Saltar a: navegación, buscar

Julio García Luis

Julio García
Información sobre la plantilla
El maestro de periodistas.jpeg
NombreJulio García Luis
Nacimiento26 de junio de 1942
Sagua la Grande, Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento12 de enero de 2012
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteInfarto cardíaco.
ResidenciaBandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
OcupaciónPeriodista
CónyugeNadia Díaz
PremiosPremio Nacional de Periodismo José Martí, por la obra de la vida en 2011

Doctor Julio García Luis. Relevante periodista cubano, Premio Nacional de Periodismo José Martí, por la obra de la vida en 2011. Por varias décadas, tuvo el honor de ser cronista de viajes del Comandante en Jefe por el mundo.

Síntesis biográfica

Nació en Sagua la Grande el 26 de junio de 1942. Nunca supo que era sagüero, realmente fue una sorpresa saber que hacía 69 años había nacido en esta tierra, de la cual han salido tantos periodistas de merecido prestigio territorial, nacional e internacional.

Además de nacer en la Villa del Undoso, debía existir algún otro lazo que lo atara al terruño, iba periódicamente a Villa Clara (Cuba), provincia con la cual se sentía muy identificado. Desde muy joven se alejó de Sagua la Grande, sin embargo nunca olvidó de dónde provenía.

Estudios

Realmente se preparó como maestro por necesidad, en su época el estudiante no tenía opción, no todos podían aspirar a prepararse en cualquier cosa; lo que estuvo al alcance de sus padres, era que ingresara en la Escuela Normal de Santa Clara, entonces llega a la escuela Superior, que antiguamente era séptimo y octavo grados, de ahí surgió la idea de ser maestro.

Fue profesor de los primeros educadores voluntarios, luego trabajó tres años en la Escuela Formadora de Maestros de Topes de Collantes, allí cursó la Universidad.

Aprendió ruso por las clases que se impartían en la radio, y luego también el inglés y el francés, gracias a las conferencias televisivas de Universidad para Todos. Como cualquier hijo de vecino se sentaba al amanecer frente el televisor, libreta en mano, “y podía caerse el mundo, que allí estaba, delante de la pantalla”.

Vida laboral

En Topes de Collantes fue secretario del Partido, entonces se comenzó a organizar en La Habana el trabajo del Comité Central; a raíz de eso, en el año 1966, lo solicitaron para trabajar en dicho órgano.

Se inició en la Comisión de Orientación Revolucionaria, lo cual coincidió con el proceso contra el sectarismo, una situación muy peligrosa, dada en Cuba en el año 1962 y posteriormente en 1967, eso condujo a que se produjera un cambio en la dirección del periódico Granma y encargaron a varios compañeros a hacerse cargo del diario, entre ellos estaba él. Fue designando responsable de la página ideológica; mediante esa coyuntura empieza a desarrollarse como periodista.

Del mismo modo que fue maestro por necesidad, entró al periodismo por una circunstancia, lo cual no le desagradaba, al contrario, se fue familiarizando y llegó a laborar durante 20 años en el periódico. Aprendió todo empíricamente, no realiza ningún estudio de tipo teórico, fue a partir de la necesidad práctica y de las tareas que debía cumplir.

Enseñaba también en el barrio, donde fue presidente del CDR durante 20 años. Su sentido del compromiso hacía que siempre apoyara a sus alumnos, en las buenas y en las malas. Y lo mismo en una vigilia que en una marcha patriótica, allí estaba él de primero junto a los estudiantes, “se preparaba un pomito de té frío, se lo echaba en el bolsillo, y allá se iba con sus muchachos”.

Julito permaneció muy atento también a cada ser humano que lo rodeaba, y al devenir de su país, que amó entrañablemente. Así se proyectó durante toda su trayectoria profesional, lo mismo trabajando en el PCC, que en el periódico Granma; igual como presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, que en el periódico Trabajadores, o como decano de la Facultad de Comunicación.

Premios

Premio Nacional de Periodismo José Martí
Entre los muchos reconocimientos que con justeza galonaron su carrera, se incluye la Réplica del Machete del Generalísimo.

Muerte

Entre aplausos y silencios, con la sensación de que una parte del periodismo latinoamericano entró con él a la eternidad, cientos de personas despidieron el 12 de enero de 2012, para siempre, al insigne cronista cubano Julio García Luis.

El último adiós al Premio Nacional de Periodismo de 2011 y maestro de generaciones de reporteros de América Latina, Asia y África tuvo lugar en la Necrópolis de Colón, de la capital cubana.

García Luis pasó a la inmortalidad con una amplia trayectoria que incluyó su actuación como corresponsal en más de 50 viajes de Fidel Castro al exterior, la presidencia de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y como decano en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

El primer vicepresidente de la UPEC, José Antonio Martín recordó en la despedida de duelo la vida profesional de quien calificó de "un profundo editorialista y cronista". Por su parte, diferentes generaciones de periodistas rememoraron su compromiso con la causa de la prensa nacional, su estilo único de escribir, sus libros de obligada consulta y, sobre todo, su entereza y bondad.

Fuentes