Saltar a: navegación, buscar

Caries dental

(Redirigido desde «Caries»)
Caries dental
Información sobre la plantilla
Cadental.jpg
Clasificación:No trasmisible
Agente transmisor:Estreptococo Mutans
Región de origen:Órgano dentario
Caries dental. Es una enfermedad multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente La cual presenta una alta tasa de incidencia, de manera que es una de las enfermedades más frecuentes de la especie humana en la era de la civilizaciones moderna, siendo la principal causa de pérdida de dientes en la población joven. La caries dentales no son una enfermedad carencial. Sin embargo, el ser humano es el que presenta mayor prevalencia de este cuadro clínico, que es uno de los más costosos de tratar y de prevenir. La enfermedad dental es la única entidad que el médico no está capacitado para tratar; su manejo se deja a una categoría especial de profesionales de la salud.

Etiología

Es la perdida de la solución de continuidad de la superficie dentariacomo consecuencia de su desmineralización provocada por los ácidos producidos por las bacterias alojadas en la placa bacteriana, formada a partir de los restos de alimentos residuales de la dieta.

Signos y exámenes

La mayoría de las caries son descubiertas en sus fases preliminares durante los controles de rutina. La superficie dental puede estar suave al hurgarla con un instrumento puntiagudo. El dolor puede no presentarse a la palpación con el instrumento o explorador hasta las etapas avanzadas de la caries dental. Las radiografías dentales pueden mostrar algunas caries antes de que el ojo clínico observe hoyuelos o agujeros visibles en los dientes.

Tratamiento

El tratamiento puede ayudar a impedir que el daño al diente conlleve a la pérdida del mismo. Este puede ser en dependencia de la extensión o gravedad de la caries: 

  • Obturaciones
  • Coronas
  • Tratamiento de conductos

Obturaciones

Los Odontólogos obturan los dientes eliminando el material dental cariado con el uso de una fresa dental y reemplazándolo con un material como las aleaciones de plata, oro, porcelana o resina compuesta. Estos dos últimos materiales son los que más se asemejan a la apariencia natural del diente y pueden preferirse para los dientes frontales. Muchos odontólogos consideran que las amalgamas (aleaciones) de plata y de oro son más resistentes y suelen usarlas para los dientes posteriores, aunque hay una tendencia a utilizar la resina compuesta altamente resistente también en los dientes posteriores.

Tratamiento

Son los también llamados Tratamiento Pulpo Radicular (TPR). Un tratamiento de conductos se recomienda si el nervio del diente muere como consecuencia de una caries o de una lesión. Se extrae del conducto central interior del diente, el tejido pulpar que incluyen al nervio, tejidos y vasos sanguíneos, junto con la porción cariada del diente y las raíces se rellenan con un material sellante. El diente se rellena y se le puede colocar una corona por encima en caso de ser necesario.

Complicaciones

El avance de la caries, por despreocupación o de manera asintomática no visible, pude evolucionar a sintomas o entidades más complicadas como:

Prevención

Esta acción va dirigida a la modificación de los factores de riesgo señalados, y en los que no se puedan modificar, como la susceptibilidad individual, accionar sobre los mismos. Existen diversas medidas preventivas, pero en cualquier caso conviene tener presente que el mejor tratamiento es la prevención, la cual debe empezar a aplicarse desde los primeros meses de vida de los niños.

Medidas a tomar

Tienen como objetivo disminuir la materia prima (azúcares) sobre la que actúan las bacterias. Las medidas a aplicar incluyen:

  • Disminuir la frecuencia de exposición a azúcares, en lugar de reducir la cantidad total de los mismos.
  • Evitar alimentos que se peguen a los dientes (chicles, caramelos blandos, etc.), por su permanencia prolongada en las superficies masticatorias.
  • Evitar el uso de sacarosa. Utilizar, en su lugar, Xilitol y Sorbitol que desarrollan una flora bacteriana con menor capacidad de producir caries.
  • Evitar en los lactantes, el contacto prolongado de los dientes con la tetina de los biberones (no más de 15-20 minutos por toma).
  • Evitar biberones nocturnos o en la siesta. No endulzar chupetes con miel o con azúcar.
  • No ofrecer zumos de frutas en biberón.
  • Promover la ingesta de alimentos ricos en fibra (manzana, zanahorias, etc.).

