Saltar a: navegación, buscar

Manuel Acuña Narro

(Redirigido desde «Manuel acuña»)
Manuel Acuña Narro
Información sobre la plantilla
Manuel-acuna.jpg
Poeta mexicano
Nombre Manuel Acuñam Narro
Nacimiento27 de agosto de 1849
Saltillo, Coahuila, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Fallecimiento6 de diciembre de 1873
Ciudad de México
Causa de la muerteEnvenenamiento
ResidenciaMéxico
NacionalidadMéxicana
CiudadaníaMéxicana
OcupaciónPoeta
PadresFrancisco Acuña
Refugio Narro
Obras destacadasNocturno

Manuel Acuña Narro. Poeta mexicano que se desarrolló en el estilizado ambiente romántico del intelectualismo mexicano de la época.

Síntesis biográfica

Nació en la ciudad de Saltillo, Coahuila, México, el 27 de agosto de 1849. Vivió en una época en que la sociedad mexicana era dominada por una intelectualidad filosófico-positivista, además de una tendencia romántica en la poesía. Hijo de Francisco Acuña y Refugio Narro. Recibió de sus padres las primeras letras.

Estudia posteriormente en el Colegio Josefino de la ciudad de Saltillo y alrededor de 1865 se trasladó a México, donde ingresó en calidad de alumno interno al Colegio de San Ildefonso, donde estudia Matemáticas, Latín, Francés y Filosofía. Posteriormente, en enero de 1868 inicia sus estudios en la Escuela de Medicina.

Fue un estudiante distinguido aunque inconstante. Cuando muere, en 1873 sólo había concluido el cuarto año de su carrera. En los primeros meses de sus estudios médicos vivía en un humilde cuarto del ex-convento de Santa Brígida, de donde se trasladó al cuarto número 13 de corredor bajo del segundo patio de la Escuela de Medicina, el mismo, que años antes habitara otro infortunado poeta mexicano, Juan Díaz Covarrubias.

Obra

En 1868 inició Acuña su breve carrera literaria. Dándose a conocer con una elegía a la muerte de su compañero y amigo Eduardo Alzúa. En el mismo año, impulsado por el renacimiento cultural que siguió al triunfo de la República, participó, junto con Agustín F. Cuenca y Gerardo Silva, entre otros intelectuales, fundando la Sociedad Literaria Nezahualcóyotl, en el seno de la cual dio a conocer sus primeros versos.

Los trabajos presentados en la sociedad se publicaron en la revista "El Anáhuac" (México 1869) y en un folletín del periódico "La Iberia" intitulado Ensayos literarios de la Sociedad Nezahualcóyotl. Este folleto puede considerarse como una de las obras de Acuña, ya que contiene, además de trabajos de otros escritores, once poemas y un artículo en prosa suyos.

Uno de sus poemas más célebres es el "Nocturno", dedicado a Rosario de la Peña, su trabajo más representativo. El aguascalentense Jesús F. Contreras realizó una escultura a Manuel Acuña, la cual fue expuesta en el pabellón Mexicano de la Exposición Universal de París en en el año 1900, junto con su obra Malgre-Tout; por esos trabajos mereció la banda de la Legión de Honor. La obra dedicada al poeta, fabricada en mármol de Carrara, se encuentra en la plaza Acuña de Saltillo.

…..¡pues bien! Yo necesito decirte que te adoro, decirte que te quiero, con todo el corazón; que es mucho lo que sufro, que es mucho lo que lloro; que ya no puedo tanto, y al grito que te imploro, te imploro y te hablo en nombre de mi última ilusión…..

Muerte

Murió en su habitación de la Escuela de Medicina el 6 de diciembre de 1873, a la edad de 24 años. Es una leyenda que su enamoramiento de Rosario de la Peña fue la presumible causa de su infortunado suicidio, mediante envenenamiento con cianuro. En opinión de algunos críticos, Rosario fue solamente una razón adicional a sus problemas de pobreza extrema.

Acerca de Rosario de la Peña se sabe que también fue pretendida por José Martí y Manuel M. Flores. Con todo, recientemente se ha dejado claro que aunque el enamoramiento por de la Peña pudo tener lugar, la realidad era que Acuña sostenía una relación menos idealizada con una poetisa que a la postre se convirtió en una intelectual famosa: Laura Méndez de Cuenca.

Sus restos, inicialmente depositados en el Cementerio de Campo Florido, en la capital del país, fueron trasladados a Saltillo en 1917 y yacen en la Rotonda de los Coahuilenses Ilustres del Panteón de Santiago de su ciudad natal.

Pepe Monteserín escribió la novela "La lavandera", Premio Lengua de Trapo del año 2007, que trata la vida de Manuel Acuña.

"Un suicidio, el de Manuel Acuña, y lo contrario de un suicidio, mi supervivencia, eso voy a contar".

Fuentes