Saltar a: navegación, buscar

Levítico (Libro de la Biblia)

Levítico
Información sobre la plantilla
Libro levitico.jpg
Nombre original:wa-yiqra
Nombre nativo:Hebreo תיקרא
Autor(es):Moisés
Idioma:Hebreo
Origen:Alrededor de 1445-1405 a.n.e.

Levítico. Tercer libro de la Biblia. Libro del Antiguo Testamento lleno de instrucciones en cuanto a la adoración del pueblo escogido, Israel. Los hebreos lo llaman Wa-yiqra por su palabra inicial, o a veces torat-qohanim («ley o manual de los sacerdotes») por su contenido. (en hebreo תיקרא, "y él [Señor] llamó"). La Septuaginta le dio el nombre «Levítico» porque el sacerdocio se había reservado para Aarón y sus hijos, descendientes de la tribu de Leví. La Vulgata lo denomina Liber Leviticus, literalmente «libro de los levitas», es decir, del personal que labora en el templo. Lo curioso es que los levitas se mencionan solo incidentalmente en el libro (25.32).

El libro de Levítico representa una pausa en los eventos históricos de la liberación del pueblo hebreo, y enfoca su atención en las normas de santidad y pureza necesarias para el acceso y la relación con Dios bajo la cobertura del pacto contraído.

Autor y fecha

  • Autor. La mayoría de los eruditos bíblicos conservadores reconocen a Moisés como el autor de Levítico. Más de cincuenta veces afirma que contiene las palabras y la revelación directas de Dios a Moisés para Israel, quién posteriormente las consignó por escrito. Jesús y Pablo se refieren a pasajes de este libro y los atribuyen a Moisés, (Marcos 1:44; Romanos 10:5.).

Algunos piensan que Levítico alcanzó su forma actual durante los tiempo de Esdras, cuando Judá regresó del Cautiverio en Babilonia (siglo V a.C.).

  • Fecha. Los especialistas han fechado el libro de Levítico entre la época que vivió Moisés (según algunos en el siglo XV a.C., y para otros en una etapa más tardía: el siglo XII a.C.) y la época de Esdras (siglo VI a.C.). Si se acepta la autoría de Moisés, la redacción de Levítico se remontaría al año 1445 a.C. aproximadamente. El libro, que contiene poca información histórica útil para determinar la fecha exacta de su composición, describe el sistema de sacrificios y adoración que precedió a la época de Esdras y relata cómo se instituyó.

Estructura del libro

Para la mayoría de los estudiantes de la Biblia, Levítico es un libro difícil de leer. Es una página tras otra de instrucciones detalladas en cuanto a rituales extraños que parecían carecer de organización. Pero si se analiza con cuidado, el libro puede dividirse en dos partes importantes.

La primera parte, que se extiende desde el capítulo 1 al 17, contiene instrucciones sobre el ritual de los sacrificios, incluso el sacrificio de animales u ofrenda encendida, que son ingredientes clave en la adoración del Antiguo Testamento. La segunda parte enfoca lo referente a la consagración de los sacerdotes, y presenta las leyes para caminar con Dios correcta y santamente.

Trasfondo

Levítico está íntimamente relacionado con el libro de Éxodo, el cual registra la manera como los israelitas fueron liberados de Egipto, recibieron la ley de Dios y construyeron el tabernáculo según el modelo dado por Dios. Éxodo concluye con la venida del santo a morar en el tabernáculo recién construido, dando paso al testimonio de Levítico, que contiene las instrucciones que Dios le dio a Moisés durante los dos meses entre la terminación del tabernáculo y la partida de Israel del monte Sinaí.

Aporte a la teología

Levítico es importante por sus claras enseñanzas en cuanto a tres verdades espirituales fundamentales: Expiación, Sacrificio y Santidad

  • Expiación. El capítulo 16 de Levítico contiene las instrucciones de Dios para la observación del Día de Expiación. En ese día el sumo sacerdote de Israel entraba al Lugar Santísimo y ofrecía un sacrificio animal en expiación por sus propios pecados. Después mataba otro animal y rociaba la sangre sobre el altar para expiar el pecado del pueblo. El Nuevo Testamento compararía después estos sacrificios al sacrificio de Cristo al morir en nuestro lugar. Pero a diferencia de los sacerdotes humanos, Cristo no tuvo que ofrecer primero un sacrificio por sus propios pecados y luego por los del pueblo, porque esto lo hizo cuando se presentó a sí mismo como

sacrificio (Heb 7.27).

  • Sacrificio. Levítico enseñó a Israel a preparar diferentes tipos de sacrificios: ofrenda encendida, ofrendas de grano, ofrendas de paz, ofrendas por el pecado y ofrendas por culpa y transgresión. Eran presentes por medio de los cuales un adorador expresaba su lealtad y devoción a Dios. Pero un sacrificio cruento en el que se presentaba a Dios la sangre de un animal era más que un regalo. Simbolizaba que el adorador ofrecía su vida a Dios, pues los hebreos creían que «la vida de la carne en la sangre está» (Lv

17.11). Esto también adquiere mayor significado en el Nuevo Testamento cuando se aplica a Cristo. Él dio su vida a nuestro favor cuando derramó su sangre para quitar nuestro pecado.

