Saltar a: navegación, buscar

Mancha bacteriana

Mancha bacteriana
Información sobre la plantilla
Xantomonas tomate.jpg
Enfermedad bacteriana que se presenta en gran cantidad de cultivos, principalmente en tomate y papa.
Clasificación:Enfermedad bacteriana
Agente transmisor:Xanthomonas vesicatoria

Mancha bacteriana. Enfermedad bacteriana producida por Xanthomonas vesicatoria, Doidge Dowson. Se presenta en hojas, tallos y frutos, manifestándose con manchas pequeñas (2 a 3mm) algo irregulares, de apariencia húmeda y consistencia acuosa. Afecta a especies de la familia Solanaceae, principalmente tomate, papa y pimiento

Sinónimos

Xanthomonas campestris pv. vesicatoria, X. axonopodis pv. vesicatoria.

Otros nombres comunes

Mancha bacteriana del tomate, sarna bacteriana del tomate.

Nombre común en inglés

Bacterial spot; bacterial leaf spot.

Distribución e importancia

Hoja de ají afectada por la mancha bacteriana (X. vesicatoria)
Planta y fruto de pimiento afectada por la mancha bacteriana (X. vesicatoria)
Hoja de tomate afectada por X. vesicatoria

Está generalizada en el país y es la enfermedad bacteriana más perjudicial, no solo de este cultivo sino también del tomate. Existen varias razas de la bacteria, con cierto grado de especialización hacia un cultivo determinado. En ambos cultivos sus efectos en semilleros son devastadores. Como hospedantes alternativos se encuentran el cardo santo, frailecillo cimarrón, escoba amarga, lechosa y romerillo.

Biología

Las principales vías de conservación y difusión de esta bacteria son los restos vegetales infectados en el suelo (de hasta 1 a 2 años) y las semillas, tanto superficialmente como en su interior.

También se mantiene en sus hospedantes alternativos. El patógeno es diseminado por el agua y la penetración en la planta es fundamentalmente a través de los estomas y las heridas mecánicas, incluyendo los daños de insectos, utensilios, abrasiones causadas por la arena llevada por el viento, etc.

Su desarrollo se ve favorecido por temperaturas más bien altas, entre 25 y 30 ºC, unido a fuertes precipitaciones o riegos por aspersión.

Taxonomía

  • Reino:Bacteria
  • División: Proteobacteria
  • Clase: Gammaproteobacteria
  • Orden: Xanthomonadales
  • Familia: Xanthomonadaceae
  • Género=Xanthomonas
  • Especie: Xanthomonas vesicatoria, [Doidge] Dowson

Síntomas y daños

Los síntomas se manifiestan en hojas, tallos y frutos. En el envés de las hojas aparecen manchas punteadas de apariencia acuosa, que se vuelven de color pardo al progresar la infección a los 2 o 3 días, que se corresponden en el haz con manchas grasientas. Al extenderse las manchas pueden unirse originando grandes áreas de tejido amarillento de aspecto grasiento. Las hojas afectadas normalmente caen de forma prematura, incluso cuando el daño no está muy extendido. En la superficie de los frutos verdes se observan pequeñas pústulas levantadas, inicialmente de aspecto acuoso y color más claro que el resto, que luego se oscurecen, suberifican y agrietan deformando el fruto e inutilizándolo para el consumo. Las lesiones en los frutos pueden penetrar hasta las semillas. En los tallos aparecen pústulas parecidas, de color castaño y que adquieren una consistencia áspera.

Medidas de control

Agrotécnicas

  • Utilizar para semilleros suelos preferiblemente vírgenes, altos y de buen drenaje superficial e interno.
  • Usar sólo semillas certificadas, libres del patógeno.
  • Evitar exceso de humedad y encharcamientos entre los canteros y en las áreas de cultivo.
  • Establecer la cuarentena cuando aparezca la enfermedad en los semilleros.
  • Eliminar las posturas enfermas y aquellas que estén en un radio de 0,5 m a su alrededor. Estas serán incineradas en el interior del semillero.
  • Llevar a la plantación solamente las posturas sanas.
  • Eliminar las plantas que manifiesten el síntoma una vez transplantadas.
  • Eliminar los restos de cosecha.
  • Rotar los cultivos 3 años como mínimo.

Químicas

Aplicación de oxicloruro de cobre en los focos previamente saneados y en plantación con carácter preventivo. Vale la pena mencionar que en EEUU se conoce la existencia de varias cepas de la bacteria resistentes al cobre, lo que indica la necesidad de aplicar estos tratamientos con cuidado.

Enlaces internos

Fuente

  • Martínez González, E.; Barrios Sanromá G.; Rovesti L. y Santos Palma R. Manejo Integrado de Plagas. Manual Práctico. Centro Nacional de Sanidad Vegetal (CNSV), Cuba,2006.

Enlaces externos