Saltar a: navegación, buscar

Instituto de Investigaciones Avícolas

Instituto de Investigaciones Avícolas
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
LogoIIA.JPG
Investigaciones en avicultura.
Siglas o Acrónimo:IA
Fundación:1976
Tipo de unidad:Instituto de Investigaciones
País:Bandera de Cuba Cuba
Dirección:Sede en el municipio Boyeros.

Instituto de Investigaciones Avícolas (IIA). Instituto encargado de las investigaciones aplicadas en el campo de la Genética, la Nutrición, la Salud de las aves, las tecnologías de cría, manejo, incubación artificial y la tecnología de la producción de piensos.

Origen

El Instituto de Investigaciones Avícolas (IIA) se constituyó el 15 de diciembre de 1976, llamándose inicialmente Centro de Investigaciones Avícolas (CEIA), hasta el 23 de diciembre de 1985, fecha en que por la Resolución 424-85 del ministro de la Agricultura se le dio la denominación actual.

Historia

Desde que se creó y comenzó sus funciones (enero de 1977), radicó en 15 y 4, Vedado; en 1987 la sede del Instituto pasa para la Ave. 7 de Diciembre no. 6402 e/ Mausoleo el Cacahual y Gral. Maceo, Santiago de las Vegas, La Habana.

El Instituto desde su creación tuvo fuertes limitaciones de recursos materiales, porque si bien partió de una base creada en los laboratorios existentes, las nuevas exigencias de la investigación y las nuevas tecnologías incorporadas requerían de la modificación o remodelación de instalaciones que no fueron concebidas con tales fines. Cacahual І, Cacahual ІІ y Cangrejeras eran granjas de genética diseñadas para fines bien diferentes a los que ahora se dedicarían, si a esto se añade la necesaria concentración en la sede actual del Cacahual.

Con la reorganización del Grupo de Genética en 1982, el traslado para el Cacahual de los investigadores y técnicos, y la creación del Plan Oca, se toma la decisión de cambiar las instalaciones de Cangrejeras por la construcción de nuevas naves en Cacahual como base material de Nutrición y Zootecnia.

Se sellaba la suerte de la radicación definitiva del Instituto en el Cacahual. Con recursos propios se remodelaron las instalaciones de la granja en Cacahual І, para desarrollar las investigaciones de genética y las naves 2, 3,4 y 5 se convirtieron de 7 en 28 cuartones para facilitar los experimentos e incrementar su confiabilidad, también se convirtieron de 7 en 14 cuartones las naves de la 6 a la 11 para los experimentos con reproductores.

El Plan Oca construyó en el Cacahual siete nuevas naves de crías de aves con fines experimentales de nutrición y zootecnia, las llamadas “metálicas”. También se remodeló el área de inmunogenética para convertirla en Laboratorio de Nutrición, construyeron un almacén y el área de economía, así como la nave para la Dirección y los departamentos de investigación. Ya se habían construido la nueva cocina comedor y el taller ligero, y en 1985, se terminó el teatro y la biblioteca.

Cacahual ІІ no escapó de las remodelaciones y se prepararon las naves 6 y 7 con fines de experimentación con ponedoras, mediante la instalación de jaulas, ya que Cacahual І asumía todas las investigaciones de las líneas pesadas. La Empresa de Construcción y Montaje de Holguín, construyó tres naves metálicas a las que se les instalaron jaulas de hembras y machos para mantener el genofondo utilizando la inseminación artificial.

Prácticamente, con esas tres naves se cerró el ciclo de creación de la base material en instalaciones, lo que permitió que la unificación de todas las áreas dispersas del Instituto se concentraran en el Cacahual, con excepción del Laboratorio de Diagnóstico Aviar (LIDA), al que se le construyó el Laboratorio de Virología.

En los primeros días de enero de 2001 se inauguró la remodelación de la nave 13 con la instalación de modernos equipos de climatización, automatización de distribución de pienso y agua y calentamiento de los pollitos con fines de ceba de pollos.

