Saltar a: navegación, buscar

Nutrición

Nutrición
Información sobre la plantilla
Nutricion.jpeg

Nutrición. Comer no es solo un placer, es sobre todo satisfacer las necesidades nutritivas para un correcto crecimiento y desarrollo de las capacidades intelectuales y físicas. En Cuba la Dieta habitual de la mayoría de la población es poco variada e incluye un número reducido de Alimentos.

Nutrición y su importancia

La nutrición es junto con los hábitos saludables lo que mayor importancia va tener para conseguir buena salud y bienestar. El camino hacia un estilo de vida saludable se consigue a través de la nutrición adecuada. Un desequilibrio en la nutrición puede ser causa de la mala salud, la fatiga y un sistema inmune debilitado. Con el fin de obtener todos los nutrientes necesarios para una nutrición bien equilibrada que son necesarios para mantener la salud, las personas deben tomar aminoácidos, vitaminas, ácidos grasos, azúcares, etc.

La importancia de la nutrición en la salud para prevenir enfermedades cronicas como:

Diabetes Hipertensión Colesterolemia Obesidad Cáncer

El diseño de un plan de alimentación óptima te ayudara a prevenir algunas de estas enfermedades y a estar más saludable.

Nutrientes

El ser humano, inmerso en el ritmo vertiginoso de la cotidianeidad, ha introducido cambios importantes en sus patrones y esquemas alimentarios, a partir del consumo cada vez más extendido de Alimentos rápidos y pre elaborados por sobre los alimentos que la naturaleza pone a nuestra disposición, dejando a un lado formas sanas de alimentación que garanticen los nutrientes necesarios para mantener el organismo fuerte y saludable.
Para vivir el Organismo necesita unas cantidades determinadas de las sustancias nutritivas que se encuentran en los Alimentos. Sin embargo, no da igual lo que comamos pues la proporción de los distintos nutrientes varía de unos alimentos a otros.

Funciones Principales de los Nutrientes

  • Energética: Proporciona al cuerpo el Combustible que necesita para producir Energía para que el organismo realice sus actividades cotidianas: respirar, mantener la temperatura corporal, correr, entre otras. Esta es una función principal que llevan a cabo los Carbohidratos, Grasas y Proteínas.
  • Plástica: Formar los tejidos del organismo o reponer los que ya existen; esta es una función principal de las proteínas y algunos Minerales.
  • Reguladora: Regular Procesos metabólicos (conjunto de reacciones y procesos y químicos que tienen lugar en las Células para el mantenimiento del organismo). Aquí se favorecen la utilización adecuada de las sustancias plásticas y energéticas; esta es una función principal de las Vitaminas y Sales minerales.
  • Paraespecífica: Relacionada con las funciones de inmunidad, saciedad, apetito.

Carbohidratos

Son compuestos formados por carbono, hidrógeno y oxígeno. Forman un grupo de nutrientes que encontramos fundamentalmente en alimentos de origen vegetal (miel, frutas, cereales y leguminosas) o en productos transformados elaborados con ellos (chocolate, galletas, pan, entre otros). Pueden ser simples o complejos.

  • Simples: se caracterizan por tener sabor dulce, son de fácil digestión y rápido aporte energético. Ejemplos: Glucosa de la miel, Fructosa de las frutas y Lactosa de la leche.
  • Complejos o polisacáridos: No tienen sabor dulce y se forman por la unión de varios azúcares simples. Los hay digeribles (por tanto usados como fuentes de energía) ejemplos: el almidón de los cereales, patatas y leguminosas. Están también los no digeribles que forman parte de la Fibra alimentaria.

Los lípidos

Los lípidos, también llamados grasas, forman un grupo bastante heterogéneo que engloba a los aceites y las grasas propiamente dichas. Las unidades básicas que forman la mayor parte de los lípidos son los Ácidos grasos que a su vez están formados por carbono, hidrógeno y oxígeno.
Consejos a la hora de seleccionar una dieta:
1. Rica en granos, vegetales y frutas.
2. Baja en grasa, grasa saturada y colesterol.
3. Moderada en azúcar.
4. Moderada en sal.
5. Reduzca el consumo de: vísceras, embutidos, carnes en conservas, tocinos, carnes rojas grasosas, jamones.
6. Prefiera el consumo de carnes magras. Las podemos encontrar en: pescados sin la piel, aves (sin pellejos, carnes blancas).
7. Restrinja el consumo de mantequillas, mayonesas, pastelería, entre otros.
8. Evitar freír los alimentos, prefiera freír el huevo en agua. Si opta por freír, use una sola vez el aceite.

