Herida

De EcuRed
Herida.
Información sobre la plantilla
Concepto:Las heridas son roturas de los tejidos, provocadas por un agente traumático.
Heridas. Son las lesiones más comunes y que todo el Mundo sufre alguna vez en la vida. En esta ocasión se quiere que se aprenda fundamentalmente los tipos de heridas que existen y como brindar los primeros auxilios ante una determinada situación.

Contenido

Clasificación de las heridas

Las heridas son roturas de los tejidos, provocadas por un agente traumático. En las heridas puede estar solamente afectada la piel o pueden estarlo también los tejidos subyacentes. Las heridas se clasifican en:

  • Heridas abiertas: En este tipo de heridas se observa la separación de los tejidos blandos. Este tipo de herida tiende a infectarse fácilmente.
  • Heridas cerradas: Son aquellas en las que aparentemente no hay lesión, sin embargo, la hemorragia se acumula debajo de la piel, en cavidades o viceras. Aunque, aparentemente no ha sucedido nada, las lesiones internas pueden ser de gravedad.

Este tipo de lesiones deben ser tratadas por un médico inmediatamente.

  • Heridas simples: Son heridas que afectan la piel, sin ocasionar daño en órganos importantes como: rasguños, heridas pequeñas, arañazos.
  • Heridas complicadas: Son heridas extensas y profundas con hemorragia abundante; generalmente hay lesiones en músculos, tendones, nervios, vasos sanguíneos, órganos internos y puede o no existir perforación visceral.
  • Heridas por el tipo de objeto: Es importante determinar el objeto o la acción que causo la herida, de esta forma será mucho más fácil saber el tipo de atención que requiere el herido.
  • Heridas cortantes: Producidas por objetos con extremos filosos como latas, vidrios, cuchillos, que pueden seccionar músculos, tendones y nervios. Los bordes de la herida son limpios y lineales, la cantidad del sangrado depende del lugar y la cantidad de los vasos sanguíneos lesionados.
  • Heridas punzantes: Son producidas por objetos puntiagudos, como clavos, agujas, anzuelos o mordeduras de serpientes. La lesión es dolorosa, el sangrado puede ser escaso y el orificio de entrada es poco notorio; es considerada la más peligrosa porque puede ser profunda, haber perforado vísceras y provocar hemorragias internas. Son heridas de fácil infección, ya que la limpieza de la herida se dificulta o no es atendida como debe ser. Una complicación común es el tétanos.
  • Heridas cortopunzantes: Producidas por objetos agudos y afilados, como tijeras, puñales, cuchillos, o un hueso fracturado.
  • Heridas laceradas: Producidas por objetos que tienen bordes filosos e irregulares como los de un serrucho o el borde de latas. El tejido se desgarra.
  • Heridas por armas de fuego: Producidas por pistola; por lo general el orificio de entrada es pequeño, redondeado, limpio y el de salida es de mayor tamaño, la hemorragia depende del vaso sanguíneo lesionado; puede haber fractura o perforación visceral, según la localización de la lesión.
  • Raspaduras, excoriaciones o abrasiones: Es la producida por un roce de la piel sobre superficies duras. Son los clásicos raspones, producidas en caídas. Este tipo de herida es dolorosa, hay sensación de ardor, el sangrado es escaso. Sin la limpieza y atención adecuada se puede infectar con facilidad.
  • Heridas contusas: Producidas por piedras, palos, golpes de puño o con objetos duros. Hay dolor e inflamación.
  • Amputación: Es la pérdida parcial o completa de una extremidad omo: un dedo, una mano, un brazo, pie, etc.
  • Aplastamiento: Cuando las partes del cuerpo son atrapadas por objetos pesados. Pueden incluir fracturas óseas, lesiones a órganos externos y a veces hemorragias externa e interna abundantes.
  • Moretón: Es el daño a los tejidos blandos y vasos sanguíneos por debajo de la piel. El tejido pierde su color y se inflama. Inicialmente la piel sólo se ve roja ; pero con el tiempo se vuelve de color morado ó rojo oscuro. Un moretón grande o muy doloroso es señal de un daño severo a los tejidos.

Los síntomas o signos de las heridas son los siguientes:

  • Rotura de la piel, que varía según el tipo de herida.
  • Dolor.
  • Hemorragia, que depende en parte de los órganos y vasos sanguíneos afectados.

Primeros auxilios ante una herida

Heridas leves

  • Si la herida es en la mano, procura inmediatamente quitar anillos, pulseras u otros objetos que puedan obstruir la circulación sanguínea.
  • Lávate las manos con agua y jabón, antes de iniciar los primeros auxilios.
  • Limpia la herida con agua limpia y jabón, después con un desinfectante, limpia los extremos cercanos a la herida, evita que el desinfectante entre en la herida.
  • Evita poner pomadas o polvos antibióticos.
  • Si la herida no sangra la puedes dejar descubierta, siempre y cuando no sea expuesta a factores infecciosos. También puedes cubrir la herida con una gasa estéril, puedes fijarla con una venda (no apretada), o con cinta médica adhesiva.
  • Cambia la gasa diariamente, observa si la piel presenta inflamación, enrojecimiento o dolor. Si este es el caso, comunícate con tu médico para que te recete el medicamento adecuado.