En 2003 se cambiaron los equipos James Way de la planta de incubación por equipos chinos de tecnología más moderna, esta ha sido la última modificación importante, sin contar los nuevos equipos avícolas y de laboratorios adquiridos.

Características

Una granja avícola moderna.
El IIA cuenta con un equipo de especialistas altamente calificados y con instalaciones apropiadas para el desarrollo de la avicultura en las regiones tropicales. Posee dos estaciones experimentales con más de 30 edificaciones, laboratorios para el diagnóstico y prevención de las enfermedades de las aves, la evaluación rápida precisa del valor nutricional de alimentos no convencionales, la selección y mejora de las líneas puras y formación de estirpes más rústicas y la aplicación de nuevas tecnologías de alojamiento, crianza, incubación artificial y producción de piensos.

Los resultados de los investigaciones son avalados por las pruebas de campo y de extensión en las Empresas de producción del país administradas por la Unión de Empresas Combinado Avícola Nacional (UECAN), en las que existen condiciones para la explotación de ponedoras, pollos de engorde y aves reproductoras de diferentes propósitos.

El Instituto cuenta además con un Centro de Cálculo para el tratamiento automatizado de los programas de selección y genética y con un Centro de Documentación encargado de la adquisición, conservación, edición y distribución de publicaciones. Este centro posee la mayor base de datos del país sobre Avicultura y ofrece servicios de traducción, búsquedas bibliográficas y reproducción de documentos. El Instituto posee también el Genofondo Avícola Nacional y el Laboratorio de Investigación y Diagnóstico Aviar, Centro Nacional de Referencia de Enfermedades de las Aves.

Los principales procesos del centro se relacionan con Genética, mediante la selección y mejora del potencial genético del genofondo avícola nacional, lo que ha posibilitado la introducción en la producción de los actuales híbridos de huevos y carne que están en explotación, así como las gallinas semirrústicas, pollos camperos y pavos semirrústicos, introducidos como vías alternativas en montañas y en zonas urbanas y suburbanas del país.

Misión

La misión del IIA se enuncia de la forma siguiente: “Contribuir al desarrollo de investigaciones, la formación de personal altamente calificado y a lograr una mayor visibilidad e impacto económico-social de los productos y tecnologías derivados de la ciencia y la técnica de nuestra institución a nivel nacional e internacional”.

Estructura

Actualmente el IIA cuenta con 248 trabajadores, y está integrado con la siguiente estructura: Dirección central, Subdirección de Ciencia y técnica, Subdirección Técnica, Subdirección de Desarrollo, tres departamentos claves: Genética, Nutrición, Tecnología; dos laboratorios; y dos Estaciones Experimentales. Se subordina a la UECAN administrativamente y a la Academia de Ciencias como Instituto, quienes los asesora metodológicamente.

Del total del público interno, 125 son mujeres y 123 son hombres. En cuanto a la categoría ocupacional, 18 son dirigentes, 96 técnicos, 3 administrativos, 44 de servicios y 87 obreros operarios. Según el nivel de escolaridad hay 40 trabajadores con nivel superior, 37 son técnicos medios, 32 tienen nivel medio superior y el resto noveno grado. Tienen categoría científica 8 doctores y 3 están culminando el doctorado, un master y 4 en proceso. Además hay 6 adiestrados, 10 con contrato determinado, 5 investigadores titulares, 5 investigadores auxiliares, un agregado y un aspirante. El promedio de edad es de 57 años.

Investigación para introducir en los piensos

Ante la avalancha de nuevos productos que se investigan para introducir en los piensos se viene trabajando en la evaluación de productos nuevos y subproductos de diferentes fuentes de vistas a su inclusión en los piensos avícolas. En los últimos años debido a la tensa situación con las materias primas convencionales se ha producido por un lado un incremento de las iniciativas de personas preocupadas por lograr sustituciones de importaciones, unido a un fuerte deseo de los niveles superiores de acelerar las respuestas o pronunciamientos sobre el uso de estos productos.