Verduras Y Hortalizas

Verduras hortalizas.JPG

Los vegetales y hortalizas nos brindan una comida de baja Densidad calórica, pero rica en vitaminas y minerales. Cuando se consumen frescas, es conveniente ajustar su consumo a su temporada, para aprovechar todos sus Micronutrientes. También aproveche y consérvelos con métodos naturales, sencillos y que mantienen en gran % sus nutrientes.

Hortalizas: Son una gran variedad de plantas de especies muy heterogéneas, son alimentos ricos en sales minerales asimilables, vitaminas y Celulosa, cuya parte comestible puede ser:

  • Frutos: tomate, calabaza, berenjena, pepino, las diferentes variedades de ajíes.
  • Hojas o follaje: acelga, las coles, berro, las espinacas, lechuga, perejil.
  • Raíces o bulbos: zanahoria, rábanos, nabos, remolacha y cebollas, ajos, cebollinos, ajo porro o puerro.
  • Algunas semillas o granos de frijoles verdes, o sus vainas como las habichuelas, y los cereales como el maíz tierno o verde.
  • Flores: coliflor y brócoli.

Existen algunas hortalizas, generalmente verduras (plantas que se consumen completas, o sus hojas) que no se conocen lo suficiente, pero que por su alto valor nutritivo y medicinal debemos incorporarlas a nuestra mesa, entre las que tenemos:

  • Bledo: tiene apreciables cantidades de vitaminas C y A, calcio y hierro.
  •  Hojas de boniato: estas son una fuente de proteína vegetal y fibra, vitaminas A, B1, B2, y C, calcio, fósforo y hierro.
  • Hojas de yuca: contienen un alto porcentaje de Proteína vegetal y Fibra, minerales, vitaminas y otros nutrientes, por ejemplo: si consumimos una ración de 100g de estas hojas hervidas, estaremos ingiriendo 8% de las necesidades diarias de proteínas,58% de vitamina A, 38% de vitamina C, 37% de vitaminaB2, 21% de vitaminaB1, 37% de calcio y 63% de hierro (NO consumir fresca debido a la presencia de un fuerte tóxico “ácido cianhídrico” el cual se libera al hervir las hojas. Desechar el agua de la cocción).
  • Verdolaga: contiene vitaminas A, y C, calcio y se le atribuyen propiedades medicinales para proteger los tejidos del Estómago y del Hígado, es diurético, reduce el nivel de Colesterol en la sangre e incrementa la inmunidad.

Algunas razones para consumir más vegetales y hortalizas

Potasio y sodio: Los vegetales y hortalizas son ricos en potasio y ayudan a eliminar la retención de líquidos, propia de los alimentos ricos en sodio. Por esta razón, al consumir vegetales y hortalizas prevenimos la hipertensión y la hinchazón de vientre y piernas provocada por la retención de líquidos.

Proteínas: Las encontramos en todo el organismo, en el músculo, en el hueso y en los líquidos corporales. Se necesitan a lo largo de toda la vida para formar y reparar los tejidos pero especialmente en algunos momentos determinantes (embarazo, lactancia, infancia, adolescencia), en los cuales los requerimientos son mayores debido al aumento en la formación de tejidos. Todas las proteínas se forman a partir de la unión de 20 aminoacidos. Se encuentran en alimentos de origen animal (como los huevos, carnes y pescados o la leche y sus derivados), y en algunos de origen vegetal (legumbres, cereales o frutos secos).

Minerales: Las verduras son ricas en minerales como hierro, zinc, fósforo, potasio, calcio, magnesio o cobre, son elementos químicos imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Los minerales pueden desarrollar tanto una función reguladora (formando parte de hormonas y enzimas.

Vitaminas, fibras y antioxidantes: El aporte vitamínico de los vegetales y hortalizas tiene efectos muy beneficiosos para el organismo. Por ejemplo, la vitamina A y C mantienen fuertes nuestras defensas contra las Infecciones mientras que las vitaminas del grupo B fortalecen nuestro Sistema nervioso. Las fibras ayudan a regular el transito intestinal y, por su parte, los antioxidantes reducen considerablemente el Envejecimiento y previenen la aparición de determinados Tumores.