Heridas graves

  • Por lo general una herida grave requiere de atención médica urgente, trata de localizar ayuda médica de inmediato y prosigue con los primeros auxilios.
  • Procura guardar la calma ante el herido.
  • Lo primero que debes hacer es evaluar el tipo de herida
  • Tomar signos vitales.
  • Tratar de detener la hemorragia y prevenir el estado de shock.
  • Cubre la herida, de preferencia con gasa estéril o de no contar con ella, utiliza el trapo más limpio que encuentres.
  • Cuando la herida fue causada por un cuchillo, picahielos, etc. y el objeto aún está clavado en el cuerpo, por ningún motivo lo saques, debes tratar que el objeto se mueva lo menos posible, puedes improvisar una especie de dona con tela o gasas y fijarla a la piel.
  • No des de beber nada a la víctima.

Herida por arma de fuego

La dirección que tomó la bala dentro del cuerpo es impredecible a simple vista, pero siempre hay que pensar en órganos dañados, fractura de huesos, etc.

  • Las heridas de bala deben ser atendidas de inmediato por un profesional médico.
  • Revisa el lugar de la herida y procura detener el sangrado con un trapo, gasa limpia.
  • Acuesta a la víctima de espaldas con las piernas recogidas (flexionadas), colocando cojines debajo de las rodillas.
  • Toma signos vitales
  • Evita el estado de shock (ver shock)
  • Mantén a la víctima acostada y cubierta con una manta, mientras llega la ayuda médica profesional.
  • No des de beber nada.
  • Si la herida es en una extremidad (brazo, pierna), cubre la herida, entablilla y traslada al herido a un centro médico.

Heridas de cara y cráneo

Generalmente estas heridas son causadas por un golpe, una caída, un accidente automovilista; este tipo de heridas, por lo general, sangran mucho debido a la vascularización de la zona.

A veces hay hundimiento del hueso y se observan sus bordes, hay salida de líquidos, hemorragia por oídos y nariz. La víctima puede manifestar tener visión doble, presentar vómito, cosquilleo, adormecimiento o parálisis de la cara.

  • Procura recostar a la víctima y tranquilizarla.
  • Limpia la herida con una gasa y agua limpia o suero fisiológico, no uses desinfectantes.
  • Cubre la herida con una gasa, o tela limpia, evita ejercer presión sobre la herida, ya que puede haber fractura con hundimiento del hueso.
  • Procura mover lo menos posible a la víctima, para evitar mayores lesiones en caso de fractura de cráneo o cuello, procura inmovilizar a la víctima con un collarín ortopédico.
  • Cuando la herida está en un ojo o en ambos, no trates de quitar el objeto clavado, simplemente cubre los ojos con un vaso desechable o algo similar y trata de fijarlo con una venda, y busca ayuda médica profesional de inmediato.

Herida por anzuelo

  • En este tipo de heridas, lo indicado es observar la profundidad del anzuelo.
  • Nunca trates de jalar el anzuelo.
  • Si la punta salió por otro extremo, lo conveniente es cortar el extremo puntiagudo con unas pinzas o alicatas limpias, y retirar el anzuelo por el lugar por donde entró. Si puedes cortar ambos extremos del anzuelo, lo puedes sacar por cualquiera de los lados.
  • Lava y desinfecta la herida.
  • Si la herida fue muy profunda y sangra mucho, busca ayuda médica profesional.

Levantamiento de piel

En este tipo de heridas, se ve claramente, una porción de la piel levantada.

  • No laves la herida
  • Intenta colocar la piel nuevamente en su lugar, cubre la herida con una gasa.
  • Si el sangrado es importante, puedes aplicar un poco de presión con una venda ancha, para detener la hemorragia.
  • Aplica frío local y busca ayuda médica profesional, tal vez sea necesario poner algunos puntos de sutura para cerrar la herida.

Aplastamiento

  • Pide ayuda de inmediato.
  • Procura,con ayuda de otra persona tratar de retirar el peso lo más rápido posible.
  • En este tipo de emergencias, es de suma importancia el tiempo que la víctima estuvo aplastada, toma el tiempo de la hora del accidente (si te es posible), y la hora en la que retiraron el peso.
  • Controla las hemorragias graves y cúbrelas con un trapo limpio.
  • En caso de haber fracturas procura inmovilizar la zona o completamente a la víctima.
  • Tomsignos vitales y procura que la víctima no caiga en hock.

