Loperamida

De EcuRed
Loperamida
Información sobre la plantilla
Presentación farmacéuticaTabletas
Vía de administraciónOral
Loperamida. Es un fármaco activo por vía oral indicado para el tratamiento de la diarrea aguda y crónica asociada a la enfermedad inflamatoria del intestino. También es utilizado para reducir el volumen de las descargas de las ileostomías. La eficacia de la loperamida es similar a la del difenoxilato, con el que está químicamente emparentado, pero parece menos potente como inductora de abuso.

Contenido

Mecanismo de acción

La loperamida interfiere con la peristalsis mediante la una acción directa sobre los músculos circulares e intestinales reduciendo su motilidad, y también actúa reduciendo la secreción de fluidos y de electrolitos y aumentando la absorción de agua. Al aumentar el tiempo de tránsito y reducir la pérdida de líquidos, la loperamida aumenta la consistencia de las heces y reduce el volumen fecal. Aunque en la loperamida está químicamente emparentada con los opoides, no tiene efectos analgésicos ni siquiera a dosis elevadas. No se observado tolerancia a los efectos anti diarreicos de la loperamida.

Farmacocinética

Después de una dosis oral la loperamida se absorbe en un 40% por el tracto digestivo. Las concentraciones máximas se alcanzan a las 2 horas de la administración de una solución oral y a las 4.5 horas de la administración de una cápsula. No se conoce la distribución de la loperamida ni tampoco si atraviesa la placenta o si se excreta en un la leche materna. Aproximadamente el 97% se une a las proteínas del plasma. El fármaco experimenta un metabolismo hepático, con una semi- vida de 10.8 horas. El 30% de la dosis se el elimina las heces sin alterar. La eliminación urinaria asciende a menos del 2%.

Indicaciones

Tratamiento de la diarrea inespecífica no infecciosa

Tratamiento de la diarrea crónica

Tratamiento de la diarrea inducida por la quimoterapia

Enfermos con insuficiencia renal: no se han publicado recomendaciones específicas para estos enfermos. No parecen ser necesarios reajustes en las dosisl

Contraindicaciones y precauciones

La loperamida al igual que otros fármacos que reducen la motilidad intestinal y prolongan el tiempo de tránsito puede inducir megacolon tóxico en los pacientes con colitis ulcerosa. Por lo tanto, los pacientes con este síndrome que sean tratados con loperamida deberán ser vigilados por sí aparecieran síntomas de toxicidad como por ejemplo la distensión abdominal. La loperamida está contraindicado en la diarrea producida por una colitis pseudomembranosa. Igualmente la loperamida estáa contraindicada en la diarrea ocasionada por microorganismos entéricos, ya que puede impedir la expulsión de las toxinas bacterianas. También está contraindicada en la disentería aguda.

Los pacientes con enfermedad hepática deberán ser vigilados cuidadosamente dado que pueden aumentar los niveles plasmáticos del fármaco al disminuir su metabolismo. Los niños de menos de tres años de edad pueden ser más sensibles a los efectos opiáceos de la loperamida. Se desconoce si la loperamida es excretada en la leche materna, por lo que se deberán tomar precauciones apropiadas durante la lactancia materna.

Interacciones

La colestiramina puede inhibir los efectos antidiarreicos de la loperamida al unirse a ella en el tracto digestivo. Como se desconoce el significado clínico de esta interacción se recomienda administrar la loperamida 2 horas antes o después de la colestiramina. Teóricamente los fármacos que estimulan el peristaltismo pueden antagonizar los efectos clínicos de la loperamida. Se recomienda evitar la administración concomitante de loperamida con betanecol, cisaprida, metoclopramida y eritromicina ya que estos fármacos aceleran el tránsito intestinal.

Reacciones adversas

La loperamida es normalmente muy bien tolerada siendo mínimas la reacciones adversas. Muchas veces es difícil distinguir entre los efectos secundarios del fármaco y los problemas asociados a la diarrea. Sin embargo se han comunicado dolor epigástrico y abdominal, distensión abdominal, somnolencia, mareos, constipación, xerostomía, náuseas y vómitos. En muy raras ocasiones se ha producido un íleo paralítico, y cuando esto ha ocurrido, ha sido en casos de sobredosis, disentería aguda o en niños de menos de dos años. También son escasos los efectos de tipo alérgico como reacciones anafilácticas, rash ampolloso necrólisis tóxica epidérmica.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia

Categoría de riesgo B

Existen estudios realizados en ratas y conejos en los que se utilizaron dosis de medicamento 30 veces superiores a las humanas y los resultados no evidenciaron daño fetal; aunque dosis más altas alteraron la supervivencia materna y neonatal. En humanos no existen estudios controlados ni ade­cuados.

Lactancia

Se desconoce si loperamida se excreta en la leche ­materna.

Precauciones

Carcinogénesis

En un estudio con ratas a las cuales se les administraron dosis 133 veces a la administrada en humanos no se reportó efectos de carcinogénesis.

Fertilidad

Existen estudios en ratas y conejos en los cuales fueron utilizadas dosis de medicamento 30 veces superiores a las humanas y no se reportaron alteraciones en la fertilidad.

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental

Al ocurrir los síntomas de sobredosificación (coordinación anormal, estupor, somnolencia, hipertonía muscular, miosis, depresión respiratoria e íleo) se deberá realizar lavado gástrico y administrar naloxona. Moni­torizar al paciente al menos 48 horas después.

Recomendaciones sobre almacenamiento

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30° C y en lugar seco.

Presentaciones

Fuentes