Leer

De EcuRed
Leer
Información sobre la plantilla
Concepto:La lectura ha sido considerada tradicionalmente como forma de la actividad verbal. De allí que se afirme que escuchar, hablar, leer y escribir son habilidades para la comunicación.
Leer. Habilidad para aplicar con propiedad las reglas fonéticas, fonológicas, expresivas y locutivas de la variedad (dialectal, sociolectal y estilística) de la lengua a que corresponde el texto; para comprender el nivel denotativo, inferencial y valorativo del texto, para determinar la configuración estructural del texto, ya sea en términos de una jerarquización de ideas o en términos de párrafos temáticos, para parafrasear el texto.

Contenido

Acciones fundamentales

La lectura como actividad se realiza a través de tres acciones fundamentales: la identificación de signos y de relaciones entre signos, la interpretación, y la valoración.

  • La identificación se refiere al reconocimiento de los signos y a la comprensión inicial de su significado denotativo: de qué trata y qué dice el texto
  • La interpretación se refiere a la dialéctica de la explicación y la comprensión en la que la primera en tanto constituye un proceso analítico, permite avanzar de un nivel de comprensión inicial a un nivel superior que es la expresión de la síntesis de la apropiación por el lector del significado y sentido del texto.
  • La valoración, es la comparación y evaluación del significado del texto desde la perspectiva de los conocimientos previos y vivencias del lector.

Leontiev (1989) advertió que las acciones, propiamente, no son elementos separados. A juicio de este autor, las acciones mencionadas no se realizan de manera lineal en el orden en que han sido expuestas, sino más bien en un orden cíclico tendiente a la simultaneidad, según el cual partiendo, por ejemplo, de la identificación, al alcanzar un primer nivel de comprensión y valoración parcial se precondiciona la identificación de oraciones subsiguientes, con lo que se va perfilando una interpretación y a su vez, el lector ejerce un monitoreo del proceso.

No se trata de un algoritmo, sino del empleo de operaciones interpretativas para llegar a la comprensión profunda del texto. En el empleo de operaciones interpretativas se mezclan las capacidades de aprendizaje y los conocimientos curriculares, componentes cognitivos que conforman el proceso de desarrollo de la habilidad leer.

Operaciones que se corresponden

La habilidad, en tanto sistema complejo de operaciones necesarias para la regulación de la actividad, precisa para la formación del domino de un sistema de operaciones por parte del individuo. Son estructuras psicológicas del pensamiento que permiten asimilar, conservar, utilizar y exponer los conocimientos. Se forman y desarrollan a través de las acciones mentales y se convierten en modos de actuación que dan solución a tareas teóricas y prácticas.

El proceso de formación de la habilidad: leer, consiste en apropiarse de la estructura del objeto a través de múltiples operaciones y convertirlo en un modo de actuar, en un método para el estudio del objeto.

Operaciones de la identificación

  • La percepción de fragmentos con significado y sentido en cada fijación de la vista.
  • La diferenciación de cada oración del texto, su estructura.
  • La identificación de la forma verbal de cada oración principal y las que le están subordinadas.
  • El reconocimiento del sintagma nominal, el sintagma verbal y la identificación de premodificadores y postmodificadores.
  • La identificación de las relaciones anafóricas y catafóricas de esa oración con las restantes.

Es obvio que no es posible identificar sin comprender e interpretar. Es posible que en cierto fragmento en que las oraciones estén separadas por puntos, el lector pueda delimitar cada una de ellas sin recurrir a su interpretación.

Operaciones de la interpretación

  • La activación de conocimientos previos sobre el tema y de palabras conocidas que probablemente hayan sido utilizadas por el autor como palabras claves, y el muestreo del texto en busca de ellas.
  • La formulación previa de un objetivo específico para la lectura y su consideración a lo largo de ella.
  • El examen superficial del texto para obtener una impresión general del mismo; esto puede incluir las estrategias de lectura siguientes:
  • La predicción del tema y contenido a partir del título y subtítulos.
  • Semantización de gráficos, ilustraciones, pies de grabados y otros indicadores paratextuales.
  • El reconocimiento de la naturaleza retórica del texto (descriptivo, argumentativo, causal, etc.) y el propósito del autor.
  • La selección de una estrategia de lectura que se adecue a la naturaleza retórica del texto (y que también se vincule con el objetivo de lectura).
  • La exploración del texto en busca de una información específica.
  • La deducción del significado de unidades léxicas desconocidas a partir de sus morfemas constituyentes, de su estructura general y/o del contexto.
  • La comparación del significado de la información explícita ya leída con su propia predicción acerca del tema y contenido del texto.
  • La utilización del conocimiento previo para darle sentido al texto.
  • La reformulación de la predicción inicial.
  • La comparación del significado “independiente” de cada una de las oraciones con su significado como conjunto.
  • La distinción de las ideas fundamentales aportadas por el autor de las que utiliza para apoyarlas.
  • La extracción de ideas sobresalientes para el propósito de lectura seleccionado.
  • La supresión de detalles innecesarios.
  • La inferencia de lo implícito.
  • La generalización.
  • La construcción de la tesis del autor.
  • El ordenamiento jerárquico de las ideas procesadas.
  • El establecimiento de asociaciones entre lo dicho en el texto y lo dicho en otros textos, así como los conocimientos y experiencias previas del lector.
  • La explicación como esclarecimiento de relaciones causales.
  • La síntesis del significado y sentido del texto.

La elaboración de resúmenes, esquemas de contenido, etc.

Operaciones de la valoración

  • La evaluación de la eficacia del texto según el tipo al que pertenece.
  • La evaluación del grado de reconocimiento social del autor y su texto.
  • Valoración del medio difusor del texto.
  • Distinción en el texto entre los hechos presentados y las opiniones del autor, así como la identificación de una concordancia (o no) entre los hechos presentados y dichas opiniones.
  • La comparación de la tesis del autor con la concepción anterior que se tiene sobre el particular.
  • La evaluación de la tesis del autor desde la perspectiva ética y filosófica propia (del lector).
  • La extrapolación de ideas.

Véase también

Fuentes

  • Salellas Brínguez, Madelaine. Modelo pedagógico para el diagnóstico de las habilidades comunicativas básicas. CD-ROM Memorias del evento nacional de Comunicación, 2010.
  • Montejo Lorenzo, Manuel. Modelo bidireccional interactivo para la reconstrucción y autorregulación de estrategias de lectura en Inglés como lengua extranjera. Tesis en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas.