Saltar a: navegación, buscar

Audífono

Audifonos
Información sobre la plantilla
Tipos protesis auditivas.png
Modelos de audífonos.

Audífonos. También conocidos como prótesis auditiva, es un dispositivo electroacústico diseñado para amplificar el sonido a las personas que padecen algún tipo de pérdida auditiva (sordera), generalmente con el objetivo de mejorar la comprensión del habla y corregir la pérdida auditiva medida a través de una audiometría. La palabra audífono se deriva las palabras Audire (Latín - oír) y Foné (Griego - sonido, voz). Existen los denominados dispositivos auditivos implantables (parcial o total), entre estos se destacan los implantes de oído medio, los dispositivos osteointegrados (BAHA), los implantes cocleares, de tallo cerebral y los mesencefálicos.

Evolución histórica

Los elementos materiales de ayuda acústica se conocen desde la más remota antigüedad ya en el "Secreta Aristotelis" de Alexandro Mágnum, disponible en la Biblioteca del Vaticano, se describe un cuerno circular, de dos codos de diámetro, mediante el cual el rey podía hacerse oír por sus tropas a la distancia de cien estadios. De forma tradicional y empírica, se utilizaron "instrumentos amplificadores" en madera, metal, asta y concha, prácticamente en todas las culturas.

Las primeras prótesis merecedoras de este nombre fueron los tubos acústicos y las trompetillas. Los primeros consistían en largas y delgadas estructuras cilíndricas que transmitían el sonido lo más directamente posible de la fuente sonora (boca) al órgano receptor (oído). El primer estudio científico sobre la transmisión del sonido por tubos lo hizo el jesuita Athanasius Kircher, en el siglo XVII. En una de sus obras describe lo que llama tubus oticus cochleatus, gracias al cual el sonido emitido en una habitación podía ser escuchado en otra.

Durante el siglo XVIII, el célebre Le Cat realizó exhaustivos estudios destinados a diseñar diversos modelos de trompas acústicas con una eficacia mejorada. A finales del siglo XVIII, existían trompas acústicas "científicamente diseñadas" para conseguir los mejores resultados posibles. Las trompetillas fueron durante siglos el único mecanismo de ayuda auditiva disponible, y su uso por personajes famosos, como Beethoven, les ha dado cierta repercusión popular.

Dentro de estas prótesis mecánicas hay que recordar las que se apoyaban en la conducción ósea. El Audiphone de Richard Rhodes (1879) consistía en una lámina de goma dura con mango que remedaba un abanico, y se podía apoyar disimuladamente en los dientes para que desde allí se transmitiera la vibración sonora a la cobertura ósea del oído interno.

A principios del siglo XX aparecieron las primeras prótesis eléctricas. Su funcionamiento se basaba en el teléfono; el sonido emitido ante un micrófono de gránulos de carbón convierte la onda sonora en señal eléctrica que es transmitida hasta un auricular, donde tiene lugar el proceso inverso. El promotor de estos ingenios fue el estadounidense Millar Reese Hutchinson. Sus esfuerzos tuvieron una brillante repercusión internacional en 1901 con motivo de la coronación de la reina Alejandra, esposa de Eduardo VI de Inglaterra: la reina era sorda y gracias al invento de Hutchinson, una especie de voluminoso teléfono portátil, pudo seguir la ceremonia y atender a las preguntas de ritual con entera corrección.

El siguiente paso en la evolución de las prótesis eléctricas fue la sustitución de los gránulos de carbón por la más eficaz válvula termoiónica inventada por Lee de Forest en 1907: el primer aparato de válvula apareció en 1920. Aunque el efecto amplificador hubiera mejorado, persistían las interferencias y ruidos, así como el desmesurado tamaño de los componentes, especialmente con las baterías, lo que hacía imposible su utilización continua. En los años 30-40 se consiguió reducir el tamaño de las pilas, y así se obtuvieron las primeras prótesis más o menos portátiles.

