Hilo dental

De EcuRed
Hilo dental
Información sobre la plantilla

El hilo dental (También se le conoce como seda dental) es un conjunto de finos filamentos de nylon o plástico (comúnmente teflón o polietileno) usado para retirar pequeños trozos de comida y placa dental de los dientes. El hilo se introduce entre los dientes y se hace recorrer el borde de los dientes, en especial por la zona cercana a la encía, algo que combinado con el cepillado de dientes previene infecciones de las encías, halitosis y caries dentales. En ocasiones, el hilo dental puede encontrarse protegido con una capa de cera.

Contenido

Historia

El hilo dental conocido también con el nombre de seda dental tiene una larga historia. Si bien se supone que el uso de hilos o palillos rudimentarios ya era usado por el hombre desde la prehistoria como utensilios dentales, el concepto del hilo dental vuelve a reaparecer nuevamente muchos siglos después.

Su creador fue el Dr. Levi Spear Parmly, un dentista estadounidense oriundo de Nueva Orleans. Basado en el concepto de la prevención para evitar la enfermedad invento el hilo dental tal como lo conocemos en la actualidad. El Dr. Parmly (1790-1859) fue una figura prominente de la época y era conocido como el apóstol de la higiene dental. Trabajó en Estados Unidos, Inglaterra y Francia, y sus ideas sobre el control y la prevención de las enfermedades dentales son aplicadas hoy en el consultorio. El uso del hilo o seda dental data desde 1815, fecha en que su creador recomendaba a sus pacientes el uso del mismo como prevención a infecciones de las encías, halitósis y caries. Pero no estuvo disponible en forma masiva para todos los consumidores hasta el año 1882, fecha en que la compañía Codman & Shurtleft comenzó a fabricar hilo de seda. La primera patente de fabricación de hilo dental se da en 1898 a la empresa Johnson & Johnson, luego fueron apareciendo distintos fabricantes.

Posteriormente su uso fue decayendo hasta que alrededor de los años 40 el Dr. Charles Bass propone el uso del hilo de nylon en reemplazo de la seda, ya que este poseía gran resistencia y elasticidad. El Dr. Bass comienza a difundir los beneficios de su uso y la importancia de la prevención frente a las enfermedades dentales. En la actualidad se fabrican en materiales tales como el teflón o el polipropileno vienen en envases de muy variadas formas y tamaño que permiten una higiénica y práctica utilización del mismo. Los distintos tipos de hilo dental que se encuentran en el mercado pueden ser con sabor y sin sabor, encerados y no encerados, anchos y comunes.

Hoy, odontólogos de todo el mundo recomiendan su uso junto con los enjuagues bucales, como complementos necesarios al cepillado.

Fabricación

La fabricación del hilo dental o nylon es altamente especializada y requiere de experiencia en la técnica textil. Las especificaciones de que sea preferentemente tejido se mantienen hasta hoy. Las propiedades químicas del nylon (uniformidad, resistencia a la tensión y a la abrasión y elasticidad), así como su bajo costo, hacen que la fibra de nylon sea de elección para el hilo dental.

El hilo esta constituido por filamentos continuos individuales de dos o tres dernier de espesor. El hilo dental puede variar su espesor entre 4 y 18 terminaciones. A medida que las terminaciones (fibras formadas por filamentos) disminuyen, aumenta el riesgo de que el hilo se deshilache y por el contrario, si aumentan, esta posibilidad disminuye. En ocasiones se realiza el encerado del hilo para reducir el riesgo de que se deshilache.

La seda dental permite eliminar la placa de las superficies dentales proximales inaccesibles para el cepillo, por lo tanto, se debe emplear el hilo dental como parte de la práctica normal en la higiene bucal.

No sería razonable esperar que los niños empleasen el hilo como medio adicional de higiene bucal, ya que en estas edades solamente lograr un correcto y minucioso método de cepillado resulta difícil. Para conseguir que el infante complemente ambos procedimientos se le muestra cómo utilizar el hilo en los dientes anteriores para abarcar luego a los posteriores; de manera alternativa, se puede motivar a la madre para que esta inculque y demuestre a su hijo la correcta utilización de la seda dental.

La utilización del hilo dental demanda considerable uso antes de dominarse, por ende, es necesario que el estomatólogo supervise de manera periódica el procedimiento, pues un empleo inadecuado causa más daño que beneficio.

Uso del Hilo Dental

El hilo dental es un complemento obligatorio para obtener una buena limpieza dental y debe acostumbrarse a los niños a utilizarlo desde muy pequeños, después de un buen cepillado.

Pasos para utilizar el hilo dental

  • Corte aproximadamente 50 cm de hilo dental y enrolle la mayor parte en uno de los dedos medios.
  • Enrolle el resto del hilo en el mismo dedo de la [mano opuesta]]. Este dedo puede ir recogiendo el hilo dental a medida que se va usando.
  • Tensar un trozo de unos 2 a 3 cm de hilo dental utilizando los dedos pulgares y los índices.
  • Introducir el hilo entre los dientes con un suave movimiento de sierra. Cuando el hilo dental llegue al borde de las encías, cúrvelo en forma de C contra uno de los dientes y deslícelo suavemente en el espacio entre la encía y el diente hasta que se note resistencia. Nunca lo aplique violentamente contra las encías.
  • Frote el hilo dental contra el diente para eliminar los restos de alimentos y de placa.
  • Repita estas operaciones con el resto de los dientes, utilizando un trozo limpio de hilo dental para cada uno.

Fuentes