Los vegetales

Cebolla: Rica en vitamina C y zinc. Es preferible consumirla en crudo. Entre sus beneficios para el organismo, ayuda a la eliminación de Colesterol, regula el nivel de grasa en sangre o previene la Arterioesclerosis. Es muy recomendable para problemas circulatorios.

Brécol, coliflor, repollo: Esta familia de hortalizas es rica en vitamina C, A, B1 y B2, lo que ayuda a asimilar mejor el hierro. Uno de los síntomas de niveles bajos de hierro en sangre es una fatiga constante y falta de energía. También son ricas en Beta carotenos, con efectos sobre la nutrición de los tejidos y el buen aspecto de la piel.

Espinacas: Sus hojas son de un verde intenso y oscuro, es muy rica en vitaminas y minerales. Existen muchas variedades, pero todas pertenecen al grupo de las hortalizas, a las que están clasificadas por hojas, contienen las vitaminas A y C, contienen hierro, pero la cantidad de minerales como magnesio, potasio, sodio, calcio y fósforo, que contienen sus hojas, son superiores a este. Sus hojas contienen en forma abundante, ácido fólico, muy importante para la formación de la Sangre, además contienen ácido úrico y oxálico.
Éstos últimos, no son aconsejables para aquellas personas que padecen de Gota, Cálculos renales o Artritis, son muy ricas en fibras, por lo que ayudan a las personas que sufren estreñimiento, y previene enfermedades intestinales, ayuda a bajar la Presión arterial.

Habichuelas: Son ricas en vitaminas C, hierro, potasio, fósforo y ácido fólico. Ayudan a regenerar la Sangre, por lo que son muy indicadas para personas con Anemia. Además, son muy digestivas y ayudan a regular los niveles de azúcar y colesterol en sangre.

Lechuga: El ingrediente básico de las ensaladas se caracteriza por ser una fuente de Ácido láctico y Hierro. Además es un relajante natural dado su efecto sedante sobre el sistema nervioso.

Tomate: Su clave está en su intenso color rojo, síntoma de su alto contenido en Licopeno, un tipo de caroteno, cuya virtud es ser un potente antioxidante. Además, el tomate es rico en vitamina C y E y con un alto contenido en potasio. Deben tener la piel lisa y brillante, de color rojo, no deben consumirse verdes, en buen estado se pueden conservar en refrigeración entre 3 y 4 semanas.

Zanahorias: Es una hortaliza muy rica en vitamina A, esencial para la piel y en términos generales para fortalecer nuestras defensas, se recomienda consumirlas frescas o hervidas a vapor, sus raíces deben estar tiernas, tersas y duras. Se pueden conservar por secado solar, encurtir en vinagre o por fermentación ácido- láctica.

Pimientos: Son un alimento muy rico en vitamina C, B2 y E, además aportan vitamina A. Poseen gran cantidad de nutrientes con efecto antioxidante que evitan el envejecimiento prematuro. Sus máximas propiedades se consiguen cuando se consumen en crudo, sirven para combatir el Reumatismo, los Lumbagos y las Neuralgias. Verdes, rojos o pintones deben estar firmes y de piel lisa y brillante. Se conservan a corto plazo en refrigeración, sin embargo se pueden conservar por más de 1 año secados al sol o conservados en vinagre.

Remolacha: Es una hortaliza con gran contenido en Ácido fólico, vitamina C y hierro, sus hojas también son comestibles y de alto valor nutritivo, se puede comer en sopas, salsas. Deben seleccionarse con raíces de color rojo intenso, firmes y sin rajaduras, sus hojas frescas e intactas, las que son más nutritivas que sus raíces.

Salsas y Condimentos.

Salsas y condimentos.jpg

Condimentos: son sustancias alimenticias que utilizamos para sazonar, mejorar o realzar el gusto de los alimentos. A pesar de su valor nutritivo casi nulo, no debemos olvidarlas a la hora de cocinar, pues empleadas con mimo y moderación, enriquecen nuestros platos dotándolos de color y aroma y potenciando los sabores.