Complicaciones como consecuencias de las heridas. Hemorragias

Se llama hemorragia a la salida de la sangre de los vasos que la conducen. Las hemorragias, en su mayor parte, son de origen traumático, sin embargo, se pueden presentar hemorragias de tipo no traumático en el curso de algunas enfermedades, que llegan a producir roturas vasculares (tumores, úlceras de estómago, várices, enfermedades infecciosas, etc.) y, por último, en un tipo de enfermedad en que la sangre sufre alteraciones en su coagulación.

Las hemorragias se dividen de acuerdo con los vasos lesionados en:'

  • Hemorragia capilar: aquella hemorragia que se produce cuando la incisión afecta los tejidos y secciona los vasos de pequeño diámetro, tanto arteriales como venosos; en estos casos, la sangre brota de los bordes de la herida, llamándose hemorragia en sábana.
  • Hemorragia arterial: es la que se produce al lesionarse arterias de mediano o grueso calibre, entonces la sangre sale de color rojo intenso, en chorros intermitentes; rojo oscuro azulado y sale resbalando de una manera continua.
  • Hemorragias externas, internas y subcutáneas (debajo de la piel).

Síntomas de una hemorragia

El síntoma más visible de la hemorragia es la propia pérdida de sangre. Pero en las hemorragias exteriores muy profundas o en las internas pueden presentarse alteraciones generales muy particulares, constituyendo el cuadro clínico del llamado shock hemorrágico.

Se presenta palidez de la piel, la cual está a su vez fría, la mucosa de los labios blanquecinas, pulso rápido pero de un latido muy débil, respiración lenta y superficial, y a veces entrecortada como si le faltase el aire, el paciente se encuentra intranquilo e irritable aun cuando esté semiinconsciente.

Si la hemorragia continúa llega el síncope cardíaco y muerte. Este estado es el llamado shock hemorrágico. Si la hemorragia puede contenerse y empezar el tratamiento adecuado, según se indicará, el herido va recuperándose lentamente, según el grado de anemia por la sangre perdida.

Primeros auxilios en casos de hemorragias

  • Acostar al herido, colocar la cabeza más baja que los pies. La quietud de la parte herida ayuda a formar un coágulo.
  • Evitar el enfriamiento del accidentado, así como evitar cualquier compresión del cuerpo, aflojando el cuello, el cinturón o toda ligadura.
  • Si la herida es en un miembro, elevar ese miembro.
  • Detener la hemorragia. En las hemorragias externas es fácil realizar maniobras para detener la hemorragia, dentro de las normas siguientes:
    • Rapidéz en la actuación: hay que actuar con tranquilidad y decisión; pues cuanto menor sea la pérdida de sangre, mejor será el estado del paciente.
    • Utilizar el medio más seguro y que menos consecuencias o complicaciones puede dejar Lo mejor es una compresión manual adecuada, en la raíz del vaso correspondiente, pues así no se lesiona ningún tejido y se puede dejar fluir de cuando en cuando un poco de sangre para irrigar y oxigenar los tejidos del miembro lesionado.
    • Si se usa hemostasia mecánica con torniquete, anotar cuidadosamente y en sitio bien visible, la hora en que ha sido colocado. La hemostasia (detención de la hemorragia) puede hacerse también directamente en la herida; pero esto es cuando la hemorragia es pequeña, de vasos capilares; entonces se hace la presión directamente sobre el lugar sangrante. Para hacer esta presión se usará una compresa estéril o en su lugar un pedazo de tela o un pañuelo lo más limpio posible. Pero no siempre puede hacerse con una compresión manual; entonces se tendrá que recurrir al torniquete; este puede hacerse con una cuerda, un pañuelo, un tubo de goma de irrigador, la correa de una máquina de coser, una corbata, etc.

Para colocarlo, si la longitud lo permite, se dan dos vueltas alrededor del miembro y se hace un nudo sencillo y luego otro que coja un pedazo de madera, un lápiz, etc. Una vez colocado, se gira esta hasta obtener la presión deseada. El torniquete sirve para evitar la hemorragia de un miembro interrumpiendo la circulación del tronco arterial principal; por ello para colocar un torniquete y que sea efectivo, se colocará lo más cerca de la base del miembro, o sea, lo más cerca del cuerpo.

Tratamiento general del hemorrágico

Hasta la llegada del médico o personal de salud, tápese con frazadas al herido para evitar el enfriamiento. Si la hemorragia es externa y no hay sospecha de que exista otra lesión profunda, por ejemplo, abdominal, puede darse a beber al accidentado agua fría, así como también café; no se dé nada líquido, si el accidentado está sin conocimiento.

Enlaces externos

Fuentes

  • Guia para dar respuesta a las necesidades de la población en condiciones difíciles. Tomo I