  • Santidad. El significado esencial de esta palabra en Levítico es que Dios demanda absoluta obediencia de su pueblo. La palabra en esencia quiere decir «separación». El pueblo de Dios tenía que separarse y ser diferente de los pueblos paganos que los rodeaban, y de ahí la razón por la que Dios instruyó a su pueblo que no comiera ciertos alimentos que no consideraba limpios. Solo un pueblo limpio e incontaminado podría Él usar para cumplir su propósito de redención del mundo. Levítico deja también bien claro que la santidad que Dios demandaba incluía la conducta diaria de su pueblo. De estos se esperaba que practicaran la bondad, la honradez y la justicia, y que se mostrara compasión hacia el pobre (Lv 19.9–18).
[...] Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios.

En hebreo, las palabras que se traducen "santo" ocurren más de cien veces, y cuando se aplican a humanos denotan vidas de pureza y obediencia. La santidad se expresa en las ceremonias (capítulo 17) y la adoración (capítulos 23-25), pero especialmente en los asuntos de la vida diaria (capítulos 18-22). Levítico termina con una exhortación de Moisés (capítulo 26) e instrucción respecto a ciertos votos especiales (capítulo 27).

  • Los cristianos ven a Cristo en Levítico. Cristo (el Mesías) no es específicamente mencionado en el libro de Levítico. El libro de Hebreos se refiere a Cristo como Sumo Sacerdote y utiliza el texto de Levítico como base para ilustrar su obra. Rechazan la extrema alegorización del libro de Levítico para referirse a Cristo. Tema central la vida y el culto del antiguo Israel.
  • Los cristianos pentecostáles ven el Espíritu Santo en Levítico. Aunque el término «Espíritu Santo» no se menciona en el libro de Levítico, ven la presencia de Dios a lo largo del texto. La santidad del carácter de Dios. No se ve a Dios como sucedía con los ritos paganos de aquella época donde se veneraban ídolos, sino como Aquel que moraba en medio del pueblo mientras éste le rendía culto. Ellos debían ser santos al igual que su Dios.

Características especiales

  1. La revelación como palabra directa de Dios se enfatiza más en Levítico que en ningún otro libro de la Biblia. No menos de treinta y ocho veces se declara explícitamente que el Señor le habló a Moisés.
  2. Las instrucciones respecto al sistema de sacrificios y la expiación se dan con detalles minuciosos en este libro.
  3. El principal capítulo de la Biblia que describe el día de la expiación es Levítico 16.
  4. Levítico hace hincapié en el tema de que el pueblo de Israel debía cumplir su llamamiento sacerdotal al llevar vidas de pureza espiritual y moral, mantenerse separados de otras naciones y permanecer obedientes a Dios.

Comentario

En el Nuevo Testamento, la sangre de toros y corderos que tan importante es en Levítico, no tiene poder para quitar el pecado. Cada uno de estos rituales son «sombra de los bienes venideros» (Heb 10.1). Señalaban proféticamente el supremo sacrificio de Dios que habría de presentarse a favor del hombre: «Cristo fue ofrecido una sola vez, para llevar los pecados de muchos» (Heb 9.28).

Bosquejo

  1. La vía de acceso a Dios: La expiación (1:1-16:34)
    1. Mediante sacrificios (1:1-7:38)
      1. El holocausto (1:1-17)
      2. La ofrenda de grano (2:1-16)
      3. La ofrenda de paz (3:1-17)
      4. La ofrenda por los pecados sin intención (4:1-5:13)
      5. La ofrenda por la culpa (5:14-6:7)
      6. El holocausto continuo y las ofrendas de los sacerdotes (6:8-23)
      7. La disposición de la víctima en la ofrenda por el pecado, la ofrenda por la trasgresión y la ofrenda de paz (6:24-7:27)
      8. La ofrenda mecida y resumen de las ofrendas (7:28-38)
    2. Mediante la intercesión sacerdotal (8:1-10:20)
    3. Mediante las leyes de purificación (11:1-15:33)
    4. Mediante el día de la expiación cada año (16:1-34)
  2. La manera de vivir para Dios: La santidad (7:1-27:34)
    1. Mediante la revelación acerca de la sangre (17:1-16)
    2. Mediante las normas morales (18:1-22:33)
    3. Mediante la adoración ordenada (23:1-24:23)
    4. Mediante las leyes de reparación, la obediencia y la consagración (25:1-27:34)

Véase también

Fuentes

  • Biblia de Estudio de la Vida Plena, Editorial Vida, 1993.
  • Comentario Bíblico Mundo Hispano, Editorial Mundo Hispano, 1997.
  • Keil & Delitzsch Commentary on the Old Testament, Johann Keil y Franz Delitzsch, tomado del software e-Sword 9.6.0, 2010.
  • Biblia plenitud : 2000, c1994 (electronic ed.)Editorial Caribe: Nashville
  • Nelson, W. M., & Mayo, J. R. 2000, c1998. Nelson nuevo diccionario ilustrado de la
Biblia (electronic ed.). Editorial Caribe: Nashville