Saltar a: navegación, buscar

Loma de la Campana

(Redirigido desde «La loma de la Campana»)
La loma de la campana
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

Ubicación Geográfica:Banes, Holguín, Bandera de Cuba Cuba
Loma de la Campana. Antiguo fuerte español llamado “Echagüe”, situado en Banes, provincia Oriente , donde años después se construyó una casa en la que se situó una campana. La misma estaba destinada a repicar para dar aviso a la zona en caso de incendio en los cañaverales y casas de propiedad de la United Fruit Company, lugar que se conoce desde entonces como “La loma de la campana”.

Su historia

El día 8 de mayo de 1895 entro en Banes el entonces coronel del Ejercito Libertador Remigio Marrero Álvarez, con cien hombre mal armados y quemaron el fuerte en construcción, frente a la casa de Don Octavio Silva en  la carretera de Veguitas, precisamente donde existe  el depósito  de madera Cordovés.

En esa oportunidad se llevaron las armas de la casa del Alcalde  de Barrio Don Francisco Galicia Ayuso, y se fueron  con Marrero al campo de la revolución independentista un grupo de jóvenes banenses.

El 20 de septiembre de ese año dio comienzo la construcción  del fuerte  “Echagüe” en la loma donde años después  se construyó una casa de madera y zinc, en la que se situó una campana  que daba  aviso de los incendio de los cañaverales  y casas de propiedad de la United  Fruit company y que se conoce desde entonces como “La  loma de la  campana”

Construcción de fuertes

El 30 de octubre de 1895 llegó a la zona una compañía  del Cuerpo de Ingenieros  del Ejercito  Español  para  construir  fortificaciones militares, entre ellos estaba uno a la cabeza del puente donde existió luego una tienda de ropas, otro  donde estuvo luego el  local de la Cuban Telephone Company , otro  donde estuvo la Escuela Primaria Superior,  otro de raíles  al fondo del depósito de Express de la Unit fruit Company, otro  en la calle de Los ángeles,  en la curva donde termina  dicha calle. Esta tenía dos reductos situados:  uno al este y otro al oeste. Conocido  como el fuerte de prevención, del  mismo dimanaban  las órdenes  y avituallamiento para los demás fuertes,. era  a la vez  uan especie de cuartel  y en el mismo residía  el capitán  que mandaba la plaza  de Banes, nombrado Don Eduardo Galbán.

Estos fuertes fueron sitiados en el mes de agosto de 1896 por el general del Ejército Libertador Mariano Torres Mora. Durante el sitio, el general Torre escogió a “Fino ” Pupo Cruz como emisario para pedir la rendición de la plaza al que en esa fecha la comandaba, el teniente Lago, que no accedió a sus propósitos.

El día 11 del mismo mes y año, el general Torres cumpliendo con ordenes del Generalísimo Máximo Gómez, procedió a incendiar el pueblo de Banes, quedando solo en pie el molino de viento con su torre de madera , propiedad de los Dumois.

El 17 de agosto de 1896 llegó a Banes la columna  del general español Nario, con 2 600 hombres  de infantería, artillería, ingenieros y  guerrilla.

El día  18 al llegar a la loma de Sampera  (entrada de los Angeles) una guerrilla de 50 hombres  fue atacadas  por fuerzas cubanas, teniendo  dicha  guerrilla un muerto y un herido. Ese día se destruyeron  por los españoles  todas las  fortificaciones  emplazadas en Banes, llevando  las mercancías  al fuerte El Embarcadero,  que fue el único que  quedo protegiendo el muelle.

La campana

La campana que estaba instalada, en la casa de la loma de ese nombre fue fundida en Toledo y traída a Santa Isabel de Nipe por una compañía franco-española que pretendía instalar un centra en dicho lugar.

Cuando se construyó la casa  por la United Fruit Company  en 1901, en el sitio donde fue demolido  el fuerte de “Echagüe”, se  llevó allí  dicha campana  que tenía  en la parte superior  o corona, cuatro cabezas de indios.

En la casa de “La loma de la campana”, vivieron por muchos años el Sr. Antonio Batista y su familia, a muchos de los cuales le llaman en lugar de por el apellido el nombre y le agregan campana.El Sr. Batista  devengaba  un sueldo de la compañía  por su labor de avisar en caso de incendios y que entonces  eran muy frecuentes.

Al  declarar  la United Fruit Company inútil el servicio de aviso, demolió la casa  y donó la campana a la Iglesia Católica  del Central  Boston  en el barrio de Macabí  y en los talleres  de la empresa  fue fundida, teniendo Emilio Galicia  en su poder uno de los cuatro indios que la adornaban.

Remenbranza

Muchas veces al cruzar por este lugar, parece ver en lo alto de la loma, la casita pintada de amarillo con el techo rojo y sentir los tañidos de la vieja campana que llevaba a los banenses el aviso de su voz, para advertir el peligro de la presencia de Vulcano en la apacible y risueña villa, olvidada hoy en los recuerdos que regresan a la memoria en grata reminiscencia de un pasado que no ha de volver.

Fuente

  • Abel Tarrago. Recopilación de  artículos.