Especia: Sustancia vegetal aromática que sirve de condimento. Semillas, flores, cortezas o frutos aportan un sabor característico y muy pronunciado, su uso debe tener en cuenta su fuerza, sabor y aroma. En algunos casos, las especias van a cumplir además la misión de servir como elementos conservantes.
La mayoría de las especias estimulan los procesos digestivos y evitan las flatulencias, pero resultan excitantes e irritan la mucosa gástrica. Es por ello que deben emplearse en muy poca cantidad. No conviene que los incluyan en su dieta quienes padecen de estómago delicado (Gastritis, Úlceras), pero son interesantes para regímenes hiposódicos, ya que concentran bastante sabor y pueden sustituir en parte a la sal.

Condimentos ácidos
Vinagre: Por su Acidez, su consumo no está indicado en personas de estómago delicado, pero utilizado con mesura aporta un contrapunto interesante en aliños, verduras, pescados a la plancha y en algunas salsas.
Limón: Reemplaza, y con ventaja, al vinagre. Realza el sabor del pescado blanco y le confiere firmeza si se macera en crudo. En la elaboración de postres dulces, el limón corrige sabores demasiado dulces, o aporta contraste cuando las frutas utilizadas adolecen de poco sabor. Para quien sigue una dieta de protección gástrica, el limón es más adecuado en los aliños que el vinagre. Añadido su jugo a los platos, encubre en parte la falta de sal, lo que agradecen quienes han de respetar una dieta hiposódica, baja en sal.
Naranja Agria: Se usa el jugo y las hojas para aromatizar y condimentar alimentos en especial para preparar mojos o salsas ligeras, aliño y adobo de ensaladas, viandas y carnes, las hojas, cáscara del fruto y flores se emplean para aliviar catarros, como diuréticos, Antiespasmódicos y se refiere que actúan en la protección de los pequeños Vasos sanguíneos. La cáscara del fruto también se usa para aromatizar y saborizar dulces (al igual que la de la dulce, mandarina, limón y toronja).

Ajos, cebollas y porros
Previenen el Cáncer. Las personas que consumen abundante ajo y cebolla tienen menor riesgo de cáncer de piel, estómago, hígado, colon, pulmones y cuello de útero. También bloquean las sustancias cancerígenas que se forman en el estómago al comer alimentos conservados con nitratos, como los embutidos.
Protegen el Corazón. La cebolla ayuda a reducir el nivel de Colesterol, a mantener limpias las paredes arteriales y a evitar que se endurezcan las arterias y se produzcan infartos. El ajo contiene Anticoagulantes que mantienen la sangre fluida, actuando como aspirina. El porro también protege la salud cardiovascular al reducir el colesterol, la densidad de la sangre y el riesgo de que se formen coágulos, tiene propiedades antiinflamatorias.
Benefician a la mujer. El ajo fortalece a las células afectadas por los Estrógenos, hormonas femeninas que se relacionan con el cáncer cervicouterino y de seno. Además ayuda a adelgazar la sangre, evitando que se formen coágulos, lo cual es conveniente para las mujeres que toman la píldora.
Fortalecen las defensas. El ajo es útil para eliminar las úlceras, además de las bacterias, hongos y gérmenes que causan muchas infecciones.
Favorecen la digestión. El ajo, la cebolla y el porro son beneficiosos para los vasos sanguíneos, activan la secreción de jugos gástricos, son un arma contra bacterias y hongos y favorecen a la flora intestinal.
Mejoran la Diabetes. La cebolla es útil para los diabéticos porque de forma similar a la insulina del Páncreas, ayuda a reducir el exceso de azúcar en la sangre.

Granos y Viandas

Nutrición.JPG

Las plantas cuya parte más valiosa desde el punto de vista nutricional son las semillas o granos se agrupan en: Cereales, Legumbres y Oleaginosas.
En la semilla se concentran y almacenan grandes reservas de proteínas, vitaminas y minerales; y grasas en proporciones variables. Son la fuente de alimentos energéticos más importante para las tres cuartas partes de la población mundial y tienen una cualidad muy importante que es la posibilidad de ser almacenados sin refrigeración por largos períodos de tiempo.

Cereales: Constituyen la base de la alimentación humana. Participan en altas proporciones en la dieta diaria y aportan una cantidad importante de calorías para satisfacer las necesidades energéticas del organismo (más del 50% de las necesidades diarias). Los más cultivados son: arroz, maíz, trigo, cebada, avena, centeno, sorgo y mijo.
Los cereales contienen alrededor de 10% de proteínas, y 75% de carbohidratos (principalmente en forma de almidones), minerales y vitaminas que se almacenan en la parte exterior de las semillas, por lo que deben ser consumidas integrales.

