Saltar a: navegación, buscar

Tejido vegetal

Tejido vegetal
Información sobre la plantilla
Tejodo Vegetal.jpg
Concepto:Por tejido se entiende un grupo de células que constituyen unidades estructurales y funcionales, unidas íntimamente entre sí, originadas de otras células según las tres direcciones del espacio.

Tejido vegetal. En los pseudos-tejidos, la unión entre las células no es muy íntima, por lo que pueden separarse y ganar su vida autónoma. Es por estoque los pseudos-tejidos deben considerarse más bien como asociaciones de células que tienen una vida independiente unas de otras.
Los diversos tipos de tejidos se distinguen atendiendo a su origen, localización, caracteres celulares especialmente a la pared celular y a la función que realizan. El nivel de organización de una planta está muy relacionado con el número de los tipos de tejidos que la constituyen. Las plantas en el proceso de adaptación hacia la vida terrestre tuvieron que modificar gradualmente su estructura y resolver tres necesidades fundamentales: - Limitar la pérdida de agua. - Absorción, conducción y eliminación del agua procedente del suelo o de la lluvia.


Origen

Los tejidos se originan por divisiones sucesivas de las células que constituyen el embrión de la semilla formado a partir de la fecundación que tiene lugar en las plantas. Durante los primeros estadios del desarrollo embrionario, la división celular tiene lugar en todo el joven organismo pero en la medida que el embrión aumenta de tamaño y se transforma en una planta independiente, la formación de nuevas células queda gradualmente restringida a determinadas partes del cuerpo de la planta que permanecen embrionarias durante toda su vida; otros tejidos van perdiendo gradualmente la posibilidad de dividirse especializándose en determinadas funciones.
La planta adulta se compone de tejidos embrionarios o meristemáticos y tejidos adultos o definitivos.

Clasificación

Los tejidos pueden clasificarse siguiendo criterios puramente morfológicos o funcionales; teniendo en cuenta las posiciones que ocupan en el cuerpo de la planta o la naturaleza de las células que los originan. Sin embargo resulta más racional basarse en el criterio funcional teniendo en cuenta las características celulares, la localización y el origen de los tejidos vegetales. Los tejidos se agrupan en dos grandes grupos: embrionales o meristemáticos y definitivos o adultos.

Los tejidos meristemáticos mantienen la capacidad de dividirse por mitosis durante toda la vida de la planta originando los tejidos adultos y produciendo crecimiento en longitud si se trata de los meristemáticos primarios, o en grosor si es un meristemo secundario.

Los tejidos adultos primarios son los que se originan de los meristemáticos primarios y se encargan de funciones relacionadas con la vida del vegetal: la protección, tejido epidérmico; conducción de agua y sustancias alimenticias elaboradas por la planta, tejido conductor; nutrición y almacenamiento de sustancias, tejidos parenquimáticos; aumento de la solidez de la planta, tejidos mecánicos o de sostén.

Los tejidos adultos secundarios se producen en las plantas leñosas a partir de tejidos meristemáticos secundarios y realizan funciones de protección, peridermis; conducción, xilema y floema secundarios y otros tejidos que realizan funciones vitales de las plantas que presentan estructuras secundarias. Algunas plantas presentan un crecimiento secundario limitado por lo que, aunque producen pequeñas cantidades de xilema y floema secundarios, permanecen herbáceas toda la vida

Tejidos meristemáticos primarios

es el primer tejido que se origina en la planta a partir del embrión de la semilla. El término meristemo viene del griego merista que significa divisible, indicando la actividad característica de este tejido: realizar sucesivas mitosis para originar otras células aumentando la masa y tamaño del vegetal, produciendo un crecimiento en longitud. Aunque otros tejidos vivos pueden dividirse y originar nuevas células sólo los meristemas lo hacen de manera que pueden, al mismo tiempo, mantener algunas de sus células embrionales ya que al dividirse no se especializan sino que permanecen meristemáticas toda la vida. Clasificación de los tejidos meristemáticos primarios Se clasifican en dos tipos de tejidos: Promeristemos y Meritemos Intercalares o Remanentes.

Promeristemos: Se localizan en forma de cono en los ápices de tallos, brotes y raíces donde se encuentran las células iniciales y las que se van derivando de estas mediante la actividad meristemática por divisiones celulares mitóticas. Los promeristemos o meristemas apicales se caracterizan por su posición, el tamaño y las formas de sus células y se clasifican según los tejidos que se derivan de ellos: Protodermis – Se sitúa en la parte más externa del cono vegetativo y origina el tejido de protección primaria o tejido epidérmico. Procambium –Se localiza en la región central del cono vegetativo y origina los tejidos conductores, xilema y floema primarios. Meristemo Fundamental – Rodea el procambium tanto externa como internamente. Es el precursor de los tejidos fundamentales como son los parénquimas y los tejidos de sostén, colénquima y esclerénquima. Meristemas Remanentes o Intercalares: El término meristemo intercalar significa que este tejido se halla situado entre tejidos adultos más o menos diferenciados, en forma de estratos celulares enteros o de cordones que conservan el carácter meristemático o embrional y la capacidad de dividirse y producir crecimiento. Ejemplos de meristemas intercalares se encuentran en los tallos, las hojas y otras estructuras especializadas en muchas plantas, como en el maní y la caña de azúcar.

