Saltar a: navegación, buscar

Momias Paracas del Perú

Momias Paracas del Perú
Información sobre la plantilla
Momias.jpeg
Escultura del Perú
Momias Paracas del Perú. Esculturas traídas a Cuba desde Panamá, en el siglo XX.

Ubicación

Las Momias se pueden visualizar en el Museo Emilio Bacardi de la provincia Santiago de Cuba.

Historia

Cultura Paraca

A la cultura Paraca se le atribuye una antigüedad que oscila entre los años 1000 y 300 a.n.e. Son las características climáticas de las costas del Perú las que permitieron la conservación de los cuerpos.

En Perú, la zona desértica es una estrecha faja geográfica, que rodea toda la costa, y en esta región es donde se han podido encontrar mayor número de momias en buen estado.

En el proceso de desecación y preservación de los cuerpos es importante la extrema sequedad del aire en las zonas desérticas; la cual se combina con las sustancias nitrosas de la arena.

Transición a Cuba

Las trajo a Cuba un comerciante español llamado Sebastián Pérez Ferrán, que radicaba en el país; quien la compró en el Canal de Panamá en el año 1920.

Al llegar a Cuba son exhibidas en Palmarito de Cauto, San Luis y Santiago de Cuba. En San Luis, estuvieron conservadas en el denominado hotel "Unión", propiedad de Sebastián. Luego de su muerte, su hermana donó las momias a Fernando Boytel, para el museo en 1951.

La de mayor tamaño, es considerada masculina, de 40 a 45 años de edad; la otra es femenina, entre 30 y 35 años. Las 2 presentan una típica posición fetal y deformación cefálica, que es parte de las costumbres de los indios americanos; y tiene su origen en la creencia de la vida después de la muerte.

Características de las momias

Las momias tienen las piernas recogidas sobre el cuerpo, y los brazos descansan en las mismas; las manos a ambos lados de la cara a la altura de las orejas. Con la finalidad de que las momias conservaran la posición deseada, eran atadas con sogas, hechas de diversos materiales. Estas muestran las marcas de las mismas, demostrando cuan apretadas estaban.

La momia masculina presenta el cráneo triponado. Esto indica que existe la posibilidad de que el individuo haya muerto durante la trepanación, que era practicada despúes de haber fallecido; con la finalidad de utilizar los discos óseos como amuletos, costumbre practicada por muchos pueblos antiguos.

Véase también

Fuentes