El advenimiento del transistor en la década de los 50 fue el paso decisivo hacia la miniaturización, permitiendo concentrar los componentes de la prótesis en soportes muy pequeños y al mismo tiempo ejercer una adecuada amplificación por vía aérea y ósea. Finalmente, la introducción de los circuitos integrados y el procesamiento digital del sonido a partir de 1983, ha permitido el paso de los audífonos con tecnología analógica básica a dispositivos digitales con protocolos computarizados avanzados.

Utilidad

La prótesis auditiva magnifica las vibraciones sonoras que inciden sobre el pabellón auricular, estructura que amplifica de manera selectiva algunas frecuencias, viajan a través del conducto auditivo externo, oído medio (mediante la cadena osicular) y alcanzan el oído interno, donde las células ciliadas detectan las vibraciones de mayor alcance y las convierten en potenciales bioeléctricos, llegando a través de la vía auditiva al área cerebral correspondiente. Existe una correlación directa entre la severidad de la pérdida auditiva, el daño a las células ciliadas y la amplificación necesaria para que los audífonos puedan remediar el daño. Sin embargo, existen ciertos límites en el grado de amplificación que éstos pueden generar, de tal manera que hasta las vibraciones de mayor alcance no podrán ser convertidas en potenciales bioeléctricos si el oído interno está demasiado dañado, tal es el caso de la cófosis o anacusia. En este caso la prótesis sería ineficaz.

Principio de funcionamiento

Un audífono tiene tres partes básicas: un Micrófono, un amplificador y un altavoz o receptor. El audífono capta sonidos por medio de un micrófono que convierte las ondas sonoras en señales eléctricas. Estas señales son transmitidas a un Amplificador que incrementa su alcance y las transmite al oído mediante el altavoz o receptor. Consta además de controles (volumen, encendido y apagado del equipo, selector de bobina telefónica - telecoil; de ajuste (potencia de salida, ganancia, programas), una fuente de alimentación o pila; todo ello reducido a un tamaño mínimo para llevarlo colocado de modo cómodo y sin demasiada repercusión estética.

Tecnología de fabricación

  • Prótesis analógicas: es la prótesis tradicional, donde la variación de la curva de respuesta se realiza mecánicamente, manipulando el amplificador con el correspondiente panel de control. Los audífonos análogos/graduables están diseñados de acuerdo a las necesidades del usuario, de tal manera que son programados por el fabricante siguiendo las especificaciones recomendadas por un audiólogo. Generalmente los audífonos análogos son más baratos que los digitales.
Circuito analógico

Principio de funcionamiento de un audífono analógico: 1. Conversión señal acústica/magnética a eléctrica (transductores de entrada: micrófono y bobina de inducción) 2. Amplificación de la señal: amplificador, define la respuesta en frecuencia, ganancia y máxima salida, permitiendo su modificación mediante calibraciones 3. Conversión señal eléctrica amplificada a señal acústica/vibratoria (transductores de salida: bocina y pastilla ósea o vibrador)

  • Prótesis digitales: transforman la señal acústica en señal digital y una vez amplificada la convierten en señal analógica. Su principal ventaja está en las infinitas posibilidades de modificar la señal digital.
Circuito digital

Principio de funcionamiento de un audífono digital: 1. Conversión señal acústica/a analógica /a eléctrica (transductores de entrada: micrófono, filtros, unidad de muestreo) 2. Conversión de la señal analógica a digital (conversor analógico-digital) 3. Procesamiento de la señal digital (unidad central de proceso) 4. Conversión de la señal digital a analógica (conversor digital-analógico) 5. Señal acústica (receptor o bocina)

Las prótesis digitales constan de circuito de ampliación es un microprocesador que trata la señal acústica procedente del micrófono y es capaz de situar valores de ganancia en los valores correctos para cada banda de frecuencias. Al ser un amplificador digital, la calidad del sonido es muy buena, el problema es que tanto el micrófono como el bocina, en la actualidad, son analógicos y por tanto el sonido sufre dos conversiones, analógico-digital en la entrada y digital-analógico en la salida.