En razón de las actividades del Instituto, a los investigadores del área de nutrición les ha tocado la tarea hacer oponencias críticas y reevaluando resultados, situaciones pero necesarias e insoslayables.

La investigación científica es la razón de ser del Instituto de Investigaciones Avícolas. El trabajo científico se organiza, dirige y ejecuta en esta dirección con el fin de satisfacer las demandas identificadas en el sector productivo, mediante la realización de proyectos de investigación e innovación tecnológica que generan conocimientos, tecnologías, productos y servicios que son introducidos directamente en la actividad productiva, mediante el Sistema de Extensión Agropecuarios.

Tareas importantes

Las tareas importantes a desarrollar por la Dirección del IIA están encaminadas a: Desarrollar los programas de selección y mejora de líneas puras ligeras y pesadas, incrementando la eficiencia de los Híbridos existentes. Garantizar el control las principales enfermedades que afectan la masa aviar y contribuir a mantener al país libre de enfermedades exóticas. Brindar soluciones tradicionales y alternativas para la alimentación de las aves en todas sus categorías y especializadas de la producción. Introducción de nuevas tecnologías de crías de aves e incubación acorde a las condiciones cubanas. Contribuir al desarrollo de la Producción Avícola Alternativa. Ofrecer servicios científicos técnicos competitivos y desarrollar acciones de asistencia técnica en todo el sistema avícola. Elevar la calidad de los diferentes procesos y productos que promuevan la inocuidad de los alimentos.

Mantener actualizadas las fichas de los costos de los servicios científicos técnicos. Establecer el sistema de calidad en los diferentes procesos y los laboratorios. Mantener e incrementar los procesos de innovación y transferencia tecnológicas que contribuyan a la elevación de los rendimientos en la producción de aves y de alimentos balanceados, mediante buenas prácticas de producción. Promover los procesos de Gestión Ambiental dirigidos a dar solución a los problemas identificados en el sistema avícola y de nuestra entidad. Generar soluciones tecnológicas para la adaptación de la avicultura al cambio climático. Contribuir a la generación y divulgación de nuevos conocimientos. Establecer convenios con instituciones científicas técnicas extranjeras y cubanas para elevar el rigor científico, aprovechamiento de capacidades y obtención de resultados de acuerdos con las prioridades del país y Minag.

Capacitación, colaboración y asistencia técnica

Con el objetivo de ampliar y actualizar los conocimientos de técnicos, administradores, estudiantes y especialistas de la producción se ofrecen: estudios de posgrados, adiestramientos, maestrías, asesorías de Tesis de grado, de maestrías y doctorado, talleres y seminarios.

La colaboración con la URSS en el campo de la avicultura fue muy fuerte, de una manera casi permanente tuvimos asesoría soviética hasta la desaparición del campo socialista. En los primeros años de la revolución muchos jóvenes fueron enviados a hacer carreras universitarias en la URSS, entre ellas en Veterinaria y Zootecnia. En 1968 regresó el primer grupo de graduados y seis de ellos fueron asignados al Combinado Avícola Nacional (CAN). Todos asumieron responsabilidades en la dirección técnica y al paso de los años han sido baluarte en producción avícola. Su labor está presente en toda la avicultura cubana y, sobre todo en la formación de ingenieros pecuarios y veterinarios de todo el país.

Servicios de Publicaciones

El IIA edita desde el año 1976 la Revista Cubana de Ciencia Avícola, cuyo objetivo fundamental es publicar trabajos científicos inéditos e informaciones de interés sobre la avicultura en el Trópico. Así mismo edita folletos, libros, plegables, guías de manejo, normas, instructivos y otros documentos. Posee la mayor base de datos del país sobre avicultura y ofrece servicios de traducción, búsquedas bibliográficas y reproducción de documentos.

Tareas científicas

La mayor recompensa para un Instituto de Investigaciones es comprobar que los resultados de su trabajo se vean materializados en beneficio del pueblo, o sea, la ciencia convertida en carne y huevos.

Fuente

  • 50 años en la avicultura. M. Pampín.La Habana, 2011.