Saltar a: navegación, buscar

Manuel Moinelo

Manuel Moinelo
Información sobre la plantilla
Moinelo.JPG
Pintor
NombreAntonio Manuel Moinelo Piñeiro
Nacimiento13 de junio de 1941

Antonio Manuel Moinelo Piñeiro. Nació el 13 de junio de 1941 en Matanzas. Es un pintor pródigo, pinta en serie.

Formación artística

En gran medida autodidacta. La comenzó en la escuela Provincial de Artes Plásticas de Matanzas, donde cursó estudios sin llegar a graduarse. Compartió aulas con Manuel Hernández, José Ramón Chávez, Francisco Cobo, Agustín Drake y José Fundora, estos últimos también le impartieron docencia.

El desarrollo de su obra obedece básicamente a la técnica óleo sobre lienzo. Pero su producción artística se ha extendido más allá al diseño, a la escultura, al grabado y al dibujo; además se ha dedicado al arte madérico.

También se vinculó a la técnica moralista.

Labor artística

Durante veite años, y con profesionalidad se dedicó al diseño gráfico, reconocida labor que se materializó en afiches, carteles y lumínicos, cobertura de fiestas populares y jornadas ideológicas, culturales, deportivas y sociales en general. Es miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) desde 1970.

Fue colaborador del Suplemento Yumurí. Laboró como técnico de montaje en la galería de arte de Matanzas, fue escenógrafo del Teatro Sauto y diseñador de la Dirección Provincial de Cultura. Actualmente se desempeña como artista independiente.

Su obra escultórica en barro, metal y ensamblaje, concebida para refrescar, desahogarse, descarga de la infinidad de colores de su pintura, logra el equilibrio buscado por el auténtico creador. La deformación de la realidad mediante el desdibujo, el uso de la línea vigorosa y la violencia del color con lautilización de matices pufos y contrastantes, son recursos en la obra pictórica de Moinelo pero en él este don reviste características especiales.

Al decir de Moinelo, él comienza a pintar cuando se siente tocado por la realidad misma, los seres humanis, las cosas, las aventuras cotidianas y plásticamente hermosas que atraen su atención. Asegura que hace más de veinticinco años que lo viene haciendo, pues es la manifestación que más disfruta dentro de las artes plásticas. Alimenta el deseo permanente de recrearse con el color a través de las posibilidades que le dael óleo. El elemento afrocubano es una constante en sus temas, interpretado de una manera muy personal, surgido de su imaginación ¨al instante¨, sin previo boceto o leyenda alguna.

En un intento por abarcar la riqueza del mundo cubano, Moinelo ha sabido utilizar la experiencia expresionista, dándonos aspectos populares y de nuestro folklore, uzando cálidas analogías, fuerte colorido, recias líneas, profusión de imágenes. Trabaja el plano, la superficie bidimensional y tridimensional sin engañar los sentidos con elementos virtuales. Con un trazo espontáneo, imprevisible y hasta descuidado, a su plena ingenuidad estilística, suma el chiste insólito y humor resuelto. La obra de este artista ha sido presentada hasta el 2005 en cuarenta y ocho exposiciones personales y trescientas veinte colectivas, realizadas en Cuba y en el extranjero, en las que ha obtenido premios y menciones.

Como creador de la gráfica, fue premio en el I Salón Nacional de las FAR, recibiendo el certificado de reconocimiento en presencia de Sixto Batista (viceministro) y Arnaldo Tamayo (primer cosmonauta de América Latina). Fue el único pintor (fuera de La Habana) llamado en 1977 a participar en el Proyecto Malecón-Extremadura-Habana, a solicitud del Agregado Cultural de España y los organizadores del evento. Recibió en el 2003 la Distinción Nacional ¨Nicolás Guillén¨. En numerosas ocasiones ha participado como jurado en concursos provinciales.

Exposición permanente

Su producción forma parte de colecciones permanentes y de fondo de importantes museos como: Museo de Extremadura, España Museo nacional de Bellas Artes, la Habana Museo Provincial Palacio de Junco, Matanzas Museo de Arte, Matanzas. Creadores plásticos de diferentes países como España, Francia, Inglaterra y México, atesora sus pinturas en colecciones privadas. Del mismo modo ha cultivado la atención de diversos artistas e investigadores, que han escrito sobre su obra.

Confiesa el pintor que nunca ha pintado por una necesidad técnica, pinta por placer, por necesidad espiritual de la misma manera que puede hacerlo un escritor o un músico, pero nunca lo ha hecho por escape como forma de evadir la realidad que lo rodea. Moinelo, como autografía su obra, Manolito como lo conocen muchos, o el Moine como cariñosamente lo llaman sus amigos de siempre, es un trabajador incanzable, umilde, sociable, enemigo de las malas personas, es comunicador por excelencia, que gusta del ron, el buen café, los cigarros y las reuniones familiares.

En su obra trasluce sin inhivisiones, su personalidad de típico cubano. Es un pintor del pueblo, que pinta como es él, reflejando en sus obras lo que siente y piensa, compartiendo sus inquietudes contodos. Hoy está entre nosotros con toda la exuberancia de la creación, amando siempre su óleo y su lienzo.