Arroz: Es originario de Asia y forma parte de la dieta básica del cubano. El Arroz pulido contiene aproximadamente un 25% de hidratos de carbono, cantidades pequeñas de yodo, hierro, magnesio y fósforo, así como concentraciones casi inapreciables de proteínas y grasas.
El consumo de arroz con frijoles forma parte de la tradición cubana y es una buena combinación porque integra su valor energético con el valor proteico de los frijoles.

Maíz: Es originario de América, donde era el alimento básico de la Población aborigen. Es muy nutritivo, es una buena fuente de betacarotenos, el grano posee alrededor de 8% de proteína. Un plato de harina de maíz de aproximadamente 200g aporta energía en forma de almidones, proteínas, vitaminas A y B1, fósforo y hierro.

Leguminosas: Grupo de plantas muy numeroso, que incluye unas 17000 especies, tienen una gran importancia desde el punto de vista económico ya que incluyen muchas especies que se utilizan como alimento, por ejemplo el guisante (chícharo), la judía (frijol) o el maní; otras que son productoras de aceite, como la soja (soya); algunas de interés forrajero como el trébol y la alfalfa o especies ornamentales como la glicina o la falsa acacia. El fruto, llamado legumbre, es el elemento que mejor caracteriza a las leguminosas.

Frijoles: Es la fuente más importante de proteína vegetal que puedan consumir las personas; contienen más del doble de proteínas que los cereales y aproximadamente igual cantidad de carbohidratos. Aportan también al organismo apreciables cantidades de vitaminas B1, B2, fósforo y hierro. En Cuba se conocen muchos tipos de frijoles, los más populares son: El frijol común, de diferentes colores que son variedades de una misma especie, el caballero, los caritas y el gandul. Entre las leguminosas también se agrupan otros granos que si bien no se cultivan en nuestro país son de buena aceptación por nuestra población, entre los que se encuentran los garbanzos, guisantes (chícharos) y lentejas que poseen también un alto valor nutritivo.

La Soya: Introducido en nuestra cocina como extensor de la carne de res molida en picadillo, en diferentes productos lácteos como el yogurt y el queso crema. Es la fuente de Proteína vegetal más concentrada y completa que existe, contiene importantes cantidades de aceite, aporta vitaminas B1 y B2, A, E, K, ácido fólico, fósforo y hierro.

Girasol: Sus semillas son muy nutritivas; contienen alrededor de 25% de proteínas y 30-40% de aceites y además presentan una alta concentración de vitamina E, tiamina y fósforo.

Las viandas:
En Cuba se le da el nombre de viandas a:

  • Tubérculos como la papa, el boniato, y la malanga.
  • Raíces como la yuca y el ñame.
  • También se incluye en esta categoría a los plátanos que no se consumen frescos a manera de frutas, sino verdes o maduros cocinados en las comidas. Estos alimentos se caracterizan por su alta concentración en carbohidratos, ya sea en forma de azúcares o almidones. Son alimentos energéticos y sustitutos de los cereales como el trigo que se importa. Poseen bajo contenido de proteínas y otros nutrientes, necesitan una complementación adecuada, digamos como frijoles.

Boniato: Es originario de América, y se conoce también como batata. Existen muchas variedades, amarillos, blancos, rojos y morados. Su valor nutritivo es alto, y las variedades amarillas son preferibles porque tienen un mayor contenido en vitamina A.
Poseen además vitaminas B1, B2, B6, y C, fósforo y hierro.

Malanga: En Cuba se conocen 3 tipos: la blanca o guaguí, la amarilla y la isleña, las primeras son oriundas de América y la tercera de Asia. Puede almacenarse a temperatura ambiente por largos períodos de tiempo. A veces se comercializan los rizomas conocidos como chopos, pero son de menor aceptación que el tubérculo. Es un alimento principalmente energético, como las otras viandas y aporta vitamina B1 y fósforo.

Papa: Es un cultivo legendario, originario de los Andes .Tiene un alto contenido de agua, (que puede llegar al 80%), almidón, considerable cantidad de vitamina C, vitaminas B1, B6, niacina, fósforo y hierro.

