Saltar a: navegación, buscar

Agente Naranja

Para otros usos de este término, véase Agente (desambiguación).
Agente Naranja
Información sobre la plantilla
Secuelas del agente naranja.jpg
Concepto:Herbicida y defoliante utilizado por los militares estadounidenses durante la Guerra de Vietnam

Agente Naranja. Nombre en código para un herbicida y defoliante desarrollado por empresas estadounidenses para uso militar durante la Guerra de Vietnam, principalmente en zonas de densa vegetación y selváticas (En la imágen, secuelas del Agente Naranja)

Antecedentes

Las primeras pruebas del herbicida se realizaron a principio de 1940 en los Estados Unidos, concretamente en Fort Detrick (Maryland), en la base de la fuerza aérea de Eglin (Florida), y en Camp Drum (Nueva York).

Otras pruebas se realizaron en Tailandia a principio de 1960.

Cuando la Guerra de Vietnam comenzó y se intensificó, el gobierno de EE.UU. utilizó su autoridad bajo la Ley de Producción de Defensa para extender los contratos a siete grandes empresas químicas para obtener el Agente Naranja y otros herbicidas para el uso de EE.UU. y las tropas aliadas en Vietnam. El Gobierno especificó la composición química del agente naranja y el cuándo, dónde y cómo utilizar el material en el campo, incluyendo las cantidades a aplicar.

El herbicida fue fabricado en estados unidos por las empresas manufactureras Diamond Shamrock Corporation, Dow Chemical Company, Hercules Inc., TH Agricultural & Nutrition Company, Thompson Chemicals Corporation, Uniroyal Inc. y la empresa Monsanto, que en ese momento era un fabricante de productos químicos. Monsanto fabricó el Agente Naranja desde 1965 hasta 1969.

Monsanto fue uno de los principales suministradores de los 76 millones de litros de herbicida con que se roció Vietnam desde 1961 a 1972. Bajo el proyecto militar cuyo código secreto era Operación Ranch Hand, las Fuerzas Aéreas estadounidenses fumigaron alrededor de 2,5 millones de hectáreas de los bosques del sur de Vietnam y de los campos de cultivo para acabar con las cosechas. Cuando no se aplicaba a los cultivos, el herbicida se utilizaba para abrir grandes pasillos en la jungla, impidiendo cualquier escondite a las fuerzas del Vietcong, especialmente a lo largo de las vías de comunicación, para dificultar las emboscadas.

Fue uno de los 15 herbicidas (Purple, Green, Pink, White, Blue, Orange II, Dínoxol, Trinoxol, Bromacil, Diquat, Tandex, Monuron, Diuron, Dalapon) utilizados con fines militares durante la guerra y el más comúnmente aplicado. Recibió su nombre debido a la banda de color naranja alrededor de los contenedores del material.

Etimología

Su nombre viene del color naranja de las bandas que rodeaban los contenedores utilizados por el ejército de Estados Unidos, para ese entonces había un código de colores para identificar el espectro de diferentes productos químicos utilizados como defoliantes, que incluía a los Agentes Blanco, Azul y Rosa.

Composición

Es una mezcla al 50-50 % de dos herbicidas con grupos fenoxi: el 2.4-D (ácido 2,4-diclorodifenoxiacético) y el 2,4,5-T (ácido 2,4,5-triclorofenoxiacético). Estos productos químicos eran muy utilizados en el sector agrícola de EEUU. Aunque los dos herbicidas se degradan con bastante rapidez, la dioxina es un compuesto altamente persistente que puede permanecer en el ambiente durante décadas y causar cáncer y otros problemas de salud.

Debido a la prisa por satisfacer la demanda de Agente Naranja por parte del ejército estadounidense, el producto se contaminó durante el proceso de producción con la dioxina TCDD (la 2,3,7,8-tetraclorodibenzodioxina)

La TCDD es un inevitable e indeseable subproducto de la fabricación del 2,4,5-T. En uso comercial, el TCDD estaba presente en el herbicida en concentraciones muy inferiores, 0,05 partes por millón (ppm), mientras que en los lotes de herbicida enviados a Vietnam llegaba a alcanzar las 50 ppm. Como consecuencia la contaminación por dioxinas debida al Agente Naranja fue 1.000 veces superior que la que ocasionaban los herbicidas agrícolas. Se estima que la TCDD es la más tóxica de las dioxinas, una familia de compuestos químicos que ha sido descrita como el grupo de "las sustancias más tóxicas para los humanos que se conocen".