Por otro lado, el tratamiento de este tipo de señales no permite amplificaciones muy grandes, por lo que la adaptación se reduce a pérdidas entre débiles y moderadas.

  • Prótesis digitales programables: Estas prótesis pueden ser programadas mediante el tratamiento digital de la señal, con lo que se consigue una gran flexibilidad a la hora de modificar el perfil de la curva de respuesta.

Los audífonos digitales transforman ondas sonoras en códigos numéricos, similares al código binario de una computadora,antes de ser amplificados.

Estos códigos contienen información sobre el nivel y tono de sonidos, de tal forma que el audífono puede ser específicamente programado para amplificar ciertas frecuencias. El sistema de circuitos digitales le brinda mayor flexibilidad al audiólogo]] para graduar el audífono de acuerdo a las necesidades del usuario y las situaciones donde se encuentre.

Los audífonos digitalmente programables solventan el problema de permitir amplificaciones grandes, dado que la circuitería de amplificación es analógica, pero esta circuitería permite distintas configuraciones para distintas pérdidas con un ajuste digital. Esto quiere decir que a través de un ordenador se pueden ajustar los parámetros de reglaje, ganancia, control de tonos, máxima presión de salida, incluso con la posibilidad de añadir varios canales para un ajuste más fino.

La explicación es que la mayoría de los audífonos analógicos no pueden llevar más de dos o tres controles (trimmers) para su reglaje. Los digitalmente programables, en cambio permiten a través del circuito de control programable, añadir muchas posibilidades de ajuste, dándole una versatilidad hasta ahora imposible de conseguir con los tradicionales. Son audífonos de muy altas prestaciones.

Tipos

Prótesis retroauricular
  • Retroauriculares (BTE, Behind-The-Ear, por su sigla en inglés): se usan detrás del pabellón auricular y están conectados a un molde confeccionado con diversos materiales duros o blandos (acrílico, silicona) y se coloca en el conducto auditivo externo. Los BT E son usados por personas de todas las edades y especialmente en adaptaciones protésicas infantiles, en un 95% de los casos. Se usan pérdidas de la audición leves a profundas.
Prótesis mini-BTE
  • mini-retroauricular (mini-BTE, Mini–Behind-The-Ear, por su sigla en inglés): se acopla al oído mediante un fino tubo plástico terminado en un cono. Es común referirse a este modelo como "de adaptación abierta" debido a que el canal auditivo permanece abierto. Se usan pérdidas de la audición leves a profundas.
Prótesis intraauricular
  • Intraauriculares, endoaurales o de concha (ITE, In-The-Ear, por su sigla en inglés): se colocan en la concha del pabellón auricular. Los ITE pueden acomodar mecanismos técnicos agregados, como la bobina telefónica, una pequeña bobina magnética contenida dentro del audífono que mejora la transmisión de sonido durante las llamadas telefónicas. La caja, que contiene las partes del audífono, se confecciona de plástico duro. Son usados en los casos de pérdidas de la audición leves a severas. Generalmente no se emplean en niños porque las carcasas necesitan ser reemplazadas debido al desarrollo de las estructuras anatómicas del oído.
Prótesis intracanal
  • Intracanal (ITC,In-The-Canal, por su sigla en inglés): se colocan en la primera porción del conducto auditivo auditivo externo. El audífono intracanal está diseñado a medida para ajustarse al tamaño y a la forma del canal del oído. Se usa en los casos de pérdidas de la audición leves a moderadas.
Prótesis CIC
  • Completamente intracanal (CIC, Completely-In-the-Canal, por su sigla en inglés): están ocultos dentro del conducto auditivo externo. La carcasa está hecha a la medida del paciente y tiene una gran limitación anatómica: No se utiliza en oídos pequeños, no indicada para niños (as) pequeños. Debido a su tamaño pequeño, los audífonos intracanales pueden ser difíciles de ajustar y extraer por el usuario y no tienen espacio para añadir otros componentes, como la bobina telefónica. Se usan en pérdidas auditivas leves a moderadas.
  • Micro intracanal (MIC, Micro-In-the-Canal, por su sigla en inglés): introducido al mercado sobre la base de la última generación de plataforma para el procesamiento digital. Esta designado para ofrecer una calidad de sonido excepcional mediante una tecnología de ajuste de sonido amigable, una cubierta cómoda para el usuario y una alta retención, lo que satisface las necesidades del mercado relativas a simplicidad, comodidad y estética.
  • Uso extendido (extended-wear, del inglés): constituye un producto 100 % invisible, designado para ser usado 24x7 (24 horas los 7 días de la semana). Puede ser colocado en la porción ósea del conducto auditivo, a 4 milímetros de la membrana timpánica, esta designado para un uso continuo por 4 meses, emplea una amplificación sencilla y no requiere mantenimiento, reparación, remoción o cambio de batería.
  • De caja: El audífono se adhiere a una faja o a un bolsillo de Abercrombie y se conecta al oído por un cable. Debido a su gran tamaño, tiene la capacidad para incorporar muchas opciones de procesamiento de señales. Se usan en personas con pérdidas auditivas profundas, cuando no son tributarios de emplear otros tipos de audífonos.
  • Audigafas: Es una gafa con una adaptación CROS, situada en la patilla de la misma. En la del oído que no oye se coloca el micrófono y en la del oído bueno el amplificador y el auricular. Las mismas ya se encuentran en desuso.

