Saltar a: navegación, buscar

Teoría del cargo y el abono

Teoría del Cargo y el Abono
Información sobre la plantilla

Teoría del cargo y el abono. Esta teoría habla de cuales cuentas se les carga y a cuales se les abona. Cuando se dice que le cargamos a una cuenta es hacer el registro contable por el debe, cuando decimos que abonamos es hacer el registro contable por el haber, independientemente de que aumente o disminuya el saldo de la cuenta, es decir va a depender directamente de la naturaleza de la cuenta, este efecto sin alterar la ecuación patrimonial. Cada transacción afecta el balance, cambia los valores en el patrimonio, pero sin alterar la igualdad de la Ecuación Contable. En cada una de esas transacciones, actúan por lo menos dos cuentas, También se conoce como reglas de la partida doble.

Características

  • Los efectos que producen las operaciones en los diferentes elementos del balance, de tal manera que siempre subsista la igualdad entre el Activo y la suma del Pasivo con el Capital.
  • Cuando se modifica el importe de la cuenta de activo, se produce otra modificación por la misma cantidad en el mismo activo; en el Pasivo o en el Capital Contable. Pese a los cambios producidos se conserva la igualdad del Estado de Situación Financiera; esto es, en todos los casos, el Activo sigue siendo igual a la suma del Pasivo más el Capital. Dicha igualdad se basa en la Ecuación Contable fundamental; esta es:

ACTIVO = PASIVO + CAPITAL

  • Dicho en otras palabras, toda transacción financiera implica una acción por una parte y una reacción por la otra. De esta manera, toda transacción celebrada por una entidad económica tiene una causa o acción que produce un efecto o reacción, fenómeno que modifica los valores de los Estados de Situación Financiera por la misma cantidad.

Principios Fundamentales para el Cargo y el Abono

  • Cuando el Activo aumenta (causa), ocurre lo siguiente (efectos):
  1. Disminuye el propio Activo
  2. Aumenta el Pasivo
  3. Aumenta el Capital Contable
  • Cuando el Pasivo disminuye (causa), ocurre lo siguiente (efectos):
  1. Disminuye el Activo
  2. Aumenta el propio Pasivo
  3. Aumenta el Capital Contable
  • Cuando el Capital Contable disminuye (causa), ocurre lo siguiente (efectos):
  1. Disminuye el Activo
  2. Aumenta el Pasivo
  3. Aumenta el propio Capital Contable

Reglas del cargo y abono

  • Los aumentos y disminuciones que sufren los valores del Activo, Pasivo y Capital Contable de una entidad económica, como consecuencia de la celebración de transacciones financieras, deben registrarse en las cuentas respectivamente por medio de CARGOS y ABONOS.
  1. Las cuentas de Activo deben iniciarse e incrementarse mediante CARGOS.
  2. Las cuentas de Pasivo y Capital Contable empezarán y se incrementarán mediante ABONOS.

En consecuencia de lo anterior se deduce que:

  1. Las cuentas de Activo disminuyen mediante los ABONOS.
  2. Las cuentas de Pasivo y Capital Contable disminuyen con los CARGOS.

Por lo tanto:

  1. Las cuentas de Activo son de naturaleza Deudora, en virtud de tener Saldo Deudor.
  2. Las cuentas de Pasivo y Capital Contable son de naturaleza Acreedora por tener Saldos Acreedores
  • Debe cargarse a una cuenta cuando:

Aumenta el Activo

  1. Disminuye el Pasivo
  2. Disminuye el Capital Contable
  • Debe abonarse a una cuenta cuando:
  1. Disminuye el Activo
  2. Aumenta el Pasivo
  3. Aumenta el Capital Contable
  • Respecto a las Reglas del Cargo y Abono al Capital Contable, es necesario conocer lo siguiente, El Capital Contable se incrementa por:
  1. Capital Social
  2. Utilidad del Ejercicio
  • Las Cuentas de Egresos observan reglas del Cargo y el abono en forma inversa a las Cuentas de Ingresos, es decir, se carga en ellas el importe de sus incrementos y cuando fuere el caso, se abonan sus disminuciones.
  • Por lo tanto las cuentas de Capital Social, Utilidad del Ejercicio, así como las Cuentas de Ingresos, son de naturaleza acreedora, es decir, deben mostrar un saldo acreedor. Por su parte, las Cuentas de Egresos son de naturaleza deudora, ya que siempre tendrán un saldo deudor.

Fuentes

1. Estudio de la contabilidad General , Editorial Felix Varela. la Habana, 2006,p. 49.