Saltar a: navegación, buscar

Armando Valdés Freire

Armando
Armando Valdés Freire.jpg
Armandito Valdés hace su debut en el cine cubano e interpreta magistralmente a Chala, uno de los personajes protagónicos de la película cubana Conducta, dirigida por Ernesto Daranas (Los dioses rotos). El joven, que se ha ganado la empatía de los espectadores por la espontaneidad y versatilidad de su interpretación, vive intensos momentos de reconocimiento con el público.
Nombre realArmando Valdés Freire
Nacimiento2000
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
Apodo(s)Chala
OcupaciónActor
Año de debut2013
Armando Valdés Freire. Joven actor cubano que protagonizó la película cubana Conducta del exitoso y talentoso Director Ernesto Daranas. Histrión nato, el joven actor comunica, sin una sola nota falsa, la ira, los deseos, la rebeldía, la gracia, la ternura y absolutamente todos los matices necesarios para que el personaje llegue con una intensidad asombrosa.

Síntesis biográfica

Nació en La Habana en el año 2000 y reside en el Cerro. Actualmente cursa el 8vo grado y quiere comenzar los estudios de actuación en la Escuela Nacional de Arte una vez concluya el 9no grado.

Casting

Hace casi dos años y con solo 12 años de edad el niño Armando Valdés fue seleccionado entre más de 7 000 niños de varias escuelas primarias y secundarias de los municipios Centro Habana, Cerro y La Habana Vieja para el personaje Chala de la película Conducta. Cursando el 6to grado se presentó al casting. No lo eligieron en la primera vuelta donde estudiantes de La Facultad de Medios Audiovisuales del Instituto Superior de Arte los examinaron. Tampoco lo logró en una segunda vuelta a la cual su mamá lo llevó pero quiso la casualidad que Ernesto Daranas su director quisiera verlo de nuevo. Hizo el número 510 del último día de casting junto a la joven actriz Amaly Junco, la Yeni de la película a la cual conocía pues estudió con ella en la misma escuela primaria y residían en áreas cercanas. Finalmente resultó seleccionado para el papel protagónico.

Preparación para el filme

Uno de los requisitos que debía cumplir entre otros muchos era saber nadar cuestión que no del todo reunía pero sintió confianza en que podía vencer ese obstáculo. Durante tres meses estuvo junto al elenco de los otros niños preparándose de forma intensa en clases de natación y boxeo. Ello incluyó también el entrenamiento con los perros y las palomas así como el trabajo y ensayo con los demás actores. Los actores profesionales trabajaron en lograr que se enfureciera, que caminara, hablara y respondiera como Chala

Chala

Personaje clave del filme, sostén esencial de la película por su presencia magnetizadora. Chala es un niño de once años que vive solo con su madre adicta; y Carmela, una veterana y exigente maestra de sexto grado que encarna el único apoyo para el inquieto muchacho. La trama comienza a complicarse cuando la profesora se ve obligada a abandonar el aula temporalmente por problemas de salud. A su regresó verá que muchas cosas han cambiado, incluso el comportamiento del niño.

Yuliet Cruz y Armando Valdés en “Conducta”

El niño que vive en condiciones de marginalidad entrena perros de pelea y cría palomas, ayuda a mantener la casa mientras su madre se rodea de vicios incluyendo el alcohol. El personaje de Chala funciona en interrelación con el de Carmela, su maestra, interpretada magistralmente por Alina Rodríguez, la cual contra viento y marea está decidida a cumplir con su deber y rescatar a Chala de la escuela de conducta, la marginación y el descarrilamiento. Ella redime la profesión del maestro y su aula y forma junto a Chala una dupla perfecta: maestra y discípulo, arquetipo y aprendiz. La actriz logra que su personaje constituya un homenaje a esos educadores que hacen del magisterio algo más que una profesión, y lo convierten en un arte. Gracias al talento e imaginación del director del filme, el aula y la maestra Carmela, se transforman en símbolo donde el joven protagonista encuentra ideas, afecto, reconocimiento, valores, un patrimonio intangible de elevación y decoro que contrasta con el caos demoledor que habitan su casa y su barrio. Chala sostiene y propulsa la película desde la escena inicial en que lanza una paloma a vuelo, hasta el saludo final a la maestra.