Ñame: Hay varias especies; el blanco, el amarillo, y el chino, pueden almacenarse por largo tiempo sin que se descompongan, su valor nutritivo es menor que el de las demás viandas, principalmente su aporte es energético; tiene un elevado contenido de agua.
Yuca: Es esencialmente un alimento energético, ya que está compuesto principalmente por almidones y es un buen sustituto de los cereales, es importante conocer que debe desecharse el agua de la cocción inmediatamente que las yucas estén blandas, por su elevado contenido en Cianuro, que es altamente tóxica (no debe dársele tampoco a los animales) por lo que no se deben cocinar en ollas de presión ni en recipientes tapados.

Plátanos: Se dice que posiblemente es uno de los primeros cultivos que realizó el hombre mediante la propagación vegetativa.
Se deben seleccionar enteros, firmes, sin daños físicos. No es recomendable guardarlos en el refrigerador, si se desea prolongar su almacenamiento, se pueden deshidratar al sol. Su valor nutritivo es alto, tanto por su aporte energético como por su contenido vitamínico, en especial la vitamina A, B6 y C, así como de minerales, principalmente hierro. Es un buen sustituto del arroz.

Frutas

Frutas.JPG Las frutas son buenas fuentes de energía (en virtud de los carbohidratos que contienen en forma de fructosa y de glucosa), y también de vitaminas y minerales, además aportan agua y fibra dietética. Su aporte nutritivo difiere según la clase de fruta.
Debido a su alto contenido de sales orgánicas, agua y fibra, las frutas resultan estimulantes de las funciones digestivas y renales, es decir, estimulan el apetito, son laxantes y diuréticas. De igual manera, proporcionan Sales orgánicas de calcio, hierro, cobre y otros elementos que resultan de gran utilidad para el funcionamiento normal del organismo.


Las frutas forman parte indispensable de una dieta balanceada, y en muchos casos resultan de gran utilidad para hacer más eficaces los tratamientos contra ciertas enfermedades. Por ejemplo en la cura del escorbuto (padecimiento producido por una deficiencia de vitamina C) se utilizan las frutas cítricas como medicamentos, mientras que el Beriberi es tratado con frutas que contienen abundante vitamina B1 (tiamina), como el tamarindo; de igual modo las frutas son recomendadas a aquellas personas que sufren de estreñimiento, debido a que la fibra que contienen ayuda a estimular el Peristaltismo intestinal. Muchos estudios han demostrado sus beneficios a largo plazo, sobre todo en lo que a prevención del cáncer se refiere. Comer frutas en el desayuno, como postre o merienda, es una decisión muy sana.
Las frutas se clasifican:
A. -por su grado de acidez en frutas ácidas y dulces y agridulces.
B. - por su textura y grado de humedad en frutas jugosas o carnosas y frutos secos,
C. -Otras agrupaciones tienen en consideración su contenido en vitaminas y minerales o su riqueza en grasa, proteínas y carbohidratos.
Los frutos secos tienen muy bajo contenido de humedad, por tanto su consistencia es dura, tienen sabores neutros y presentan alta densidad energética dado por su riqueza en grasas (principalmente aceites esenciales no saturados y por su elevado contenido proteico). Estos frutos son muy nutritivos y muchos de ellos tienen apreciables cantidades de vitamina E, vitaminas del complejo B, minerales como el calcio, fósforo, potasio, magnesio y hierro entre otros. Ejemplos de algunas frutas y sus valores nutricionales:

Aceitunas: Contienen: 21% de Albuminoides, 53 % de Grasas, 17 % de hidratos de carbono, y 3 % de minerales. Deben masticarse lo máximo posible para que cumplan todo su papel nutritivo. Son de los más potentes alimentos de la naturaleza, muy generadores de calor por la gran cantidad de grasas que contienen, y generadores de energía muscular por su riqueza en hidratos de carbono. Llevan gran proporción de sales entre las que domina el fósforo, lo que las hace muy útiles para los que realizan un gran trabajo intelectual y para los enfermos del sistema nervioso, también contiene potasio, magnesio, calcio y vitaminas B1 y B2. La proteína de la almendra es de las más completas, pues posee la mayoría de los Aminoácidos necesarios para la vida.

