Saltar a: navegación, buscar

Lombriz de tierra

(Redirigido desde «Lombrices»)
Lombriz de tierra
Información sobre la plantilla
Lombriz de tierra.JPG
Clasificación Científica
Nombre científicoLumbricus Terrestris
Reino:Animalia
Filo:vermes
Clase:Oligoqueta
Familia:Lombrícidae

Lombriz de tierra. Pertenece al reino animal,Vermes, su cuerpo es cilíndrico. Depositan huevos microscópicos. Estos animales son muy beneficiosos para el hombre en la agricultura, por la fertilidad y abono que le brindan a los suelos.

Forma de vida

La lombriz de tierra habita en casi todas las regiones del planeta, siempre en los suelos húmedos donde existe abundante materia orgánica en descomposición, humus. Abre galerías, utilizando su extremo anterior que es afilado, se va introduciendo en una grieta y hace pasar hacia atrás las partículas de tierra. Si el terreno es duro, la excavación la realiza comiéndose todo el material que forma la galería. Esa tierra ingerida es devuelta después de su paso por el tubo digestivo.

Esta vida subterránea es debido a que el animal necesita protegerse de sus enemigos y de las condiciones de un medio desfavorable. Las galerías abiertas por la lombriz de tierra son de paredes verticales cerca de la superficie, pero después se curvan hasta alcanzar profundidades de más de 2 metros.

Cuando el suelo es húmedo y la temperatura no es excesiva, las lombrices de tierra permanecen durante el día en el interior de las galerías y cerca de la superficie. Al oscurecer sacan su extremo anterior y al menor síntoma de peligro se retiran al interior de su galería.

A veces abandona su galería y se desplaza por el suelo, cosa que ocurre en días lluviosos y cuando se inundan los suelos en que habita.

Comportamiento de la lombriz

Las lombrices de tierra necesitan vivir en suelo húmedo que contenga materia orgánica. Suelen vivir en las capas superiores, pero en invierno se entierran más para escapar de las heladas. Cuando el clima es muy caluroso, hacen lo mismo para evitar la deshidratación. Las lombrices de tierra rehúyen la luz del día, pero con frecuencia salen a la superficie durante la noche para alimentarse y expulsar sus detritus. Durante el día sólo salen a la superficie en circunstancias excepcionales, como cuando se inundan sus galerías en caso de lluvias torrenciales. Las lombrices de tierra se alimentan de partículas orgánicas contenidas en la tierra que traga y que luego expulsa formando montoncitos de excrementos. Tienen un gran poder de regeneración. Las lombrices de tierra se entierran con considerable rapidez, de forma especial en suelos sueltos; las cerdas que tienen a los lados del cuerpo les sirven de gran ayuda en sus movimientos. Al enterrarse, tragan mucha tierra, que a menudo contiene cantidades considerables de restos vegetales. Digieren la materia nutritiva presente en ésta, y depositan los restos en la superficie del suelo o en sus túneles.

Taxonomía de la lombriz

  • Clase:Oligoqueta
  • Familia:Lombrícidae
  • Género:Lombricus, Eisenia

Especies:

*Lombricus terrestris (de tierra común) *Eisenia foetida (Californiana) *Eudrillus eugenie (Africana) *Megascolides australis (Gippsland, Australia)

Morfología

El cuerpo de la lombriz de tierra es alargado, de unos 15 a 25 cm de longitud, cilíndrico, con las extremidades algo agudas y completamente segmentado, formando anillos transversales que permiten la dilatación y contracción del cuerpo.

La superficie del cuerpo está siempre humedecida, lo que hace posible la respiración cutánea y presenta cierto brillo. En cada anillo lleva cuatro pares de cerdas locomotrices de naturaleza quitinosa, es decir, formadas por la sustancia llamada quitina que, protege el cuerpo de los Artrópodos.

De los cuatro pares de cerdas locomotrices, dos están situadas lateralmente y los otros dos a lo largo de la porción ventral, lo que facilita la locomoción.

En la porción anterior del cuerpo se encuentra la boca, a la que protege un lóbulo saliente y carnoso denominado prostomio, pro- delante; estoma- boca. En determinados anillos del cuerpo de la lombriz de tierra se observan ciertas particularidades. Así en el anillo 14 se abren los orificios genitales femeninos y en el 15 los masculinos, pues la lombriz de tierra desde el punto de vista anatómico un animal hermafrodita.

Los anillos del 32 al 37, que no son idénticos a los restantes, forman un abultamiento denominado clitelio- albarda, el cual está formado por células o glándulas cuya función es segregar el capullo o paquete de huevos en el momento de la reproducción, como protección a los huevos fecundados.