Características de las células del tejido meristemático primario

Son células de naturaleza viva, generalmente isodiamétricas, un poco más alargadas las que constituyen la Protodermis, el Meristemo Fundamental y el Procambium. Sus membranas son delgadas; protoplasma abundante; retículo endoplasmático, mitocondrias, cloroplastos y vacuolas poco desarrollados. Poseen núcleo grande, carácter que está relacionado con la actividad mitótica que estas células realizan.

Cuadro de Tejidos: Este Cuadro de Tejidos es un ejemplo de cómo el estudiante debe elaborar su propio Cuadro en una cartulina o papel teniendo en cuenta los aspectos fundamentales: Origen, localización, caracteres celulares y tipos. En la medida que avance en el estudio de los tejidos vegetales los va añadiendo de manera que pueda estudiar los diferentes tejidos de manera resumida y comparar unos con otros.

Origen Localización Función Caracteres Celulares Se originan en el embrión de la semilla Se localizan en los ápices vegetativo de tallos y raíces (Promeristemos) o entre tejidos adultos (Remanentes o Intercalares). Producen crecimiento en longitud; originan los tejidos Adultos primarios (Epidermis, parénquimas Sostén, Conductores). - Células vivas. - Núcleo grande. - Citoplasma abundante. - Pared fina. Retículo, Vacuolas Orgánulos Citoplasmáticos: poco desarrollados Promeristemos: Protodermis, Meristema fundamental y el Procambium.

Tejidos meristemáticos secundarios

Muchas plantas permanecen herbáceas con estructura primaria durante toda la vida presentando sólo tejido meristemáticos y adultos primarios, entre ellas se encuentran la mayoría de las monocotiledóneas y muchas dicotiledóneas. Otras desarrollan, a partir de tejidos adultos poco diferenciados que recuperan la capacidad de dividirse, un crecimiento secundario originando tejidos adultos secundarios y produciendo un aumento en grosor de tallos y raíces.


Clasificación de los tejidos meristemáticos secundarios

Se clasifican en dos clases de tejidos: el Cambium Vascular y el Cambium Suberoso o Felógeno. Cambium Vascular: Se localiza en el interior de tallos y raíces aunque su origen difiere un poco según el órgano de que se trate. En el tallo se origina a partir del Cambium Fascícular, meristemo Intercalar que se encuentra entre los tejidos conductores primarios y el Cambium Interfascícular formado de manera secundaria a partir de células, situadas entre los fascículos o haces conductores y que recuperan la capacidad de división.

El Cambium Fascícular y Cambium Interfascícular forman un cordón continuo, el Cambium Vascular, que aunque tiene un origen primario y secundario se considera un Tejido Meristemático Secundario por la función que realiza, originándose a partir de su actividad meristemática tejidos conductores secundarios produciendo un aumento en el grosor de la planta. En la raíz el Cambium Vascular se forma entre los tejidos conductores primario a partir totalmente de tejidos adultos primarios que recuperan la capacidad de dividirse. El Cambium vascular posee dos tipos de células: Las iniciales, fusiformes y alargadas que originan los tejidos conductores secundarios, Xilema II y Floema II, y cuyo eje mayor se orienta verticalmente y las células casi isodiamétricas que son elementos horizontales del sistema conductor. Cambium Suberoso o felógeno: Este tejido tiene la función de originar la Peridermis, que es el tejido de protección secundario que debe sustituir a la Epidermis en la estructura secundaria. La Peridermis está constituida por el Cambium Suberoso, el Tejido Suberoso, hacia el exterior y la Felodermis hacia la parte interna del Cambium Suberoso. .El Cambium Suberoso o Felógeno se origina comúnmente en el tallo de una capa sub-epidérmica y en la raíz lo hace generalmente de un tejido más interno que posee carácter meristemático, el periciclo.

Características de las células de los tejidos meristemáticos secundarios

Son células semejantes a las células de los Tejidos Meristemáticos Primarios: son vivas, con citoplasma abundante, núcleos grandes. Se diferencian de las células meristemáticas primarias en que presentan un citoplasma muy vacuolizado. Otras funciones importantes del Cambium Suberoso relacionadas con la Agricultura y otras ramas de las Ciencias Biológicas, es que su actividad permite la formación de callos y la cicatrización de las heridas de la planta, evitando la entrada de agentes patógenos y la posibilidad de realizar injertos como parte de la multiplicación

Fuentes