Piña o Ananá: Contiene un 13 % de hidratos de carbono o azúcares, lo que lo hace uno de los frutos más alimenticios. Resulta muy digestiva, refrescante, depuradora, laxante y mineralizadora. También contiene ácido málico, cítrico y en menor proporción yodo, hierro, cobre, manganeso y es rica en vitaminas A, B1 y B2. Es muy recomendable para los enfermos que padecen Dispepsia, y para las enfermedades de la boca, Faringe y Laringe. Exteriormente sus rodajas aplicadas en cataplasma sobre la parte afectada, son muy útiles en mordeduras de perros, picaduras de víboras e insectos. Tiene propiedades que combaten la Celulitis y depuran el organismo. Para mejorar pieles con Acné resulta fantástica el agua de la cocción de su cáscara.

Bananas: Contienen 23 % de hidratos de carbono, 1.40 % de albúminas, sales minerales (potasio, sodio, fósforo y calcio) y vitaminas B6 y E. Su valor nutritivo es superior al de la mayor parte de las frutas frescas.
Debe consumirse bien madura, pues así, todo el almidón se ha convertido en azúcar, tan asimilable como el de las naranjas, pero más abundante que el de éstas. Contrariamente a lo que se cree, esta es una fruta de fácil digestión, indicada especialmente en la acidez y úlcera de estómago, como también en ciertas afecciones del corazón y riñones, en las cuales es indispensable una cura seca. Facilitan y fluidifican las secreciones del organismo, sobre todo los Jugos digestivos.
Su pulpa, blanda y sabrosa, es un excelente alimento para niños y viejos, ya que tiene un gran poder antirraquítico, y en algunas regiones donde se cultiva, se consume en lugar de pan. Con su cáscara se hacen cataplasmas muy beneficiosas para casos de torceduras o magulladuras con tendencia a inflamarse.

Cerezas: Contiene 0,6 % de albúminas, 15 % de almidones y azúcares, 0,5 % de sales minerales (potasio, sodio, fósforo, calcio, magnesio y hierro), y vitaminas A, B1, B2, C, son altamente depuradoras de los humores, desinfectan el intestino y mineralizan la sangre.

Ciruelas: Contienen 0,6 % de albúminas, 14 % de azúcares y 0,7 % de sales minerales, entre las cuales abundan las de hierro y calcio. También vitaminas A, B1 , B2 y C. Su riqueza en azúcares y ácidos alcalinizantes la hacen un alimento muy energético, un gran laxante y desintoxicante. Desecadas aumentan su poder energético, pues pasan a contener un 50 % de azúcar. Son indicadas para tratar el estreñimiento, las congestiones hepáticas y el reumatismo.

Coco: Contiene 34 % de grasas, 18 % de hidratos de carbono, 4 % de albúminas, abundantes sales minerales (calcio, fósforo y hierro), y vitamina C.
El agua de coco contenida en su interior tiene admirables propiedades mineralizadoras, purificadoras de la sangre y útiles contra la amebiasis intestinal. Es un alimento de los países cálidos y gran productor de fuerza. Su pulpa triturada es buen acondicionador para el cabello y su agua atenúa las arrugas y las imperfecciones del cutis.

Granadas: Son fuertemente mineralizadores, refrescantes y alimenticios. Existen variedades agrias, agridulces y dulces. La cáscara se usa en cocimiento, para tratar la diarrea, gracias a la gran cantidad de tanino que contiene.

Guayabas: Fruta de origen tropical, contiene 17 % de hidratos de carbono, sales minerales (fósforo y calcio) y vitaminas A, B1, B2, B6 y C.

Limas: Frutos muy parecidos al limón, no tan ácidos. Sus propiedades son análogas, pero muy inferiores a las de las naranjas y los limones.

Limones: Son abundantes en sales minerales, especialmente calcio, fósforo, magnesio y potasio y contienen vitaminas A, B1, B2 y C. Son frutos medicinales por excelencia, desinfectantes, antisépticos y bactericidas, que deben sus propiedades especialmente al ácido cítrico que contienen. Conviene que advirtamos la posibilidad de una desmineralización de la sangre por el abuso del limón, sobre todo, en personas artríticas.

Naranjas: en todas sus variedades, incluyendo las mandarinas, contienen abundantes vitaminas A, B1, B2, y C y muchas sales minerales (potasio, calcio y fósforo). Son diuréticas, antirraquíticas y poseen propiedades preventivas y curativas. Las naranjas y mandarinas son altamente depurativas y se benefician con sus cualidades reumáticas, nefríticas, dispépticas, hepáticas, débiles, convalecientes, estreñidas, obesas, febriles, ulcerosas, entre otras. Es una fruta que estimula el Sistema nervioso, eficaz contra las convulsiones nerviosas, jaquecas, calambres e insomnio, deben tomarse al menos dos vasos grandes por día.
Nísperos: Contienen una buena cantidad de hidratos de carbono, por lo que son un buen alimento muscular. Son astringentes.