Estructura y ciclo vital

El sistema muscular de la lombriz de tierra consiste en una serie de fibras externas circulares o transversas de músculo, que rodean el cuerpo, y una serie interna de fibras musculares longitudinales que sirven para mover las cerdas. El aparato circulatorio está formado por un vaso sanguíneo dorsal prominente y cuando menos cuatro vasos sanguíneos ventrales, que recorren de forma longitudinal el cuerpo y están conectados entre sí a intervalos regulares por medio de una serie de vasos transversales. El vaso dorsal está equipado con válvulas y es el verdadero corazón. No obstante, el bombeo de la sangre se produce sobre todo por movimientos musculares generales. El sistema nervioso central consiste en un par de ganglios suprafaríngeos, generalmente llamados cerebro, y un cordón ventral que pasa debajo del canal alimentario con ganglios en cada segmento. Las lombrices de tierra carecen de órganos sensoriales aparte de los del tacto. Pero sí podemos observar ya, en este organismo primitivo, los tres elementos esenciales del sistema nervioso: receptores, conductores y efectores y es en el desarrollo de la cadena nerviosa en la lombriz de tierra donde los conductores quedan organizados en vías ascendentes y descendentes. En este caso, el sistema nervioso cuenta con tres tipos de células nerviosas especializadas. El aparato digestivo está formado por una faringe musculosa, un delgado esófago, un buche o receptáculo de comida de paredes delgadas, una molleja muscular empleada para moler la tierra ingerida y un intestino largo y recto.

Reproducción

Las lombrices de tierra se reproducen en cualquier época del año, pero su reproducción es más activa durante la estación cálida y húmeda. La lombriz de tierra es hermafrodita anatómicamente, pues es imposible la autofecundación.

Para que los Óvulos o células sexuales femeninas sean fecundadas por las masculinas o espermatozoides y se produzcan los huevos, es necesario que ocurra previamente el apareamiento entre dos lombrices.

Durante la noche y por espacio de dos o tres horas, dos lombrices colocan los extremos de sus cuerpos en sentido inverso e intercambian sus Espermatozoides, los que son almacenados en los receptáculos seminales, situados en los anillos 9-10 y 10-11. Una vez que esto ocurre ambas lombrices se separan.

Al acercarse la época de puesta de los huevos, el ensanchamiento del cuerpo o clitelo segrega una especie de tubo mucoso que va desplazándose hacia la porción anterior gracias a los movimientos de la lombriz. Al pasar el tubo mucoso por los orificios sexuales femeninos, situados en el anillo 14, salen los óvulos, los que son fecundados por los espermatozoides cuando el tubo mucoso cruza por los orificios de los receptáculos seminales.

El tubo con los óvulos fecundados continúa su viaje hacia la parte anterior del cuerpo, sale por ella y sus extremos se cierran constituyendo un Capullo que es depositado en la tierra húmeda. Los huevos continúan desarrollándose en el interior del capullo hasta que al cabo de dos o tres semanas aparecen las nuevas lombrices.

Regeneración

Las lombrices de tierra, como las Esponjas, la Hidra verde, entre otras, goza de un considerable poder para regenerar las partes que le han sido suprimidas, constituyendo esto una forma de reproducción asexual o multiplicación. Así se han hecho múltiples experiencias dividiéndose una lombriz en varias partes, cada una de las cuales ha regenerado la porción que le faltaba; o bien, dividiendo dos lombrices para unirlas intercambiando sus partes, logrando con ello la fusión o soldadura de las mismas.

Importancia agrícola

El insigne naturalista inglés Carlos Darwin, tras pacientes estudios llevados a cabo a través de un período de 40 años, demostró la importancia económica de la lombriz de tierra. Ellas perforan los suelos tragando gran cantidad de partículas de tierra conjuntamente con las sustancias vegetales que le sirven de alimento. Después de atravesar el tubo digestivo, esas porciones de tierra salen finalmente divididas. Además de desmenuzar los suelos y de facilitar la penetración de agua con las galerías que construyen, van las lombrices transportando tierra de la parte inferior a la superior y viceversa y de este modo remueven el suelo constantemente haciéndolo más blando y poderoso y beneficiando con ello al agricultor. Darwin calculó que en media hectárea de terreno de cultivo pueden existir, por término medio, unas 50 000 lombrices de tierra que en un solo año, son capaces de remover unas 18 toneladas de tierra.

Curiosidades

  • Es un curioso gusano la lombriz de tierra, y bien interesante por cierto. A primera vista no se sabe bien si avanza o retrocede, porque su cuerpo parece todo igual, pero al observarla detenidamente, podrás darte cuenta de que al moverse lleva siempre el mismo extremo del cuerpo hacia delante. Ese extremo es el correspondiente a la parte anterior de la boca.
  • Aunque carecen de ojos, las lombrices son sensibles a la luz y huyen de ella. Se alimentan especialmente de noche. Salen al atardecer y vuelven a esconderse al amanecer.

Véase también

Fuentes

  • José F. Wegener, Biología de los Animales, Ministerio de la educación, Editorial Nacional de Cuba, Primera Edición, La Habana,1963.
  • Lombricultura

Enlaces externos