Dispositivos auditivos implantables

Aunque funcionan de manera diferente que los audífonos ya mencionados, los audífonos implantados están diseñados para incrementar la transmisión de vibraciones sonoras que entran al oído interno. Un implante de oído medio (MEI, por sus siglas en inglés) está adherido a uno de los huesos del oído medio. En vez de amplificar los sonidos que se trasladan al tímpano, los implantes MEI mueven estos huesos directamente.

Sin embargo, ambas técnicas amplifican las ondas sonoras que entran al oído interno, de tal manera que pueden ser detectadas por personas con pérdida auditiva neurosensorial. Una prótesis auditiva osteointegrada (BAHA, por sus siglas en inglés) es un aparato pequeño, adherido al hueso localizado detrás de la oreja, que transmite vibraciones sonoras directamente al oído interno a través del cráneo, evitando así contacto con el oído medio.

Estos son generalmente usados por personas con problemas de oído medio o sordera en una sola oreja. Muchos especialistas en audición opinan que los beneficios no justifican los riesgos, ya que los MEI y BAHA tienen que ser implantados quirúrgicamente.

Indicaciones

Una prótesis auditiva está indicada en cualquier tipo de pérdida auditiva que no sea recuperable con un tratamiento médico o quirúrgico. Por esta razón, son las hipoacusias neurosensoriales las más susceptibles a la adaptación protésica.

  • Entre 0 y 30 dB no se necesita prótesis.
  • Entre 30 y 60 el resultado de la prótesis puede ser bueno.
  • Entre 60 y 90 conviene que se asocie la labiolectura para que el resultado de la prótesis pueda ser beneficioso.
  • Con pérdidas mayores de 90 dB, la prótesis permitirá al hipoacusico tener noción del sonido y realizar el autocontrol de volumen de su voz, pero no la discriminación de las palabras.

Para establecer el diagnóstico de hipoacusia debe realizarse un estudio audiológico completo que incluya unas pruebas básicas fundamentales, como:

  • Otoscopia
  • Audiometría tonal
  • Audiometría verbal (logoaudiometría)

No debe hacerse una indicación de una prescripción de un audífono sin haber realizado las pruebas reflejadas anteriormente. Además podrán realizarse, según las necesidades de cada caso, otras pruebas complementarias como la determinación de la existencia de reclutamiento, impedanciometría, potenciales evocados auditivos.