El Museo Provincial Palacio de Junco exhibe diez de sus obras, ocho de ellas pertenece a su colección privada, y las otras dos integran los fobdos de la instirución. Todas presentan buen estado de conservación y recrean el tema religioso cubano, con el sincretismo que lo caracterizan.

Obras mencionadas

Muchacha verde

Óleo sobre lienzo cromático (verde), que presenta un rostro de mujer con cuello alargado, cabello y decoración con motivos vegetales. Sugiere una musa o diosa de la naturaleza y/o la esperanza, en un fondo matizado por algunos elementos que indican la religiosidad del cubano, firmada en el borde inferior derecho. Se sitúa en la década de 1980. El Museo Provincial Palacio de Junco la adquirió mediante compra realizada en 1991, a Miriam Valls (esposa del autor).

Caricia

Óleo sobre lienzo que recrea un rostro de muchacha ligeramente ladeado. Cabello en representación semiabstracta con predominio del color naranja. Fondo azul con decoración vegetal y animal. Sugiere una imagen mistificada. Firmada en el borde inferior derecho.El Museo Provincial Palacio de Junco la adquirió mediante compra realizada en 1991, a Miriam Valls (esposa del autor).

La devota de Elegguá

Óleo sobre lienzo con fondo violeta. En tres planos aparecen un Elegguá (orisha mayor, dueño de todos los caminos, representa lo imprevisto).Firmada en el borde inferior derecho. Pertenece a la colección privada del autor.

Obbatalá

Óleo sobre lienzo con fondo de color azul. En el centro del cuadro, Obbatalá (orisha mayor, creado del ser humano, representa la paz), protege con su mano izquierda una sirena, que cobija en su pecho una paloma. El cabello de Obatalá está conformado por palomas blancas, simbolizando la armonía, el despeje de lo malo. En su lateral izquierdo, ángeles que reflejan el bien; y en el derecho, un cocodrilo que representa el mal huyendo del bien. Firmada en el borde inferior derecho. Pertenece a la colección privada del autor.

Toque a changó

Óleo sobre lienzo con fondo de color azul, que en su parte superior destaca palomas blancas. En el centro Changó (orisha mayor, dueño del fuego, el rayo y los tambores, simboliza la alegría y la virilidad masculina) acoge una paloma en su pecho, en alusión a la paz. Lleva su cabeza una corona de color amarillocon puntos rojos y verdes. A ambos lados de la divinidad, hombres y mujeres inmersos en un toque de batá, interpretado fundamentalmente por mujeres, lo que es inusual.Firmada en el borde inferior derecho. Pertenece a la colección privada del autor.

Yemayá

Óleo sobre lienzo con fondo de color azul. Con puntos amarillos y verdes, se destaca al centro, la figura de Yemayá (orisha mayor, dueña de las aguas saladas, representa la maternidad) con una corona de colores en naranja, rojo y amarillo, resaltando un ojo. La rodean sirenas de color verde, que adornan sus brazos con bellas pulseras, así como peces matizados en gris y violeta. Firmada en el borde inferior derecho. Pertenece a la colección privada del autor.

Orula

Óleo sobre lienzo con fondo de color rojo. Con puntos amarillos y naranja, se destaca al centro Orula (orisha mayor, deidad de la adivinación en regla de ocha o santería) quien en su mano derecha sostiene una niña, en franca sugerencia de protección. En la parte superior del cuadro varios ángeles coronan a Orula, que está rodeado de palomas amarilloverdosas y tiburones. Firmada en el borde inferior derecho. Pertenece a la colección privada del autor.

Trofeo

Escultura del arte matérico con técnica mixta. Base y fondo de madera con rostro de mujer en el centro; en la parte superior, una cruz con tres plumas(naturales), de color negro a ambos lados. En el centro de la base la firma del autor con letras de color rojo. Formato: 19,5 cm x 35,0 cm x 11,0 cm. Sin fecha. Pertenece a la colección privada del autor.

Victoria de Samotracia moderna

En alusión al culto a los dioses que se desarrolla en la isla de Tracia. Ecultura de arte matérico con técnica mixta sobre base de hierro desacansa un bebé(plástico), que en su cabeza lleva una herradura a modo de corona simbolisando la buena suerte .

Sobre ésta se levantan tres cruces armadas con clavos y tres plumas(naturales) a ambos lados. Todo de color negro. En lugar de sus genitales una mano sostiene un centavo..Formato: 25,0 cm x 47,0 cm x 8,5 cm. Sin fecha. Pertenece a la colección privada del autor.

La liberación de la mujer

Escultura de arte matérico con técnica mixta. Base de madera que sosteine un tronco de igual material, con tres mujeres(plásticas) encadenadas. La del centro celebra sobre la base. Por detrás de ésta y a ambos lados se apoyan en la base dos cuerpos mutilados de mujer. Dos piernas sobresalen de la cabeza de la última y apuntan hacia arriba. Se aparta del tema religioso para ubicarse en lo social. Formato: 77,0 cm x 27,0 cm x 21,0 cm. Sin fecha. Pertenece a la coelección privada del autor.

Fuente

  • Exposición transitoria del autor. Moinelo. Equilibri y Magia del color. Investigadoras: Msc. Ana G. Peñate Vellasante. Ing. Sandra Torres Pires.
  • Museo Provincial (Palacio de Junco). Mayo de 2005.