Saltar a: navegación, buscar

Hospital Hermanos Ameijeiras

Hospital “Hermanos Ameijeiras”
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Cuba Bandera de Cuba Cuba
HospitalHermanosAmeijeiras.JPG
Hospital Hermanos Ameijeiras
Siglas o Acrónimo:H.H.A
Fundación:3 de diciembre de 1982
Tipo de unidad:Hospital
País:Cuba Bandera de Cuba Cuba
Sede:La Habana
Dirección:Centro Habana
Sitio web
Sitio web http://www.hospitalameijeiras.sld.cu

Hospital Hermanos Ameijeiras. Institución inaugurada el 3 de diciembre de 1982 por el Comandante en jefe Fidel Castro. Creada por la revolución para brindar al pueblo una atención en el ámbito de los mejores centros de su clase en el mundo. Recibió el nombre de Hospital Clínico Quirúrgico "Hermanos Ameijeiras" en honor a 3 hermanos mártires de la lucha revolucionaria que crecieron en la vecindad del edificio. En un amplio parque situado frente al hospital se encuentra el monumento a Antonio Maceo, inaugurado el 20 de Mayo de 1916. En el lugar donde existe el parque había antaño una fortaleza militar colonial, la batería de la reina y una entrada de mar nombrada «la vieja caleta de San Lázaro».

Surgimiento

En esta misma etapa se construyen numerosos hospitales equipados con los últimos adelantos de la ciencia médica, se crea la organización del Médico de la familia como expresión de un nuevo enfoque en la atención primaria de salud.

Es el momento en que surge la política de crear centros donde se materializan la investigación, el desarrollo y la producción, resultado de una nueva filosofía que reconoce la necesidad de desarrollar una capacidad tecnológica endógena no solo para asimilar y adaptar la tecnología importada, sino también hacer frente a las necesidades del país.

Estos acontecimientos tienen su raíz histórica. La república neocolonial condicionaba un cuadro de salud alarmante, cuyo objetivo fundamental era únicamente preservar la subsistencia de la clase dirigente y asegurar el orden social, en una sociedad mercantilista donde la ganancia era lo primero y el servicio médico se transformaba en mercancía. Los tuberculosos, los desnutridos, los prematuros, las enfermedades diarreicas no motivaban a las clases dominantes en el poder.

Precisamente, en su histórico alegato "La historia me absolverá", durante el juicio contra los asaltantes al Cuartel Moncada, Fidel se refiere a los problemas de salud del pueblo y da a conocer el programa popular y avanzado del movimiento.

El triunfo revolucionario significó la terminación para siempre de cuatros siglos y medio de dominio colonial y neocolonial, de opresión, de hambre, de desempleo, de discriminación, de atropellos, de crímenes y de ignorancia. Este proceso indetenible condujo muy poco tiempo a la etapa de construcción socialista. Fue tal el impulso, que se puede afirmar que ya en 1960 se había cumplido el programa del Moncada.

A fines de la década de los 50 la dictadura batistiana concibió la idea de construir el edificio para el Banco Nacional de Cuba, precisamente en los terrenos donde se encontraba desde 1852 la Casa de Beneficencia y Maternidad, hospicio religioso construido con iguales fines a la Institución caritativa que desde el año 1705 se ocupaba de criar y educar a niños desvalidos o recién nacidos abandonados por sus padres por razones económicas o sociales propias de esa época ya lejana.

La idea respondía a toda una estrategia de consolidar a La Habana como una capital típica de la sociedad de consumo, con sus hoteles, sus casinos, casas bancarias, que respondieran a los intereses de la oligarquía y el capital norteamericano, y toda su secuela de podredumbre e ignominia.

Creación del Hospital

Al triunfo de la Revolución el proyecto estaba vigente y la construcción había comenzado. Pero la obra ya no tenía un sentido social para los momentos que vivía el país en aquel nuevo amanecer, por el contrario constituía, además, un lastre financiero de gran envergadura.

Lentamente continúo la construcción, pero ahora se cuestionaba el uso que se le podía dar. No faltaron ideas para convertirlo en hotel, en residencia de becados universitarios, escuelas, etc. En espera de una decisión final la construcción alcanza al piso 16.

En este momento surge la idea de crear un hospital en el otrora proyecto de la dictadura, lo que demuestra la alta sensibilidad de nuestros dirigentes revolucionarios. Los proyectos arquitectónicos para la conversión en hospital comienzan a finales de 1966.

La ejecución de la transformación de la obra fue lenta por la complejidad constructiva y por el alto costo de la inversión. En su puesta en marcha el esfuerzo principal se dirigió a establecer las bases del desarrollo científico y técnico en función de la calidad de la atención médica que lo hicieran acreedor como centro de referencia nacional.

El Hospital C.Q. "Hermanos Ameijeiras" reflejó fielmente la aplicación de la política de salud cubana. Durante los primeros diez años se caracterizó por un avance ascendente con la incorporación de las tecnologías más modernas y un nivel científico-técnico en pleno desarrollo, además de una limpieza y cuidado de sus instalaciones, de un mantenimiento de primera clase, con la atención y preservación de todo el equipamiento y con un espíritu creador por parte de ingenieros y técnicos junto a los cuadros científicos para la solución de los problemas tecnológicos más complejos. Tal complejidad, verdadero desafío para el mantenimiento del hospital, fue reconocida por Fidel desde el día de la inauguración en justo reconocimiento a la labor de los constructores.

Objetivos

Obtener una atención médica de excelencia y enfrentar la introducción y asimilación de la tecnología más avanzada ha sido la divisa principal de la institución. El nivel alcanzado y los éxitos cosechados se reflejan en los indicadores hospitalarios obtenidos de la atención de pacientes con grandes complejidades diagnósticas y terapéuticas.

