Saltar a: navegación, buscar

La enseñanza preescolar y el juego

Juegos Educativos
Información sobre la plantilla
Juegosedu1.JPG
Accesorios:Materiales Escolares
Contacto:no

La enseñanza preescolar y el juego. El juego es la actividad práctica social variada que consiste en la reproducción activa de cualquier fenómeno de la vida parcial o total.

El juego

El juego en el hombre es aquella recreación en la actividad por lo cual se abstrae de su esencia social propiamente humana sus objetivos y normas de relación entre las personas, o sea, de los juegos debemos tomar su esencia y llevarlo a que el objetivo del mismo se cumpla como un fenómeno de la práctica social con un interés común.

En el grado preescolar el juego es la actividad fundamental ya que por sus características existen las condiciones más propicias para que se produzca el desarrollo; contribuye de manera significativa a este, por lo que responde a una necesidad básica en ese momento evolutivo sin olvidar que existen otros tipos de actividades que pueden tener también una influencia decisiva en esta etapa específica del desarrollo. La etapa que abarca, desde el nacimiento hasta los 6 años, es el período más significativo en la formación del ser humano. La infancia preescolar es donde el niño se enfrenta por vez primera a la realidad humana. En su actuación, ante todo en sus juegos ya sobrepasa la simple manipulación de objetos y aumenta la relación y comunicación con los adultos, siendo esta la actividad que predomina en estas edades, mediante la cual hace suyo ese mundo maravilloso que está comenzando para ellos. Por lo tanto el juego, como actividad fundamental en la edad preescolar, constituye un medio idóneo para el logro de los objetivos de la Educación Preescolar en estas edades; razones que la educación no puede desaprovechar, no solo para satisfacer la necesidad de actividad de los pequeños, para alegrarlos, entretenerlos y hacerlos que vivan intensamente su infancia, sino, para utilizarla como una vía fundamental de influencia educativa, para la estimulación a su desarrollo integral por vía institucional y no institucional.

Desarrollo de la educación preescolar en Cuba

Al Triunfo de la Revolución se incrementa la atención educativa a los niños y niñas de 0 a 5 años. Se crean los círculos infantiles en 1961, con el propósito de propiciar la incorporación de la mujer al trabajo, donde se recibían los niños desde los 45 días de nacidos hasta los 5 años. El trabajo en esa etapa estuvo dirigido principalmente a la atención de la salud y la nutrición de los niños, a incrementar el número de estas instituciones y a preparar al personal que trabajaría en esos centros.

En la década del 70 ocurren importantes transformaciones. Se crea el Instituto de la Infancia en 1971, que posibilitó que todas las instituciones infantiles surgidas con la Revolución (círculos infantiles, jardines y hogares) pasaran a una dirección única. Surgen las escuelas formadoras de educadoras para la formación regular del personal docente y la titulación del personal en ejercicio. Se crea la comisión de educación de padres y se inician las primeras investigaciones sobre estas edades.

Durante los años 80 continúa en ascenso el desarrollo de la educación preescolar: se implanta el primer programa de esta enseñanza en 1981, se integra la educación preescolar al Ministerio de Educación como parte del sistema; se logra que todo el personal docente que trabajaba en los círculos tuviera nivel medio concluido y se crea la licenciatura en educación preescolar para las educadoras del nivel medio en ejercicio.

A partir de 1990, a la par que continúa el perfeccionamiento de la educación preescolar por vías institucionales, comienza a extenderse de forma progresiva el programa “Educa a tu hijo”, para la orientación a la familia de niños que no asistían a los círculos. Se integra el grado preescolar al subsistema, lo que constituye un importante paso en la unidad y coherencia del proceso Pedagógico, por ser esta la última etapa de la etapa preescolar.

El Programa Educa a tu Hijo, ha atendido población hasta en las zonas montañosas, e incluye instituciones hospitalarias, entre ellas oncológicas que atienden a niños enfermos hospitalizados por tiempo prolongado. Este programa de atención educativa para los primeros años de vida, cuyo rol protagónico es la familia e intervienen diversos organismos y organizaciones, ha alcanzado altos niveles de desarrollo y único de su tipo en el mundo. Este modelo social de atención educativa es reconocido por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y en otras naciones se ha utilizado en la práctica obteniendo resultados satisfactorios. Actualmente se encuentra en países de América Latina como Ecuador, el primero que contextualizó el modelo, e incluye a México, Guatemala, Brasil y Colombia y otras naciones como Venezuela han manifestado su interés de introducirlo.

En 1995, se crea el centro latinoamericano de la educación preescolar (CELEP), para favorecer el intercambio de experiencias, la investigación y la superación.

Dadas las potencialidades de aprendizaje existentes en la infancia temprana, el sistema educacional de Cuba prioriza la atención a menores en edad preescolar mediante diversas variantes. 

La enseñanza preescolar

En las escuelas primarias se trabajan dos enseñanzas una que atiende a los niños de primero a sexto y la otra a los niños de preescolar y vías no formales este grado preescolar trabaja directamente con los menores incluídos en el llamado 6to año de vida específicamente los que tienen 5 años de edad, los que se encuentran dentro de la enseñanza preescolar. Los niños que tienen estas edades presentan características especiales fundamentalmente dirigidas a su actividad fundamental “El juego”, actividad que seguirá siendo importante para él incluso después de su ingreso al primer grado de la enseñanza primaria.

