Saltar a: navegación, buscar

Museo de Historia Natural Carlos de la Torre y Huerta (Holguín)

Museo de Historia Natural Carlos de la Torre
Información sobre la plantilla
Museo historia natural carlos de la torre.jpg
Institución cultural
Información geográfica
PaísBandera de Cuba Cuba
CiudadHolguín
Información general
Inauguración31 de mayo de 1969
TipoMuseo de Ciencias Naturales e Historia Natural
Información visitantes
DirecciónCalle Maceo, No.129, entre Martí y Luz y Caballero.

Museo de Historia Natural Carlos de la Torre y Huerta (Holguín). Ubicado en la ciudad de Holguín, capital de la provincia del mismo nombre, en el oriente cubano, ofrece una visión sobre la naturaleza de Cuba, especialmente de la región nororiental.

Historia

El Museo de Historia Natural de Holguín “Carlos de la Torre y Huerta” ocupa el local de la antigua colonia española, sociedad de recreo burguesa, fundada inicialmente para reunir a los españoles residentes en Cuba o sus descendientes. El edificio, de estilo ecléctico fue inaugurado el 8 de diciembre de 1926, y sufrió modificaciones en su estructura interna que implicaron la ampliación de los salones de baile y la construcción en la azotea de una pequeña nave. Construido de mampostería y cemento armado, posee una azotea monolítica corrida, dos miradores al frente, puertas y ventanas de madera, portal de columna artística y una escalinata que llevan al amplio y monumental portal de entrada, custodiada por dos leones de mármol con sus fauces abiertas.

Noticia de la apertura del museo

En 1967, a solicitud del profesor José García Castañeda, se decide crear en el local el Museo de Historia Natural Carlos de la Torre y Huerta, el cual abrió sus puertas al público el 31 de mayo de 1969.

Las colecciones que atesora la institución provienen fundamentalmente de donaciones hechas por el propio profesor Castañeda y del Museo Guamá, primer museo de la ciudad de Holguín.

Colecciones

El Museo Carlos de la Torre conserva colecciones de malacología, ornitología, lepidópteros, insectos, rocas, minerales y una colección de paleontología donde se exhibe el fósil más perfecto encontrado en Cuba.

Dentro de las colecciones de estudio de vertebrados, una de la más importantes es la de reptiles, altamente representada con especies aún no descritas para la ciencia y varios integrantes de series tipo, de los cuales algunos han constituido nuevos reportes de localidad.

La colección mastozoológica atesora varios ejemplares, entre ellos el almiquí mejor conservado del país, insectívoro de mayor tamaño, endémico restringido a la parte oriental y en inminente peligro de extinción.

En anfibios, se exponen especies que clasifican entre las de menos talla a nivel mundial.

En Cuba hay reportadas más de veinticinco especies de escorpiones con alto porciento de endemismo. Una de las especies que integra la colecciones es la Microtutius fundorai, considerada una de la más pequeñas del mundo, pues sólo alcanza una talla de 11 a 15 mm y una distribución limitada a algunas provincias orientales.

Los moluscos marinos se encuentran muy bien representados con varias especies dignas de destacar por su belleza e importancia en la naturaleza, la economía y la vida del hombre como Cobos, Casis, Haliotis, entre otros. Existen especies de diferentes partes del mundo.

Malacología

MH009.jpg

De las 1400 especies de moluscos registradas en Cuba, 1350 son endémicas, y 770 están presentes en las colecciones del Museo. Se destacan, por su belleza, las muestras de las seis especies reconocidas del Género Polymita, endémicas de Cuba, que se distribuyen en la zona oriental desde Nuevitas hasta Maisí. Asimismo, se pueden apreciar ejemplares del Género Ligus, que habitan en diversas regiones del archipiélago.

Aves

MH015.jpg

La colección de ornitología está compuesta por ejemplares de 293 especies de Cuba y el mundo. De la fauna cubana se pueden apreciar, entre otros, el pájaro mosca, la cartacuba, y el carpintero real.

Mineralogía

Se hallan diferentes clases de minerales, cada una representada por varias tipos.

MH006.jpg

Se destacan, entre los elementos naturales, el oro y las dendritas de plata; en la clase de los sulfuros sobresale el anabrio, con su color rojo carmín; la pirita, fácilmente reconocible por sus cristales cúbicos y color oro brillante; la galena, la calcopirita y arsenopirita por su brillo metálico.

Igualmente, se hallan varios tipos de óxidos, entre ellos, las espinelas. De la clase de los hidróxidos, sobresalen la goethita (limonita) y la bauxita, muy distribuidos en el este de la provincia asociados a los llamados sombreros de hierro.

Entre los halógenos resaltan los cristales cúbicos y transparentes de halita y fluorita. Por su parte los Carbonatos se presentan en forma de calcita, argonita, y espato de Islandia, así como la malaquita, siempre distinguible por su coloración verde viva, y la azurita, que debe el nombre a su color azulado.

También se exponen diversos tipos de silicatos, por ejemplo, el aluminio. Además, se pueden observar variedades de rocas entre las que se destacan las serpentinitas, a las que se asocian los yacimientos de níquel más cobalto de la provincia de Holguín.

Insectos

El Orden Lepidoptera reúne un gran número de insectos conocidos comúnmente como mariposas. Para la fauna de Cuba se reportan 194 especies, de las cuales, 112 están presentes en el Museo.

Se destaca, por su belleza, la Greta cubana, especie endémica, abundante en las sombras de los bosques de montaña del extremo oriental de la Isla.

También se aprecia la Phoebis avellaneda, distribuida por todo el oriente cubano, una de las más vistosas mariposas del territorio.

El Museo tiene organizadas otras colecciones entomológicas en las que se han separado las especies de interés agrícola, los vectores y trasmisores de enfermedades, y las especies de interés científico.

En estas muestras aparecen ejemplares de los órdenes Odonata, Coleóptera, Homóptera, Himenóptera, Blactóptera, Ortóptera, Hemíptera, Díptera y Dermaptera.

Enlaces externos

Fuentes