En los niños se utilizará una audiometría conductual adaptada en cada caso a la edad y al grado de colaboración, para poder obtener el umbral de audición.

Las indicaciones de los audífonos según el grado de pérdida auditiva, basado en la clasificación de la hipoacusia de BIAP (Bureau Internacional de Audiofonología) (1997) son las siguientes:

  • Hipoacusia leve (20-40 dB): es opcional y depende de las necesidades del paciente.
  • Hipoacusia moderada (40-70 dB): en estos casos la amplificación es necesaria.
  • Hipoacusia severa (70-90 dB) la amplificación es imprescindible para que sea posible la comunicación del paciente.
  • Hipoacusia profunda (> 90 dB) la amplificación es imprescindible para que sea posible la comunicación del paciente.

Una vez que hemos decidido que debe realizarse la adaptación de una prótesis, el siguiente paso es considerar si esta adaptación debe ser mono o binaural. Siempre que sea posible debemos considerar la posibilidad de la adaptación binaural, ya que mejorará la localización del foco sonoro y la inteligibilidad en ambiente ruidoso y en conversaciones de grupo.

Novedades tecnológicas de los audífonos modernos

  • Bandas y canales: Puede ser provechoso el empleo del término banda para representar los componentes o rango de frecuencia en cuestión, y usar el de canal para representar la cadena física de dispositivos a través de los cuales pasa esta banda de componentes.

Un dispositivo multicanal dividirá la señal entrante en "regiones de frecuencia adyacentes" (bandas) y luego procesará de manera individual las regiones de frecuencia, pasando cada banda a través de cadenas físicas de dispositivos separados. El número de cadenas físicas corresponderá al número de (canales).

Una banda en una prótesis auditiva se refiere a la región en frecuencia donde se realiza el ajuste de la ganancia. De forma análoga el concepto de banda se refiere al ecualizador donde se debe realizar el ajuste de la ganancia (sensibilidad) en varias regiones de frecuencias o bandas.

Un canal se refiere a la región en frecuencia donde el procesamiento de la señal tiene lugar.

Banda y canal (ambos definidos por función o convención) no son intercambiables. Un dispositivo de 4 bandas no tendrá necesariamente 4 canales, mientras que un dispositivo de 4 canales debe tener al menos 4 bandas, pudiendo tener 16 o más. Es importante comprender la diferencia cuando se va a seleccionar un dispositivo auditivo.

  • Direccionalidad: Otra consideración importante en el manejo de la pérdida auditiva severa a profunda es el uso de micrófonos direccionales para mejorar la inteligibilidad del habla en ambientes con ruido. Cuando la direccionalidad está habilitada, los sonidos provenientes de los lados y la parte posterior son atenuados con el propósito de que el oyente pueda enfocar y preste atención al habla originada en dirección frontal.

Un efecto secundario de la direccionalidad tradicional es la pérdida de información en las bajas frecuencias, lo que puede plantear una limitación seria a los oyentes cuya audición residual se encuentra principalmente en estas frecuencias. Las personas con pérdida auditiva severa a profunda tienen de manera habitual una experiencia prolongada con audífonos y pueden reaccionar negativamente a los efectos de la direccionalidad, debido a la reducción de la audibilidad de los sonidos de baja frecuencia, así como a los sonidos originados a los lados y la parte posterior. Estas personas podrían haber dependido en exceso de estos sonidos para logar una escucha satisfactoria.

Tipos de micrófonos:

a. Direccionales

b. Omnidireccional

c. Multidireccional+multifrecuencial

d. Frecuencial adaptativo

Posición de los micrófonos

1. La optimización de la direccionalidad se obtiene con micrófonos ubicados en el plano horizontal con una desviación no mayor de -20° a +20°.

2. La profundidad ideal es de 3 milímetros hacia adentro del tragus.

3. La angulación óptima es de 42° pero es aceptable una angulación entre 22° y 52°.

  • Control de la retroalimentación (Feedback): Los sistemas para el control de la retroalimentación deben: 1) identificar los sonidos de retroalimentación que alcanzan el micrófono de la prótesis auditiva y 2) solucionar el problema de la retroalimentación empleando uno u otro de los siguientes métodos (o ambos).

