Saltar a: navegación, buscar

Juan Francisco Aro Fernández

Juan Francisco Aro Fernández
Información sobre la plantilla
Juan Francisco Aro Fernández.jpg
Víctima del sabotaje terrorista al buque francés La Coubre.
NombreJuan Francisco Aro Fernández
Nacimiento21 de agosto de 1933
Localida de Canoa en Camajuaní, Villa ClaraBandera de Cuba
Fallecimiento4 de marzo de 1960
La HabanaBandera de Cuba
Causa de la muerteVíctima de sabotaje terrorista.
Nacionalidadcubana
Ciudadaníacubana
HijosGrisell Aro Cabrera
Juan Francisco Aro Fernández. Activo revolucionario que luchó contra el régimen de Batista. Fue víctima fatal del sabotaje al buque francés La Coubre.

Síntesis biográfica

Hijo de una familia humilde, Juan Francisco Aro Fernández nació el 21 de agosto de 1933, en la localidad de Canoa, municipio Camajuaní, Villa Clara. De niño experimentó los rigores de la injusticia social que padecía Cuba bajo el capitalismo. Al cabo de los años se involucró en las actividades revolucionarias contra el régimen de Batista.

Junto a varios compañeros, asaltó un tren custodiado por el ejército en las cercanías de Vega Alta. Juan Francisco cae preso en Cienfuegos, como resultado de un fallido intento de alzamiento. Tras esta experiencia, se une a las fuerzas rebeldes en el Frente Norte de la antigua provincia de Las Villas. Como miembro del ejército, Juan Francisco participa en la toma del Cuartel de Yaguajay. Tras el triunfo de la Revolución Cubana, sirvió en la Policía Militar Revolucionaria.

Sabotaje terrorista a La Coubre

El 4 de marzo de 1960, el buque francés La Coubre fue objeto de uno de los primeros atentados perpetrados contra la naciente Revolución Cubana. La embarcación estalló en la Bahía de La Habana, con más de 80 t de granadas y municiones que el gobierno revolucionario había adquirido en Bélgica.

Juan Francisco era miembro de la guarnición del Cuartel de San Ambrosio, aledaño al lugar de la catástrofe. Él le había dicho a su hermano Valeriano, que al regresar de la escuela militar que cursaba, se incorporaría a la descarga. Fue uno de los pocos que escaparon ilesos de la primera detonación. Treinta minutos después, mientras se rescataban las víctimas, hubo una segunda explosión más fuerte. Fue en ese instante cuando alguien informó el nombre de Juan Francisco Aro Fernández entre los caídos.

A la una de la madrugada del día 5, los familiares, residentes en el poblado de San Gil, supieron de su trágica muerte. Con su deceso, Juan Francisco dejó huérfana a la entonces niña de tres años de edad, Grisell Aro Cabrera.

Fuentes