Por tal motivo se hace imprescindible que los conocimientos que se le lleve al niño se hagan a partir de este punto y no violentar el desarrollo del menor saltando etapas importantes para su desarrollo. Se sabe que la mayor parte de los conocimientos que el niño asimilará en su vida es adquirida precisamente a partir de estas edades y es obligación del adulto responsable del menor aprovechar esta posibilidad y explotarla al máximo pero sin llegar a la imposición de las tareas, la idea es satisfacer las necesidades más crecientes del niño, si la personalidad de este menor presenta sed de conocimientos no debemos frenarlo pensando que está muy pequeño, nunca se es cuando de aprender se trata.

La entrada del niño a la escuela constituye un momento fundamental de su vida, va a iniciar el proceso de aprendizaje sistemático de los fundamentos de las ciencias, comienza una actividad seria y responsable: el estudio, que durante toda la vida escolar va a constituir la actividad fundamental y por su cumplimiento será evaluado por los maestros, padres, coetáneos y por la sociedad en general. Este hecho refleja la importancia que tiene para el niño obtener éxito, fundamentalmente en el primer grado, eslabón inicial de este proceso, donde se sientan las bases para el futuro aprendizaje y se adquieren hábitos y procedimientos de trabajo que resultarán básicos para toda su labor posterior como escolar.

Característica de la enseñanza preescolar

  • Círculos infantiles. Recoge los niños y niñas hasta 5 años, desglosados en los diferentes años de vida.
  • Escuelas primarias. Los niños y niñas de 0 a 4 años que están agrupados y atendidos con el programa “Educa a tu hijo” conocido por algunos como vías no formales y los de 5 años de edad perteneciente al grado preescolar.

Objetivo del grado preescolar

El grado preescolar tiene como objetivo principal preparar al niño para su ingreso a la enseñanza primaria y que el tránsito de un ciclo  a otro se produzca con la mayor naturalidad del mundo y con la preparación que el mismo necesita para que este enfrentamiento sea satisfactorio y no provoque un rechazo que puede ser fatal para su aprendizaje. Se le debe dar una atención muy especial a las acciones educativas trabajadas con los niños del grado preescolar o sexto año de vida, se utilizarán diferentes tipos de actividades y situaciones para estimular el desarrollo de los niños en esta etapa, apoyar los contenidos en los juegos didácticos, es la forma más amena de lograr un ciento por ciento de efectividad en el desarrollo de las actividades programadas.

Las consecuencias negativas para el desarrollo del niño si nos aferramos en enseñarles los contenidos de una forma mecánica, se pueden producir tanto de forma inmediata o mucho tiempo después, presentando dificultades para adaptarse a la nueva situación escolar, perdiendo interés en las tareas escolares, necesitando realizar un mayor esfuerzo para mantenerse, es por eso que es necesario que en la primera etapa del primer grado todavía se mantenga el juego como su actividad fundamental.

Los juegos recreativos

Los juegos recreativos están encaminado a lograr que los niños y niñas de la enseñanza preescolar se recreen y se desarrollen en colectivo, dentro de ellos podemos encontrar los juegos tradicionales que tanto bienestar dan a los pequeños.

Los juegos tradicionales

Los juegos tradicionales son los que se practican en grupo con el fin de divertirse y entretenerse. Muchos de los juegos tradicionales que aún son vigentes se remontan a siglos atrás y por eso se les llama “tradicionales”, porque muchas generaciones han crecido practicando esos juegos y porque tienen una importancia cultural de que se sigan practicando juegos que se realizaban cuatro siglos atrás. Por eso es importante mantener y hacer que los más “pequeños” practiquen estos juegos, ya que son de gran interés tanto para ellos como para los demás, y además tenemos que evitar que otros juegos no tan culturales invadan el terreno a estos juegos ya que no son tan instructivos.

Juegos didácticos

Los juegos didácticos tienen la función de enseñar jugando de ahí su nombre, el niño de 5 años no tiene conciencia de que se está nutriendo de conocimientos ellos solo asimilan el juego y como tal lo disfrutan, es muy decisivo el papel que juega la educadora en este momento, de ella depende que no se violen los tres requisitos que deben cumplir los juegos didácticos:

  • Tarea didáctica.
  • Acciones lúbricas.
  • Las reglas del juego.

Si falta uno de estos elementos no estaríamos en presencia de un juego didáctico se estaría jugando con fin recreativo no educativo. Estos tipos de juegos también pueden instruir a todo tipo de niños y niñas solo debemos realizar una buena selección de los mismos en cuanto a edad, intereses y exigencia realizadas por el propio infante.

La edad preescolar constituye una etapa de la vida donde se desarrolla el pensamiento, la imaginación, la memoria, así como hábitos y habilidades, donde existen grandes reservas intelectuales que facilitan el desarrollo y formación de diversas capacidades y cualidades de la personalidad. Por lo tanto, las influencias educativas que reciben los niños determinan en gran medida cómo serán al crecer.

Véase también

Referencias bibliográficas

  • Programa de educación preescolar MINED Ed, pueblo y educación, La Habana 1980 Revista iberoamericana de educación ISSN: 1681-5653 n.º 44/4 – 10 de noviembre de 2007
  • EDITA: Organización. Revista Iberoamericana de Educación (ISSN: 1681-5653) • 2 • Articulación preescolar-primaria: recomendaciones al maestro PÉREZ FOREST, H:. “La estimulación intelectual en la edad preescolar”. Curso Pre-encuentro del II Encuentro Internacional de Educación Inicial y Preescolar. Ciudad de La Habana.

Fuentes