Confesiones de Armandito

Alina Rodríguez interpretó a la maestra Carmela, y Armando Valdés Freire logró un pequeño Chala con muchos matices.
  • Conducta: Cuando veo la película no me reconozco en ella, es que me resulta muy difícil hacerlo, ni siquiera mis padres lo hacen, recuerdo como en la propia premiere mi madre estaba sentada al lado de mi padre, y le preguntba ¿ese es nuestro hijo?... Siempre el aplauso es electrizante, el día de la premiere, en el Chaplin, presentaron a todos los artistas y a mi me dejaron para el final. Cuando me llamaron al escenario la gente empezó a aplaudir muy fuerte y me entró una cosquilla en los pies tan extraña, que no sabía como pararme.
  • Escenas fuertes: Con Yuliet Cruz en la azotea, esa fue bastante difícil, también la de la boya, y la del tren. Nunca pensé tirarme del muro del malecón, ni verme atravesando la bahía solo, porque la gente de rescate y salvamento estaba cerca, pero no tanto. Tampoco me imaginé estar en una pelea de perros, me encariñé con ellos, de manera especial con el que aparentemente muere en la escena de la pelea final.
  • Improvisaciones: Una de las cosas que más me gustó de trabajar en esta película fue la oportunidad que nos ofreció Daranas, para crear y ponerles de nosotros mismos a nuestros personajes. El siempre nos decía que el guion estaba abierto a nuestra improvisación, siempre y cuando se correspondiera con la línea de la película. Una de las escenas que improvisé fue cuando a mi llegada a la Escuela de Conducta uno de los niños que estaba allí me recibió con un ¡qué bolá! y yo le respondí con una frase bastante obscena que no estaba en el guion, pero al director le gustó y se quedó así. Fueron muchas las escenas que improvisamos sobre todo con Yoan Angarica, Richard Andrade y Cristian Guerra, los niños que andaban conmigo en la película. Nos sabíamos el guion pero también le poníamos nuestra parte.
  • Chala y Armandito: En la vida real Armandito y Chala somos muy diferentes. A diferencia suya yo tengo una familia que me cuida, no trabajo, ni ando en la calle sobreviviendo, pero muchas cosas nos unen. Tanto a él como a mi nos caracteriza nuestra fuerza interna, como decía Daranas. También nuestros sentimientos y los valores que en mi caso m inculcaron mis padres y en el de Chala, No se sabe quién. Este personaje también me dejó el amor por las palomas, luego de la película ya tengo las mías en la azotea de mi casa en el Cerro.
  • Su actor preferido: Charles Chaplin
  • Futuro: La actuación motiva a hacer cosas que nunca has pensado, como el trabajo en equipo, eso me ha gustado mucho. Quisiera seguir en este mundo y pienso hacer las pruebas para entrar a la Escuela Nacional de Arte en esa especialidad, después del noveno grado. También me gustaría hacer otras cosas para el cine y la televisión.

Fuentes

  • Granma. Consultado el 17 de febrero de 2014. Disponible en: www.granma.cu
  • Vanguardia. Consultado el 17 de febrero de 2014. Disponible en: www.vanguardia.co.cu
  • Tribuna. Consultado el 17 de febrero de 2014. Disponible en: www.tribuna.co.cu
  • Radio Progreso. Consultado el 17 de febrero de 2014. Disponible en: www.radioprogreso.cu
  • Cubasí. Consultado el 17 de febrero de 2014. Disponible en: www.cubasi.cu
  • Centrovisión. Consultado el 17 de febrero de 2014. Disponible en: www.centrovision.icrt.cu
  • Radioenciclopedia. Consultado el 17 de febrero de 2014. Disponible en: www.radioenciclopedia.cu