Agente Naranja es una mezcla al 50-50 de dos herbicidas comunes, 2,4-D y 2,4,5-T, que había sido utilizado en el país desde fines de 1940 sin incidentes por agricultores de EE.UU., los empleados de ferrocarril y otros. Desde la guerra de Vietnam, ha surgido la preocupación tanto de científicos como del público sobre los compuestos de la dioxina 2,3,7,8-TCDD, un subproducto del proceso de fabricación utilizados para producir 2,4,5-T (que, de nuevo, fue uno de los herbicidas en el Agente Naranja.) TCDD estaba presente en pequeñas cantidades.

Consecuencias de su uso

Vietnam estima en tres millones el número de habitantes que sufren diversas enfermedades y limitaciones. Cientos de miles han muerto, otros enfermos viven aún en la miseria ya que sus limitaciones les impiden trabajar. En cuanto a los niños,154,000 nacieron con diferentes tipos de malformaciones, 10,000 murieron.

  • Para Vietnam, una catástrofe sanitaria y ambiental, que continúa actualmente ya que la dioxina, un producto químico muy estable, sólo se degrada lentamente, y se integra en la cadena alimentaria.
  • Muertes, patologías de extrema gravedad, malformaciones congénitas (discapacidades físicas y mentales, miembros u órganos de más o de menos, lesiones nerviosas irreversibles, etc.).
  • Abortos espontáneos.
  • Desde el punto de vista psicológico, las consecuencias del agente naranja se traducen en un “trauma colectivo” que afecta al conjunto del tejido cultural y social.
  • Discriminación
  • Destrucción de los ecosistemas a raíz de la defoliación.
  • Repercusiones económicas enormes y la fuerza laboral resulta afectada.
  • Regiones enteras continúan siendo incultivables para los agricultores. Una vegetación muy escasa llamada en Vietnam “hierba americana” sigue cubriendo las zonas fumigadas.

Demandas judiciales

En 1984 los veteranos de guerra estadounidenses inician una acción judicial que abrió un proceso contra las siete compañías involucradas y fueron condenadas al pago de 180 millones de dólares a las víctimas expuestas al herbicida y a sus familias, pero las compañías continuaron negando que el Agente Naranja fuera responsable de los problemas de salud.

El argumento de las industrias químicas se basó en el hecho de que las distintas especies de seres vivos reaccionan de forma diferente ante el contaminante y que hay impedimentos obvios a la experimentación con humanos. De los pocos estudios que hay sobre la exposición de humanos a las dioxinas, algunos no permitían establecer una relación con el aumento de riesgo de sufrir cáncer. Los más llamativos son dos estudios patrocinados por Monsanto sobre trabajadores accidentalmente expuestos a las dioxinas.

Por estudios como estos, los veteranos tuvieron que conformarse con las bajas compensaciones por las "molestias sufridas". Cuando más tarde se obtuvieron evidencias de que las dioxinas eran carcinogénicas ya era demasiado tarde pues los tribunales habían dado el caso por cerrado para nuevos procesos.

Ambas partes llegaron a un acuerdo en lugar de emprender un juicio largo y complicado. Los 180 millones de dólares en fondos se distribuyeron de acuerdo a un plan desarrollado por Jack B. Weinsteinen, juez del Distrito de los EE.UU.

Cate Jenkins, doctora y química de la Environmental Protection Agency (EPA) de los Estados Unidos, denunció en 1990 que había evidencias de que los estudios realizados por Monsanto se habían realizado fraudulentamente. Jenkins reclamó que se realizara una investigación científica, pero su solicitud fue ignorada, por lo que la EPA hubo de emprender un proceso criminal de Monsanto. El gigante de las empresas químicas presionó fuertemente: el proceso duró más de dos años y terminó por volverse en contra de la Doctora Jenkins. Mientras el caso criminal fue silenciosamente archivado.

En marzo de 2009, una cuestión jurídica clave se instaló en los Estados Unidos, cuando la Corte Suprema de EE.UU. dio pie por unanimidad a las resoluciones de primera instancia de no permitir la recuperación de demandas sobre el problema del Agente Naranja. El Tribunal Supremo acordó que las empresas no eran responsables de las consecuencias del uso militar del agente naranja en Vietnam, porque los fabricantes son los contratistas del gobierno, llevando a cabo las instrucciones del gobierno.

Monsanto es actualmente una empresa de semillas y productos agrícolas fundamentalmente.

Fuentes