Palo de lluvia

Revisión del 15:06 10 mar 2016 de Dianna ssp.jc (discusión | contribuciones) (Página creada con «{{Objeto |nombre= Palo de lluvia |imagen= ‎ |tamaño= |descripcion= Instrumento utilizado para crear efectos de sonido ambiente o como instrumento de percusión }}...»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Palo de lluvia
Información sobre la plantilla
[[Archivo:‎|260px]]
Instrumento utilizado para crear efectos de sonido ambiente o como instrumento de percusión

Palo de lluvia. Tubo largo y hueco relleno con piedrecillas, semillas, arroz o arena en cuyo interior se clavan palitos de bambú o de madera, formando una espiral que se extiende a todo lo largo. Cuando el tubo se inclina suavemente las piedrecillas o las semillas caen y su golpeteo con los palitos produce un sonido que se asemeja a la lluvia o agua cayendo.

Historia

No existe un origen determinado sobre el palo de lluvia, pero se dice que los aztecas lo inventaron y que luego llegó a América del Sur y Central como cascabeles tubulares a principios de 1900. En una época se pensaba que crear el sonido de la lluvia traería una tormenta a las comunidades indígenas, por lo que sus habitantes emplearon el palo de lluvia, un instrumento de percusión, para sus celebraciones religiosas.

Construcción

  • Pegar, uno a uno, los tubos de papel con la cinta adhesiva, de forma que queden bien unidos y firmes.
  • Introducir los clavos por el tubo a más o menos unos 20 centímetros de distancia, formando en el interior un cruce entre ellos, y pegarlos con fuerza con cinta para que no se salgan. Posteriormente, hay que cortar en la cartulina las tapas para los extremos del tubo
  • Después de cerrar un lado del tubo con la tapa de cartulina, es necesario rellenarlo con el arroz.
  • Introducido todo el arroz, hay que tapar con la cartulina el otro extremo del tubo, asegurándose antes de que esté muy bien cerrado para que no se salga el arroz.
  • En cuanto a la decoración, eso ya va al gusto de cada uno. Una buena opción puede ser con papel, telas de colores o con pinturas. A modo de recomendación, es buena idea forrar el tubo con un color y luego pegar trozos de papel o de tela en distintos colores. Cuantos más colores se utilicen, más bonito y original será el palo de lluvia.

Materiales para su construcción

Los materiales que se utilizan para construir un palo de lluvia varían dependiendo de las tradiciones culturales y los materiales que se pueden obtener en cada lugar. Tradicionalmente, se hacen con cactus cuyas espinas se sacan y se muelen, se dan vuelta y se vuelven a introducir. También suelen construirse utilizando cañas de bambú. También se puede realizar con bolitas de alambre y cartón reciclado. Los palos de lluvia industriales - por ejemplo aquellos utilizados con fines educativos - son hechos de plástico o metal y son rellenados con pequeñas bolitas de materiales sintéticos.

Utilización

El palo de lluvia es un instrumento ideofono, dejando que las piedrecillas o las semillas se fundan y luego se evaporen, creando un efecto similar a la lluvia - la intensidad varía según el ángulo y el tipo de semilla o piedra. También puede ser golpeado ligeramente para lograr un sonido más controlado, o puede ser usado para crear sonidos más percusivos utilizado como shaker.

Variedades

Existen una variedad de palos de lluvia y cada uno cumple una función específica. Los tubos de 80 cm son utilizados para celebraciones indígenas como en el Inti Raymi (en quechua ‘fiesta del Sol) que era una antigua ceremonia religiosa andina, y los palos de 40 cm son más bien empleados como terapias relajantes, por el sonido antiestrés que produce.

Fuentes