Control de la retroalimentación audible mediante la reducción de la ganancia: Una vía para el control activo de la retroalimentación audible (pitido), es limitar inmediatamente o reducir la ganancia de la prótesis auditiva cuando la retroalimentación audible es detectada por debajo del límite de la ganancia de la retroalimentación.

La reducción de la ganancia es mantenida hasta que la condición que dio origen a la retroalimentación audible desaparezca.

La retroalimentación generalmente es controlada mediante la reducción de la ganancia en canales de frecuencia donde es alto el riesgo de que esta ocurra, sin embargo, esta reducción de la ganancia trae aparejado una indeseable pérdida de la audibilidad del habla en las zonas de frecuencia donde se produce la retroalimentación.

La reducción de la ganancia para los sonidos bajos también ayuda conseguir otro objetivo importante en la amplificación: preservar la dinámica y calidad del habla permitiendo que la señal sea procesada más linealmente, particularmente a través del espectro del habla.

Control de la retroalimentación inaudible mediante la eliminación del sonido de retroalimentación: El segundo enfoque del control de la retroalimentación, es su eliminación en la entrada, antes de que sea audible por el usuario. Esto es conseguido a través de un sensor de retroalimentación (SR), después de identificada la retroalimentación, el SR genera un nuevo sonido que puede ser sustraído (cancelado) del sonido entrante. Para una cancelación completa, este sonido debe ser igual al sonido de retroalimentación. Puesto que cualquier cambio en la ruta de la retroalimentación cambia su sonido, el SR es activado de forma continua para tener un cálculo aproximado del sonido de retroalimentación.

Cancelación multidireccional activa de la retroalimentación: en esta función, se calculan dos trayectorias de retroalimentación independientes partiendo de las pos pautas polares extremas formadas dentro del sistema de micrófonos direccionales dobles. Todo esto forma un vínculo sólido entre el sistema de micrófono direccional y el sistema de eliminación de la retroalimentación.

Manejo adaptativo de la retroalimentación: el manejo adaptativo de la retroalimentación monitorea la denominada "señal de error" para buscar la presencia de retroalimentación en toda la gama de frecuencias 2000-6500 Hz. El filtro de retroalimentación se adapta de modo que la "señal de error" es mínima y no se reduce la ganancia del audífono.

Otros ejemplos de sistemas para la cancelación de la retroalimentación introducidos por Siemens Hearing Instruments son:

1. Tecnología de huella digital acústica (Acoustic Fingerprint Technology-AFT): Emplea el marcado de la señal de salida. Esta marca ayuda a mejorar la exactitud en la detección de la retroalimentación lo que favorece una cancelación más rápida, resultando en menos artefactos y más estabilidad en la retroalimentación.

2. Detención de retroalimentación (FeedbackStopper-FS): Es un sistema de cancelación de fase adaptativo combinado con la tecnología de huella digital acústica y desplazamiento transitorio de frecuencia. El filtro de cancelación de fase adaptativo cancela eficazmente la retroalimentación mediante la estimación continua de la ruta de la retroalimentación y generando la correspondiente señal fuera de fase, de esta manera la retroalimentación es suprimida sin reducir la ganancia de las señales externas como el habla, la música y los sonidos ambientales.

Estimación acústica In-Situ (AISA-Assessment of In-Situ Acoustics) Uno de los algoritmos disponibles en prótesis digitales como el Inteo de Widex, es el cálculo de la acústica In-Situ (AISA-Assessment of In-Situ Acoustics), el mismo incluye las siguientes etapas:

1. Estimación de la ganancia in-situ antes de la retroalimentación: la primera parte del algoritmo AISA es la prueba de retroalimentación (feedback). Durante la prueba de retroalimentación, son generadas señales sinusoidales dentro de la prótesis auditiva, utilizando estas señales para controlar el trayecto de la retroalimentación.

