadores: en ambos pueden surgir obras maestras o grandes desastres. [1]

Tipos de guiones de TV

Pudieran existir tantos tipos de guiones como directores o colectivos de trabajo hubiese, pero suelen emplearse guiones tipos para facilitar el entendimiento de los profesionales del medio.

La clasificación más frecuente que se conoce es la que contempla:

  • El guión literario
  • El guión de valoraciones
  • El guión de secuencia
  • El guión técnico

Guión literario

Por lo general no tiene indicaciones técnicas de ninguna naturaleza sino que se limita al trabajo monotemático del contenido o a la sinopsis de la obra dramática. Puede ser usado como primer paso o requisito operativo antes de emprender cualquier otro y no tiene un formato específico de realización sino que puede hacerse arbitrariamente de acuerdo con las necesidades o estilo del argumentista.

Guión de Valoraciones

Es imprescindible para quienes realizan materiales informativos, documentales culturales, programas científicos o didácticos pues solamente él asegura el rigor, la precisión, la exactitud y la estricta organización del tema.

Para hacer un guión de estos, primero se hace un guión literario como fuente de información preliminar y más adelante se comienza a descomponer el contenido en epígrafes y subepígrafes.

Guión de Secuencias

Llamado también escaleta admite que la improvisación de los conductores o animadores o las entrevistas que se realizarán en el trabajo, cambien de forma impredecible el texto prefijado. Se usa también en el periodismo investigativo.

Este guión puede resumir el orden en que van los invitados, las preguntas que se van a hacer e incluso acotar los temas que no deben dejar de tratarse. Incluye además, las indicaciones de entrada y salida de los spot, de los segmentos de videotape, telecine o materiales prelaborados y sólo es recomendable si los realizadores tienen un gran dominio de los contenidos, buena capacidad de improvisación y una cultura general extensa.

Guión técnico

Es la forma más usual del guión de televisión o video: la expresión escrita del programa. Quien conoce la nomenclatura técnica puede llegar a conformar casi perfectamente en su mente la idea del programa.

La escritura se realiza en dos columnas una de las cuales (izquierda) se dedica al video y la otra (la derecha) a la banda sonora que indica si la persona que habla está en ON (en cámara) o en OFF (fuera de cámara) y si tiene música debajo o algún efecto de sonido. La incidental es seleccionada libremente por el musicalizador en coordinación con el director.

En el guión técnico los textos aparecen redactados tal y como van a ser leídos por el personaje o locutor. Están hechos para ser oídos, no para ser leídos.

Algunos escritores van directamente a la elaboración del guión técnico sin pasar por el literario o el de secuencias pero eso sólo se puede hacer cuando hay una gran experiencia o cuando las etapas anteriores no han sido plasmadas en un papel pero se realizaron los esquemas mentales a manera de borradores en la imaginación del autor.

El story board

Algunos especialistas no lo consideran como un guión de televisión sino como un recurso de la animación gráfica o del cine pero en la actualidad gana muchos defensores el uso de esta expresión técnica de la idea, especialmente con el advenimiento de los videoclips, los spots de promociones y mensajes, la animación computarizada y la importancia artística y comunicativa que adquiere cada vez más la presentación y despedida de los programas.

Esta técnica asegura el uso óptimo de los recursos y el diseño exacto de cada escena, de manera que cuando se inicia la producción todo está definido y conveniado y se reduce así considerablemente el tiempo de filmación.

Evaluación de un guión de TV

Cada cual podría evaluar un guión como bueno o malo desde puntos de vista muy diferentes, incursionando para ello en sus criterios de valor, tanto en lo estético como en lo técnico. No obstante hay cualidades generales que se deben respetar y nos pueden servir de técnica o metodología para considerar la calidad de un guión televisivo.

Profundidad

Implica que debe ser profundo y exhaustivo. No se reducirá a mostrar sino a analizar, a penetrar en la esencia de los conflictos y problemas.

Originalidad

Aunque no hay nada nuevo bajo el sol la riqueza de un guión está en hacer que todo, por conocido que sea, parezca como nuevo ante los ojos de los televidentes. Decirlo diferente.

Organicidad

Es cuando el guión toma la forma de un sistema orgánico, completo, que supera en sí mismo la suma de todas sus partes. Con ella se consigue el efecto integrador de un guión.

Progresión

Esta depende de la técnica empleada en el guión: ficticia o documental y considera tres elementos esenciales: el ritmo, la velocidad y el tiempo empleado o decurso.

  • Velocidad es la cantidad de información por unidad de tiempo, la menor o mayor compactación del texto, de las imágenes, de los ejemplos y propuestas.
  • El ritmo es la cadencia de la narración. Variaciones violentas del ritmo ocasionan la impresión de un “bache”. Aceleraciones, producen la idea de que se atropella todo porque falta tiempo. El ritmo puede ser bueno aunque la velocidad sea inadecuada.
  • El decurso es el cociente entre el tiempo empleado en contar algo y el que el sujeto necesitaría para asimilarlo. Para el decurso correcto juega un importante papel la apreciación y experiencia comunicativa del realizador. Las reacciones también dependen considerablemente del nivel intelectual, las experiencias previas del sujeto, la aptitud psíquica en el momento de la comunicación, como el cansancio, la hora del día, el agotamiento intelectual, entre otros.

Estructura

Es la manera de narrar la historia a partir de todos los elementos. Puede ser lineal, paralela (con varias acciones a la vez) o con el flash backs hacer regresiones al pasado o ir al futuro. Una forma usual es la línea narrativa central y hacer disgresiones ocasionales para regresar al tema central. Una estructura demasiado compleja puede hacer igualmente incomprensible los mensajes.

Interés

En la televisión el público puede fijar voluntariamente su atención sólo por unos 3 minutos aproximadamente. Es requisito indispensable de todo buen guión elevar constantemente el punto de interés sobre el tema para renovar también el punto de atención. Hay muchas formas de atraer el interés pero las más usuales son el uso de cortinas musicales, efectos sonoros que subrayen o creen suspenso, textos con recursos atractivos, efectos visuales digitalizados, mostrar elementos desconocidos para el público, novedosos, cambiar voces en la narración. Mantener todo el tiempo el interés por lo que se cuenta es una cualidad muy escasa entre los comunicadores pues requiere oficio e iniciativa. [2]

Véase también

Referencias

Fuente

Aróstica Toledo, Bárbara. Propuesta de actividades para la elaboración de guiones de radio y televisión en la asignatura Comunicación audiovisual. Centro Universitario de Sancti Spíritus José Martí Pérez