Entre los éxitos más meritorios pueden mencionarse: los transplantes de órganos y tejidos, la endoscopía intervencionista, la microcirugía, la imaginología de punta, la litroticia extracorpórea, la oxigenación hiperbárica, las técnicas de avanzada en el diagnóstico histológico y citológico, las técnicas quirúrgicas de grandes complejidades y la cirugía mínimamente invasiva.

Existen dos parámetros, entre otros, que permiten medir la calidad en la atención médica: la elevada satisfacción de los pacientes y familiares por los servicios recibidos, reflejadas en encuestas realizadas sistemáticamente, y en el aumento de la demanda, tanto nacional como extranjera por los servicios que ofrece el Hospital para la recuperación de la salud. También el Hospital ha tenido resultados destacados en la educación médica. La actividad docente del Hospital ha sido muy pródiga desde la inauguración, cumpliendo uno de los preceptos establecidos por el Comandante en Jefe en el discurso inaugural cuando decía: "... de modo que este centro se convierte de por sí en una Universidad Superior de Medicina..."

Formación de especialistas

La formación de especialistas a través del régimen de residencias ha contado con un promedio anual de más de 200 médicos residentes, graduándose hasta la fecha más de mil especialistas, entre los cuales hay un grupo importante de extranjeros. También la docencia de perfeccionamiento se ha destacado mediante la ejecución de cursos y entrenamientos a profesionales y técnicos de la salud, tanto nacional como extranjera. Desde 1984 el Hospital es sede de una filial de Licenciatura en Enfermería del Instituto Superior de Ciencias Médicas de la Habana.

Por otra parte, la Institución ha trazado una política de preparación de cuadros científicos, profesionales, personal de enfermería y técnicos a través de un plan de becas en diversos países y la asesoría de científicos extranjeros, así como la asistencia a congresos cursos e intercambios científicos en otros países.

Plan de investigaciones

El plan de investigaciones del Hospital aborda una temática general de la institución y particular de cada servicio, contenida fundamentalmente dentro de las líneas priorizadas del Ministerio de Salud Pública. Las líneas principales de investigación y desarrollo son: el trasplante de órganos y tejidos, las enfermedades malignas, la cirugía mínimamente invasiva, la integración de las ciencias básicas a la clínica y la computación aplicada a la medicina.

Tampoco se ha descuidado el apoyo necesario a las áreas de salud. De las 43 especialidades existentes en el Hospital, 19 de ellas han prestado servicios en policlínicos de los municipios de Habana Vieja, Centro Habana. Además de consultas el Hospital ofrece amplios servicios en exámenes diagnósticos y en tratamientos especiales. Este apoyo requirió del establecimiento de un vínculo hospital-policlínico para analizar periódicamente las necesidades y demandas de las áreas de salud y al mismo tiempo las posibilidades del Hospital. Desde la incorporación de los Médicos de Familia se confeccionó un programa para respaldar su formación y para facilitar su trabajo.

Papel de los trabajadores

Es obligado destacar el papel de los trabajadores del Hospital, héroes anónimos y fieles representantes del pueblo revolucionario. Este espíritu de lucha ha sido el factor decisivo para mantener la vitalidad del Hospital y la calidad en las acciones técnicas y profesionales. No ha habido dificultad de este tiempo que los trabajadores no hayan enfrentado con sacrificio y dignidad para seguir prestando la atención que el pueblo cubano se merece, sin más incentivo que el reconocimiento al deber cumplido.

También el Hospital ha tenido resultados destacados en la educación médica. La actividad docente del Hospital ha sido muy pródiga desde la inauguración, cumpliendo uno de los preceptos establecidos por el Comandante en Jefe en el discurso inaugural cuando decía: "... de modo que este centro se convierte de por sí en una Universidad Superior de Medicina..." La formación de especialistas a través del régimen de residencias ha contado con un promedio anual de más de 200 médicos residentes, graduándose hasta la fecha más de mil especialistas, entre los cuales hay un grupo importante de extranjeros. También la docencia de perfeccionamiento se ha destacado mediante la ejecución de cursos y entrenamientos a profesionales y técnicos de la salud, tanto nacional como extranjera. Desde 1984 el Hospital es sede de una filial de Licenciatura en Enfermería del Instituto Superior de Ciencias Médicas de la Habana. Doscencia

Docencia

Esta institucion consta además con un grupo de profesionales de la salud encargadoas de enseñar sus esperiencias asistenciales , en cursos ,formación de enfermeros técnicos de 9no grado y de más cursos de superacion para trabajadores

Prosfesores Destacados

1 Barbara Bazquez Borges

2 Claritza Morgado Gutierrez

3 Calos Agustin Leon Roman



Estudiantes Destacados

1 Daniel Barrera Lores

Descripción de la institución

El Hospital “Hermanos Ameijeiras” es un centro que brinda asistencia de salud del tercer nivel para el país, y del segundo nivel para los municipios Centro Habana y Habana Vieja en la provincia Ciudad de La Habana, capital de la República.

Como símbolo de sus logros, 230 médicos y enfermeros del centro han recibido la distinción Manuel Fajardo, y otro grupo, la medalla José Tey y la distinción por la Educación Cubana, acreditativa de muchos años de esfuerzos y resultados concretos Este acontecimiento significa para el proceso revolucionario un hito en el desarrollo del Sistema Nacional de Salud y la evidencia de una probada voluntad política para el sector , materializada a través de programas integrales dirigidos a reducir o erradicar enfermedades y elevar la calidad de vida de nuestra población . Más que eso, se trata de una política científica nacional a partir de las realidades objetivas, necesidades y posibilidades.

Fuentes