Saltar a: navegación, buscar

Agencia de Información de los Estados Unidos

Agencia de Información de los Estados
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Estados Unidos
Agencia de inform.jpg
Agencia de propaganda subversiva contra organizaciones y gobiernos extranjeros.
Siglas o Acrónimo:USIA
Fundación:Década de 1950.
País:Estados Unidos
Agencia de Información de los Estados Unidos (USIA). Entidad gubernamental encargada de la actividad propagandística de los Estados Unidos en el exterior .

Creación

Surge en la década del 50 llamándose Agencia de Información de Estados Unidos (USIA), bajo la dirección de Leonard Marks y Frank Shakespeare, connotados ideólogos anticomunistas.

Funciones

Agencia para las relaciones públicas del gobierno de Estados Unidos con el mundo. Aparato de propaganda que probadamente suministra y canaliza fondos para la subversión de gobiernos legítimamente constituidos, la descalificación de las fuerzas democráticas y progresistas y el financiamiento de fuerzas reaccionarias. Además ocupa una posición de primera línea el análisis titulado "La propaganda radial anticubana como instrumento de las acciones y las operaciones de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos- 1960-1980", que puede consultarse en esta enciclopedia ofrece un pormenorizado informe del papel de la USIA en la guerra terrorista desatada por diversas administraciones norteamericanas contra Cuba.

El documento "Una estrategia para América Latina en la década de 1990", texto más conocido como Documento de Santa Fe II, reclamó un empleo más eficiente de la industria de concientización. Una de las propuestas formuladas en dicho documento reclamaba, como asunto de máxima prioridad, el fortalecimiento presupuestario de la Agencia de Información de Estados Unidos (USIA) y de la oficina de Diplomacia Pública. La naturaleza del proyecto al cual estarían dedicados dichos recursos se hizo explícita desde el texto:La USIA es nuestra agencia para librar la guerra cultural.

Misión empañada

La Misión original de la USIA era informar e influir sobre la opinión pública internacional para promover los intereses estadounidenses y ampliar el diálogo entre estadounidenses e instituciones de Washington y sus contrapartes en el extranjero. La USIA también se dedicó a promover intercambios entre estudiantes, profesores, líderes políticos, periodistas, investigadores y otros especialistas de Estados Unidos con otras naciones de interés estratégico.

Estatutos que regula la USIA

Hubo dos estatutos principales que regulaban los programas de la USIA. El primero fue la Ley Smith-Mundt que autorizó la transmisión de programas como Voz de América (VOA) y Radio y TV Martí que son dirigidas a Cuba. El segundo estatuto fue la Ley Fulbright-Hays, que autorizó los intercambios educativos y culturales como el programa de becarios Fulbright. En 1999, la Ley de Reestructuración de Asuntos Internacionales eliminó la USIA e incorporó sus programas propagandísticos y misiones bajo el Buró de Asuntos Públicos de la Subsecretaria de Diplomacia Pública y Asuntos Públicos del Departamento de Estado.

Emisora al servicio de la USIA

La mal llamada Radio Martí

El Gobierno de los EE.UU. acudió a la "Hoja de Parra" de considerar a Radio Martí como parte de la Voz de los Estados Unidos y ponerla bajo la administración de la USIA, fue así como, en 1985, salió al aire la impúdicamente denominada Radio Martí, financiada y conducida por el propio gobierno yanqui con propósitos marcadamente hostiles.La emisora nació como parte de la Agencia de Información de los Estados Unidos (USIA), entidad gubernamental encargada de la actividad propagandística en el exterior.Una de las paradojas de Radio Martí es que además de tratarse de una agresión contra Cuba, de un abuso y de una violación de la ley internacional, es también una burla al Congreso y al pueblo de los Estados Unidos.

Financiar la oposición

Un ejemplo de cómo la USIA trabaja en Post de la desestabilización de los pueblos es el plan de financiamiento otorgado por el NED a grupos de oposición en Venezuela, para el 2002 —año en que se llevó a cabo el golpe de Estado— se tituló Democratización de Países Semi-Autoritarios. Se canalizaron $2 millones 103 mil 200 dólares, a través de la USIA.

Fuente