Saltar a: navegación, buscar

Lagos de Cuba

Lagos en Cuba
Información sobre la plantilla
Lagos de Mayajigua.jpeg
Cuerpo de agua dulce o salada, más o menos extensa, que se encuentra alejada del mar.
PaísBandera de Cuba Cuba
CostaSur y Norte de Cuba
AfluentesRío Cauto, Río Zaza, Río Cuyaguateje, Sagua la Grande.

Lagos de Cuba. Es un cuerpo de agua dulce o salada, más o menos extensa, que se encuentra alejada del mar. El aporte de agua a los lagos viene de los ríos y del afloramiento de aguas freáticas.

Lagos y lagunas

En Cuba los lagos son pequeños, de ahí que se les denominen lagunas, las cuales pueden ser de agua dulce o salada. Las lagunas dulces son aquellas alejadas de la costa y las que están próximas al litoral y se comunican con el mar, pueden ser de agua salobre o salada. El Río Cauto, el Río Zaza, Río Cuyaguateje y el Sagua la Grande, han formado lagos de herradura.

Equilibrio hídrico

Los lagos son alimentados generalmente por uno o varios ríos aguas arriba, ya sea por surgencias, o por glaciares. El agua se drena de forma natural, principalmente por un río llamado emisario o también por evaporación.

Los lagos son una importante reserva de agua dulce utilizada por los seres humanos para el riego de cultivos, como fuente de agua potable, y en algunos casos para producir energía eléctrica.

Corrientes

Aunque estancada, el agua de los lagos tiene movimientos internos. Además de las corrientes creadas por los ríos, aguas arriba o aguas abajo, y los manantiales subterráneos, pueden producirse olas provocadas por causas diversas, como la acción del viento sobre la superficie del agua. Además, los lagos están sujetos a una serie de movimientos, auténticos desplazamientos del agua de un lado a otro del lago, observables como depresiones reales de una parte en la otra costa.

Las diferentes capas de agua se mueven en profundidad debido a las diferencias de temperatura, en función de la profundidad, del día y de las estaciones.

Estratos

Los lagos están más o menos estratificados térmicamente, en función del pH, del oxígeno y ecológicamente. Esta estratificación, que puede estar sujeta a importantes variaciones estacionales, pueden ser registrada en los sedimentos, así como los niveles de ciertos contaminantes. Algunos moluscos (caracoles y bivalvos), en función de si colonizan o no la zona profunda de los lagos pueden ser indicadores de fenómenos de anoxia o de toxicidad de los fondos.

Tipos de lagos según su formación

Es posible deducir el origen de un lago si se observa su contorno. Un lago es un cuerpo de agua estancada en una depresión del suelo. Las depresiones lacustres se han formado a partir de una o varias fuerzas del subsuelo.

Los lagos muy profundos quizás surgieron a raíz de movimientos tectónicos, esto es, cuando se hunden bloques de la corteza terrestre; los redondos y de bordes altos tal vez se formaron cuando se desplomó o voló el cráter de un volcán; los alargados podrían ser restos de valles glaciares; por último, los de forma de media luna son por lo regular producto de cambios más recientes en el curso de río. No obstante, ninguno de estos cuerpos de agua dulce es permanente.

Reservas más importantes

Entre las más importantes de esas reservas acuáticas se encuentran las de la provincia de Pinar del Río, ubicadas entre las Ensenadas de Cortés y la de Guadiana, la región lacustre más característica de la isla, pues de costa a costa existen más de 100 lagunas.

La mayor de ellas es la denominada El Pesquero, con seis kilómetros de longitud, dos de ancho y una profundidad de cuatro metros; le sigue la del Valle San Juan, con sus 25 metros de fondo y 110 metros de diámetro, aproximadamente.

El territorio de La Habana cuenta con la Laguna de Ariguanabo , antiguamente la mayor de Cuba, mientras en Matanzas se localiza la hermosa Laguna del Tesoro, en la Ciénaga de Zapata. En la parte sur de Zapata, también se localiza la Laguna Facundo, con 100 metros de diámetro y 47 de profundidad, considerada la más honda del país.

La nombrada Laguna de la Leche y la denominada La Redonda, en territorio camagüeyano, constituyen otros dos ejemplos de los principales estanques naturales en el archipiélago cubano. Sin embargo, la configuración geográfica de Cuba experimentó un cambio notable en los últimos 35 años, al crearse capacidades de almacenamiento de agua por más de siete mil millones de metros cúbicos, lo que equivale a dotar al país de un enorme lago, surgido de la mano del Hombre, cuya hipotética superficie rebasa la cifra de unos mil 600 km2, lo cual multiplicó en 145 veces el anterior volumen regulado del preciado líquido por presas y pequeños embalses.

Obras hidraúlicas

La construcción de obras hidráulicas fue estimulada, a partir del paso por Cuba del ciclón Flora (1963), uno de los más desvastadores que han azotado la isla en los últimos tiempos. Igualmente, surgieron como forma de enfrentar los períodos de sequía, manifestados especialmente en las regiones orientales por aquellos años.

Antes de 1959, sólo existían en Cuba seis presas en funcionamiento, cuya capacidad conjunta era menor a los 30 millones de metros cúbicos de agua y su función era la de abastecer a las poblaciones de Santa Clara, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba.

De acuerdo con datos de esa etapa, ni un solo embalse de importancia estaba destinado a la agricultura. Por aquellos años, la hoy llamada Presa Hanabanilla-Jibacoa, estaba a medio hacer y los constructores, pertenecientes a una compañía norteamericana, se marcharon de la isla sin terminarla. Esa obra quedó concluída en 1962.

En los últimos años, se construyeron numerosos embalses con el objetivo de abastecer de agua los diferentes planes agrícolas y evitar las inundaciones ocasionadas por las abundantes lluvias. Entre las obras hidrotécnicas más importantes, se encuentran el Conjunto Hidráulico Pedroso-Mampostón, en la provincia de La Habana y en la provincia de Villa Clara la Presa Alacranes, una de las mayores del territorio nacional.

Sancti Spíritus cuenta, desde 1973, con el mayor embalse de Cuba: la Presa Zaza. También sobresalen la Carlos Manuel de Céspedes (Municipio) , sobre el río Contramaestre y la Gilbert Valdés Roig, en las aguas del Cauto, la corriente fluvial más extensa del país.

Muchos de los embalses que existen actualmente, se aprovechan para la cría y captura de peces, así como para el turismo y los deportes naúticos. Por ejemplo, en las aguas de la presa La Coronela, provincia de La Habana, fue instalado el canal de remo olímpico, utilizado durante los Juegos Panamericanos efectuados en Cuba, en 1991.

Fuentes

  • Bedincuba
  • Colectivo de autores. Libro de texto de Geografía. 2006.