Manzanas: Su composición química es: 85 % de agua, 0,50 % de albúminas, 14 % de hidratos de carbono y su gran capacidad mineralizadora se debe a la gran abundancia de sodio, potasio, magnesio y fósforo. Contienen vitaminas A, B1, B2, B6 y C. Son depurativas y desintoxicantes y están especialmente indicadas en diabetes, obesidad, acidez, diarreas, enfermos convalecientes y favorecen las secreciones del aparato digestivo, por lo que son muy recomendadas para las inflamaciones de dicho aparato, como también del respiratorio, de los riñones y del hígado. Equilibra el acido úrico, impidiendo la formación de cálculos y arenillas.

Papaya: Fruta tropical de exquisito sabor. Muy rica en azúcares, sales minerales (fósforo, calcio, magnesio y sodio), y vitaminas A, C, y D. Una tajada pequeña o ración de 100g de fruta bomba fresca satisface el 93% de las necesidades de vitamina C y un 14% de A. Tiene propiedades digestivas debido a su alto contenido en papaína (enzima que actúa hidrolizando o dirigiendo las proteínas).Su pulpa se utiliza en la preparación de diferentes mascarillas actas para todo tipo de piel y muy eficaz para eliminar las células muertas, además fantástica para dietas de adelgazamiento.

Toronja: Fruto de características similares a la naranja, tiene propiedades tónicas y aperitivas, su jugo es antifebril, neutraliza la acidez de los humores y es útil para tratar las afecciones de las vías respiratorias

Uvas: ricas en vitaminas A, B1 , B2 , y C. Frescas contienen 1 % de albúminas y 1 % de sales minerales vitalizadas (sulfatos, fosfatos, silicatos, citratos, etc y 20 % de azúcar (levulosa) de muy fácil asimilación, que las convierte en un magnifico alimento muscular; secas contienen 2 % de albúminas, 1,5 % de sales y 60 % de azúcar asimilable, por lo que son uno de los alimentos que más nutren con menos peso. Sus propiedades curativas son conocidas desde la época del gran Hipócrates. ( s (c. 460-c. 377 a.C, el médico más importante de la antigüedad, es considerado el padre de la medicina) Aplicadas en todas las manifestaciones del artritismo (reumatismo, litiasis, gota, entre otros) bajo el nombre de cura de uvas, también evitan la acumulación de depósitos calcáreos en los tejidos (característicos de la vejez) y regula el cambio de sales calizas en los órganos del crecimiento por lo que son tan valiosas para los niños. Las uvas aumentan la secreción biliar, estimulan los centros nerviosos, fortalecen la circulación y proporcionan vigor y pureza a la sangre. Debido a sus ácidos libres, tienen propiedades antinflamatorias y reguladoras de las secreciones.

Anón: Es rica en azúcares, aporta vitaminas C, B1, B2 y fósforo en proporciones apreciables. No pueden almacenarse frescos por largo tiempo. Deben seleccionarse que no estén excesivamente maduros para que no se desgranen con facilidad.

Mango: Después de los cítricos y los plátanos es la fruta que más se produce en Cuba, su valor nutricional viene dado principalmente por su contenido en carotenos o precursores de la vitamina A y en vitamina C. Se le atribuyen propiedades medicinales, principalmente para combatir las dolencias del sistema respiratorio y cardíaco. Se dice que el mango asado puede aliviar el asma, además se considera un laxante suave, sobre todo si se consume en ayunas.

Marañón: La pulpa contiene vitamina C y B1, pero su valor nutricional se concentra en la semilla que contiene alrededor del 15% de proteínas y 37% de aceites, siendo extraordinariamente en fósforo (3 veces más que los ostiones), el aceite extraído de las semillas se dice que es útil para las afecciones pulmonares.

Fuentes

  • Lic.Arnoldo Muxart Yuri. Multimedia, Nutrición y Salud.
  • Figueroa Vilda,Lama José. "Cómo conservar alimentos y condimentos con métodos sencillos y naturales". La Habana, 1998.