Higiene dental

Los padres han de asumir la responsabilidad de la higiene bucal hasta que el niño adquiera suficiente destreza.

El cepillado dental debe iniciarse tan pronto como aparezcan los primeros dientes Se utilizará un cepillo dental de tamaño apropiado (celdas duras) según la edad y se seguirá una técnica de cepillado correcta. No es recomendable emplear pasta dental fluorada en menores de 5-6 años, por la tendencia a tragarla que tienen los niños a esas edades.

Se recomienda el uso del hilo dental, para eliminar la placa interdental, para así proteger dientes y encía

Fluoración

Es la medida más eficaz en la lucha contra la caries. El Flúor se almacena en los dientes desde antes de su erupción y aumenta la resistencia del esmalte, remineraliza las lesiones incipientes y contrarresta la acción de los microorganismos responsables de la caries. El flúor se administra de dos formas, por vía general y por suplementación individual.

Sellante de fosas y fisuras dentales

Los productos para el sellado de fosas y fisuras dentales son aplicados por profesionales y constituyen la medida más eficaz para evitar las caries de fositas y fisuras de las superficies de oclusión. Aquí se incluyen también las fluoraciones aplicadas en las consultas de estomatología.

Administración de flúor

Vía general

La fluoración del agua de consumo es el método más eficaz, barato e Inocuo. Produce una disminución de la incidencia de caries de hasta el 50%. Es lo recomendado por la OMS.

Fuentes

Referencias Bibliograficas

  • Colectivo de autores. Higiene y Epidemiología para Estudiantes de Estomatología. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 1988. Pp. 141-151.
  • Cuenca E, Manau C, Serra L. Manual de Odontología Preventiva. Barcelona:Editorial Masson; 1991. Pp. 144-145, 153-154.
  • Duque de Estrada Riverón Johany, Pérez Quiñonez José Alberto, Hidalgo-Gato Fuentes3 Iliana. Caries dental y ecología bucal, aspectos importantes a considerar. Rev Cubana Estomatol [revista en la Internet]. 2006 Mar [citado 2010 Jul 17] ; 43(1): Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php
  • Barrancos Money J. Operatoria Dental. 3ra ed. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana; 1999.
  • Brown P. Caries. Mar del Plata, Argentina: Editorial de la Universidad del Mar; 1991.
  • Cabaña Climalda. Prevalencia de caries dental y su relación con las aplicaciones tópicas de fluoruros [Tesis de especialidad]. Ciudad de La Habana: Facultad de Estomatología; 2001.
  • Fernández Collazo María Elena, Bravo Seijas Beatriz. Prevalencia y severidad de caries dental en niños institucionalizados de 2 a 5 años. Rev Cubana Estomatología [revista en la Internet]. 2009 Sep [citado 2010 Jul 17] ; 46(3): 21-29. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php
  • García Barbero G. Patología y Terapéutica Dental. Madrid: Editorial Síntesis; 1997. Pp. 138-147.
  • Gispert Estela. Sistema pronóstico del riesgo de caries en escolares de 7 a 14 años de edad [Tesis de especialidad]. Ciudad de La Habana: Facultad de Estomatología; 2001.
  • Hugoson A, Koch G, Hallonstem AL. Caries prevalence and distribution in 3-20 years old in Jonkonping, Sweden, in 1973, 1978, 1983 and 1993. Community Dent .Oral Epidemiol 2000; 28(2): 83-89. Slovenia. Community Dent Oral Epidemiol 2000; 28(2): 127-132.
  • World Health Organization. Oral dental health indicators. Geneva: WHO; 1989. 1Brown LJ, All TP, Lazar V. Trends in untreated caries in primary teeth of children 2 to 10 years old. J Am Dent Assoc 2000; 131(1): 93-100.
  • Caries Dental 
  • ¿Qué es la Caries Dental?
  • Caries Dentales Prevención