Pliegues Geológicos

De EcuRed
Pliegues Geológicos
Información sobre la plantilla
Concepto:Deformación de las capas geológicas, con forma ondulada. Los pliegues surgen como consecuencia de la presión tectónica en rocas plásticas que, en lugar de fracturarse, se pliegan.

Pliegues Geológicos. Deformación de las capas geológicas, con forma ondulada. Los pliegues surgen como consecuencia de la presión tectónica en rocas plásticas que, en lugar de fracturarse, se pliegan. Un pliegue está constituido por el conjunto anticlinal-sinclinal. Los pliegues pueden ser derechos, inclinados o tumbados, en función del buzamiento de su plano axial, y presentan diversos grados de curvatura.

Contenido

Variedades mecánicas

Las capas de las rocas pueden doblarse en pliegues de dos maneras: como resultado de la flexión transversal y por medio de la flexión longitudinal.

Flexión Transversal

La capa se encorva bajo la acción de fuerzas aplicadas en dirección perpendicular al plano de la capa. Para que ésta se encorve deben existir pares de fuerzas. Los pliegues que surgen en este caso son pliegues originados por la flexión transversal. Los más característicos entre ellos surgen como resultado de la acción de fuerzas verticales aplicadas a las capas horizontales. Así, por ejemplo, el pliegue de flexión transver¬sal se firma en las capas que recubren el basamento cristalino, encima del bloque elevado y limitado por las fracturas. Las fuerzas que forman pares con las fuerzas dirigidas de abajo hacia arriba van al encuentro de estas últimas y están provocadas por la fuerza de gravedad, que sostiene a las capas en su nivel original fuera de los límites del bloque que se eleva.

Flexión Longitudinal

Surge bajo la acción de la fuerza de compresión de dirección paralela a las capas. Estas últimas, durante la compresión longitudinal, pierden su estabilidad y, en lugar de deformarse engrosando uniformemente, se encorvan. El papel de la estructura estratificada de las rocas durante las flexiones transversal y longitudinal no es el mismo. Durante la flexión transversal, incluso si no existen divisorios mecánicos de¬terminados por la estratificación, la deformación terminará con la formación de un pliegue. Por ejemplo, si las capas están simple¬mente dibujadas en la pared lateral de una probeta plástica y, por lo tanto, no pueden jugar ningún papel mecánico, como resultado de la deformación las primeras resultarán encorvadas en un plie¬gue de flexión transversal.

Durante la flexión longitudinal la estratificación juega un pa¬pel diferente en su principio: sin esta última de ninguna manera pueden formarse pliegues, ya que una de las condiciones obligato¬rias para su formación durante la flexión longitudinal es la posibi¬lidad de resbalamiento entre las capas. Al encorvarse en pliegues paquetes de estratos divididos por superficies de resbala¬miento aliviado, toda capa resbala respecto a la subyacente, hacia la bóveda del anticlinal y respecto a la suprayacente, hacia el gancho del sinclinal. Debido al rozamiento, al encorvarse el pa¬quete de estratos, toda capa en su interior se encuentra bajo la acción de un par de fuerzas, una de las cuales (en el techo de la capa) está dirigida hacia la bóveda del anticlinal, y la otra (en el, muro de la capa) hacia el gancho del sinclinal. Dicho par de fuerzas tiende a provocar en la capa una deformación de desplazamiento.

Véase también

Enlaces externos

Fuentes