Saltar a: navegación, buscar

Ecosistemas

Ecosistemas
Información sobre la plantilla
Ecosistemasss.jpeg
Concepto:Llamamos ecosistema al conjunto conformado por un grupo de organismos, el lugar en el que viven y la forma en que se desarrollan.

Ecosistema. Dentro de los ecosistemas la Vida se desarrolla con cierto Equilibrio, el mismo que ha sido alcanzado gracias a las interacciones y adaptaciones logradas entre los organismos y su hábitat. Existe además un continuo intercambio de Materia y de energía, por lo que se considera un sistema abierto; cuando por alguna razón el equilibrio se rompe, existen procesos naturales de auto-regulación que se encargan de devolver el equilibrio, pero muchas veces este proceso conlleva a la desaparición de algunas especies.

Concepto de ecosistema

Llamamos Ecosistema al conjunto conformado por un grupo de organismos, el lugar en el que viven y la forma en que se desarrollan, es una unidad compuesta de organismos interdependientes que comparten el mismo Hábitat. Los ecosistemas suelen formar una serie de cadenas que muestran la interdependencia de los organismos dentro del Sistema.

Equilibrio de un ecosistema

Un ecosistema está en equilibrio cuando es estable, es decir, cuando no cambia o cambia muy poco con el tiempo. Para que un sistema esté en equilibrio no deben producirse grandes cambios en las condiciones ambientales (clima, suelo y agua), el número de individuos ha de mantenerse constante y no deben existir factores externos como la  (contaminación, tala de árboles) que alteren el ecosistema.

Ejemplos de ecosistemas

Ecosistema acuático

Los ecosistemas acuáticos son aquellos en los que los animales y plantas viven o se relacionan con seres vivos en el agua. Dependiendo del tipo de agua podemos definir distintos tipos de hábitat acuáticos: de agua dulce y de agua salada .

Ecosistema marino

El ecosistema marino es el de mayor tamaño que existe. Los océanos cubren dos tercios de la superficie terrestre, 361 millones de kilómetros cuadrados. El volumen de 1.370 millones de kilómetros cúbicos representa el 97.6% del agua del Planeta Tierra. Los componentes abióticos del ecosistema marino son una parte líquida, el agua, y otra sólida que la contiene, las costas y fondos.

Ecosistema terrestre

Los ecosistemas terrestres son aquellos en los que los animales y plantas viven en el suelo y en el aire. Allí encuentran todo lo que necesitan para vivir.Dependiendo de los factores abióticos de cada ecosistema, podemos definir distintos tipos de hábitat terrestres: desiertos, praderas y selvas.Los distintos vegetales y animales que habitan cada uno de ellos tienen características diferentes, ya que se han adaptado al hábitat en que viven. Cuando se producen cambios y alguna especie no puede adaptarse, muere pudiendo llegar a extinguirse.

Arrecife de coral

Los corales pertenecen al Reino Animal, Filo Cnidario, Clase Anthozoa. Son animales sésiles y poseen simetría radial. Son un grupo antiguo, con un registro fósil de más de 50 millones de años. Muchos han descrito los corales como jardines sumergidos de bellos colores. Los Arrecifes Coralinos se encuentran entre los ecosistemas más productivos y se destacan por la amplia diversidad, comparable sólo a los bosques tropicales. Los corales tienen la habilidad de crecer en aguas pobres en nutrientes, aun así proveen albergue para comunidades de algas, peces e invertebrados, en aguas que de otra forma estarían desiertas. Existen diferentes tipos de corales: los corales blandos o ahermatípicos y los corales duros, mejor conocidos como pétreos o hermatípicos. En los arrecifes del Indo-Pacífico se han identificado hasta 700 especies, mientras que en el Atlántico hay alrededor de 145 especies y en el Caribe se han descrito 60 especies de corales pétreos. En ellos han evolucionado increíbles interacciones biológicas.

Bosque

Son ecosistemas formados por densas áreas superpobladas de arbustos, árboles y matorrales, caracterizados por ser húmedos y con temperaturas de 24ºC.Los organismos existentes son muy variados y exóticos tanto en Fauna como en Flora. Existen varios tipos de bosques, dependiendo del clima, de las características y posición geográfica de los países, es así como encontramos bosques de clima frío, templado y lluvioso; entre los que sobresalen los siguientes:

Clasificación de Ecosistema

Con la necesidad de proteger los ecosistemas, surge la necesidad política de describirlos e identificarlos de manera eficiente, esto podría lograrse de manera más eficaz mediante un sistema de clasificación fisonómico-ecológico, ya que los ecosistemas son fácilmente reconocibles en el campo, así como en imágenes de satélite. Esto era cierto no sólo para las Especies de plantas, sino también para las especies de animales, hongos y bacterias.

El grado de distinción de ecosistemas está sujeto a los modificadores fisionómicos que pueden ser identificados en una imagen y/o en el campo. En caso necesario, se pueden añadir los elementos específicos de la Fauna, como la concentración estacional de Animales y la distribución de los Arrecifes de coral.

Uno de los sistemas de clasificación fisionómico-ecológicos disponibles es el siguiente:
• Clasificación fisonómica-ecológica de formaciones vegetales de la Tierra: un sistema basado en el trabajo de 1974 de Mueller-Dombois y Heinz Ellenberg, y desarrollado por la UNESCO. Describe la estructura de la Vegetación y la cubierta sobre y bajo el suelo tal como se observa en el campo, descritas como formas de Vida vegetal.

Esta clasificación es fundamentalmente un sistema de clasificación de vegetación jerárquico, una fisionomía de Especies independientes que también tiene en cuenta factores ecológicos como el Clima, la altitud, las influencias humanas tales como el pastoreo, los regímenes hídricos, así como estrategias de supervivencia tales como la estacionalidad. El sistema se amplió con una clasificación básica para las formaciones de aguas abierta.

Dinámica de los ecosistemas

La introducción de nuevos elementos, ya sea abióticos o bióticos, puede tener efectos destructivos. En algunos casos puede llevar al colapso y a la muerte de muchas especies dentro del ecosistema. Sin embargo en algunos casos los ecosistemas tienen la capacidad de recuperarse. La diferencia entre un colapso y una lenta recuperación depende de dos factores: la toxicidad del elemento introducido y la capacidad de recuperación del ecosistema original.

Los ecosistemas están gobernados principalmente por eventos estocásticos (azar), las reacciones que estos eventos ocasionan en los materiales inertes y las respuestas de los organismos a las condiciones que los rodean. Así, un ecosistema es el resultado de la suma de las respuestas individuales de los organismos a estímulos recibidos de los elementos en el ambiente. La presencia o ausencia de poblaciones simplemente depende del éxito reproductivo y de dispersión; los niveles de las poblaciones fluctúan en respuesta a eventos estocásticos.

Si el número de especies de un ecosistema es más alto el número de estímulos también es más alto. Desde el principio de la vida los organismos han sobrevivido continuos cambios por medio de selección natural. Gracias a la selección natural las especies del planeta se han ido adaptando continuamente a los cambios por medio de variaciones en su composición biológica y distribución.
Si los ecosistemas están gobernados principalmente por procesos estocásticos deben ser más resistentes a los cambios bruscos que cada especie en particular.

En la ausencia de un equilibrio en la naturaleza, la composición de especies de un ecosistema puede experimentar modificaciones que dependen de la naturaleza del cambio, pero es posible que el colapso ecológico total sea infrecuente.

Véase también

Fuentes