Saltar a: navegación, buscar

Aceites combustibles

Aceites combustibles
Información sobre la plantilla
Aceitecom.jpg
Concepto:Los aceites combustibles son una variedad de mezclas líquidas de color amarillento a pardo claro provenientes del petróleo crudo. Ciertas sustancias químicas que se encuentran en los aceites combustibles pueden evaporarse fácilmente, en tanto otras pueden disolverse más fácilmente en agua.

Aceites combustibles Los aceites combustibles son producidos por diferentes procesos de refinación, dependiendo de los usos a que se designan. Los aceites combustibles pueden ser usados como combustibles para motores, lámparas, calentadores, hornos, y estufas, o como solventes. Algunos aceites combustibles comunes incluyen a querosén, aceite diesel, combustibles para aviones a reacción, aceite de cocina, y aceite para calefacción. Estos aceites combustibles se distinguen uno del otro por la composición de hidrocarburos, los puntos de ebullición, los aditivos químicos, y los usos.

Afectación al Medio Ambiente

Algunos compuestos químicos que se encuentran en los aceites combustibles pueden evaporarse al aire desde recipientes abiertos o desde el suelo o agua contaminada, pueden disolverse fácilmente al derramarse en aguas superficiales o adherirse a partículas en el agua, por lo que eventualmente se depositarán en el sedimento del fondo, aunque pueden ser degradados lentamente en el aire, el agua, y el suelo por la luz solar o por pequeños organismos algunos de los compuestos químicos que se encuentran en los aceites combustibles pueden acumularse significativamente en plantas y en animales.

Exposición a los aceites combustibles

Existen varias formas de quedar expuestos a los componentes químicos que se encuentran en los aceites combustibles entre los más frecuentes se encuentran; la utilización en el hogar de cocinas, calentadores o estufas a querosén, o usando los aceites combustibles en el trabajo; respirando aire en el sótano de viviendas o edificios que han sido contaminados con vapores de aceites combustibles provenientes del suelo; tomando agua o nadando en aguas que han sido contaminadas con aceites combustibles por derrames o escapes de tanques de almacenaje subterráneos, utilizando aceites combustibles para remover pintura o grasa de la piel o de herramientas.

Afectación para la salud de los aceites combustibles

Hay poca información disponible acerca de los efectos sobre la salud causados por aceites combustibles. Las personas que usan cocina de querosén para cocinar no parecen tener ningún problema de salud relacionado con la exposición a estas sustancias. Respirar ciertos aceites combustibles por períodos breves puede causar náusea, irritación a los ojos, aumento de la presión sanguínea, dolor de cabeza, sensación de mareo, pérdida del apetito, incoordinación y dificultad para concentrarse. Respirar vapores de aceites diesel por largo tiempo puede causar daño a los riñones y disminución de la capacidad de la sangre para coagular. Beber pequeñas cantidades de querosén puede causar vómitos, diarrea, tos, calambres e hinchazón estomacal, agitación, dolor al respirar, irritabilidad y pérdida del conocimiento. Beber grandes cantidades de querosén puede causar convulsiones, coma o la muerte. El contacto de la piel con querosén por períodos breves puede causar picazón, enrojecimiento, dolor, o peladura de la piel.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha determinado que es posible que ciertos aceites combustibles (la fracción más pesada) produzcan cáncer en seres humanos, pero para otros (la fracción más liviana), no hay suficiente información para llegar a una conclusión. IARC también ha determinado que es improbable que las exposiciones ocupacionales a aceites combustibles durante la refinación de petróleo crudo causen cáncer en seres humanos. Algunos estudios con ratones han sugerido que contacto repetido con aceites combustibles puede producir cáncer al hígado o a la piel. Sin embargo, este no ha sido el caso en otros estudios con ratones. No hay estudios disponibles en otros animales o en seres humanos acerca de la carcinogenicidad de los aceites combustibles.

Fuentes