Saltar a: navegación, buscar

Adiós muchachos

Adiós muchachos
Información sobre la plantilla
Booksplaya5.jpg
Novela del escritor cubano-uruguayo Daniel Chavarría, editada en 1995. Arreglada y enviada al premio de literatura policíaca más codiciado del mundo, el Edgar Allan Poe, ganándolo para sorpresa de todos.
Título originalAdiós muchachos
Autor(a)(es)(as)Daniel Chavarría
Editorial:Mondadori, Bandera de España España
GéneroNovela policíaca
EdiciónBarcelona, 2004
Primera ediciónMéxico, 1995
ISBN9789871868667
PaísBandera de Cuba Cuba
PremiosPremio Edgar Allan Poe, New York, 2002, otorgado por la Mystery Writers of America

Adiós muchachos. Novela policíaca de ficción escrita en el año 1995 por Daniel Chavarría, obra con la que ha ganado varios premios.

Sinopsis

Alicia, una joven cubana, después de interrumpir sus estudios universitarios (licenciatura en lengua francesa), decide dedicarse a la prostitución con el fin de satisfacer sus expectativas de vida. Un día conoce a Víctor (un extranjero con un pasado y un presente nebulosos que ella desconoce) el que, al haber disfrutado de sus servicios, decide proponerle un trato lucrativo para ella.

Argumentos

En "Adiós muchachos" nadie es lo que parece: Alicia, la estudiante que menea con gracia sus nalgas mientras pasea en bicicleta por el Malecón, es una jinetera en busca de una superfortuna que la retire del negocio y la saque de Cuba.

Víctor, contratado por las empresas Groote para llevar a cabo un original negocio turístico, basado en el submarinismo en barcos hundidos, tiene un pasado de estafador poco confesable.

Y Hendryck Groote, millonario holandés propietario de la empresa que financiará el proyecto de Víctor, no sólo tiene un pasado turbio: su presente, como irá descubriendo el lector, tampoco es agua clara. Todos ellos componen una novela policíaca realmente innovadora, ceñida por la estructura clásica del género, inteligente y muy, muy divertida.

Avanzando la novela hay momentos de explosivo erotismo, perversas ambiguedades sexuales, muertes que ocultar, drogas fuertes, simulaciones, oportunidad para el dinero dulce. El escenario es una ciudad de La Habana en medio de cambios insospechados hasta hace no muchos años. Daniel Chavarría no incursiona en el terreno concreto de la política cubana, pero su mirada crítica ante la realidad de la isla es inequívoca.

Por sobre todas las cosas, "Adiós muchachos" es una novela atractiva. Un buen policial con mucho suspenso que trasciende el género. No es casual que haya recibido –por su edición en inglés y en el 2002– el prestigioso premio de la Mystery Writers of America para novela policial, el Edgar Allan Poe. El mismo que antes fue otorgado a escritores como Raymond Chandler, John le Carré y Frederick Forsyth, o sea la flor y nata del suspenso, el espionaje y el policial.

Palabras del autor sobre la obra

El proceso de la novela es muy largo y antiguo. Lo que activa esta obra ahora es el premio Edgar que le otorgaron en Estados Unidos pero fue escrita alrededor del año 1994 como novela corta o cuento largo que fue lo que publicó la Revista Crimen y Castigo. También surge de una petición, en este caso realizada por mi buen amigo Paco Ignacio Taibo II, quién era entonces presidente de la Asociación Internacional de Escritores Policíacos cuando me llama desde México porque estaba en un lío. El se había comprometido a entregar a esa revista una novela policíaca corta con elementos picarescos, donde hubiese sexo y humor, y no podía cumplir por sus compromisos de trabajo. Entonces, con apenas tres meses por delante, me pidió que la escribiera yo.

Así que inventé una novela basada en lo que estaba a la orden del día en Cuba en el año 1994: una jinetera. Con tan buena suerte desde su aparición que, apenas sale la revista en México, la compra un turista francés, se la lee en el vuelo, y al otro día se la comenta como la historia perfecta para hacer cine a Emilio Pacul, un cineasta de origen chileno muy vinculado a Cuba. Emilio quiere hacer la película, me llama y me compra la exclusividad por un año para buscar un productor y al mes y medio ya estaba invitado a París a escribir el guión.

Premios

Premio Edgar Allan Poe, Nueva York, 2002, otorgado por la Mystery Writers of America a la mejor novela policíaca publicada en Estados Unidos (en inglés), durante el año 2001.

Críticas

Adiós muchachos revela ese otro perfil, inevitable, de La Habana, un escenario donde abundan ambiciones foráneas y del patio, entremezcladas en una historia de relaciones, tan posible en el ámbito, como insuficientemente diseccionadas en lindes ajenos a la ficción literaria. Así, de la trama policial asoman, de cuerpo entero, personajes conocidos y probables de la vida habanera (la jinetera, el extranjero...) que van ganando espacio, a contracorriente, en la nueva literatura cubana.

Y a ello, agréguese un humor de sutilezas, aderezado con sexo sin prejuicio, que le otorgan rango de picaresca a una novela cuajada de guiños a la realidad más inmediata aunque desde la mirada comprometida del hombre que no confunde las imperfecciones con las esencias.

Datos del autor

Daniel Chavarría

Daniel Chavarría, nace en San José de Mayo, Uruguay el 23 de noviembre de 1933, vive en Cuba desde 1969. Escritor, profesor de griego, latín y literaturas clásicas en la Universidad de La Habana. Considerado una de las grandes plumas de la literatura en español.

Fuentes

  • Artículo: Novela policíaca. Disponible en: La ventana.
  • Artículo: Colaboraciones. Disponible en: Librinsula.