2. Estimación del efecto global de la ventilación: la ganancia máxima medida durante la prueba de retroalimentación es utilizada para estimar el efecto global de la ventilación experimentado por el usuario y la prótesis auditiva. Lo anterior es realizado mediante la comparación de la ganancia disponible medida después de la prueba de retroalimentación en modelos de ganancia disponibles para varios diámetros de ventilación. El diámetro de la ventilación asociado con el modelo de ganancia disponible, se corresponde con la mejor estimación del efecto de la ventilación in situ.

3. Reporte del diámetro de ventilación equivalente: la estimación del efecto global de la ventilación puede ser informado por diversas vías. El efecto global de la ventilación es informado como el diámetro de ventilación equivalente en milímetros (mm). Esto quiere decir que el efecto global de la ventilación tiene características equivalentes a un diámetro de ventilación de X mm, cuando este es utilizado en una promediación individualizada. Es importante recordar que el diámetro de ventilación equivalente incluye la influencia de diversas variables que contribuyen al efecto global de la ventilación. Por lo tanto, este no puede tener el mismo valor que el diámetro de la ventilación nominal o física, a menos que el usuario posea un canal auditivo promedio.

4. Cálculo de la pérdida auditiva real: el sensograma es la estimación de la pérdida auditiva del paciente con la prótesis auditiva in situ. A partir de esta estimación, la magnitud del sensograma ha considerado el efecto del volumen residual y las dimensiones de la ventilación. La ganancia descrita usando el sensograma es más exacta que el de la ganancia descrita empleando umbrales audiométricos, debido a que los umbrales audiométricos son realizados habitualmente con audífonos circunaurales o de inserción, que ofrecen un volumen residual diferente y "cerrado".

5. Ganancia estimada basada en la pérdida auditiva real o valor corregido del sensograma: una vez calculada la pérdida auditiva real, el programa de ajuste puede asignar la ganancia en base a la pérdida auditiva real mientras asuma un molde cerrado.

6. Compensación del efecto de ventilación realizada en la ganancia final asignada: la ganancia asignada en base a la pérdida auditiva real es modificada para compensar el efecto de la ventilación in situ, lo que puede ser experimentado al utilizar la prótesis auditiva. La ganancia en la regiones de las bajas frecuencias es incrementada proporcionalmente al efecto de la ventilación total.

  • Extensor de audibilidad o transposición frecuencial: El habla tiene su base en las frecuencias más bajas, representando la zona principal de las consonantes, resonancia armónica de las vocales y de las consonantes altas, que constituyen el denominado sonido sibilante (s, f, z y sh en inglés) o el africado (ch). Para la mayoría de las pérdidas auditivas, el objetivo principal de la amplificación es el de proveer una señal del habla suficientemente audible. Las personas con una pérdida auditiva importante tienen problemas para escuchar información del habla en las altas frecuencias, como las consonantes f, s y ch o sh. En varios idiomas la “s” es lingüísticamente una de las consonantes fricativas más importante.

Cuando la amplificación convencional no provee suficiente amplificación en las altas frecuencias, la alternativa de cambiar, transponer o extender los sonidos de alta frecuencia hacia las regiones de bajas frecuencias, donde la audibilidad está disponible, puede servir como una alternativa viable. Diversos algoritmos de intercambio de frecuencias han sido desarrollados, estas estrategias de procesamiento de la señal emplean técnicas de modulación para realizar el cambio o transposición de frecuencias.

  • Reducción de ruido: El objetivo de cualquier estrategia de control del ruido es asegurar la satisfacción del paciente en un ambiente ruidoso, por otro lado se debe considerar que los criterios de satisfacción varían en los pacientes. Mientras la mayoría acepta la mejoría de la comprensión del habla en ambientes de ruido como un criterio de satisfacción, otros aceptan la audición confortable o el incremento de la tolerancia en estos ambientes.

Favorece una mejor comprensión del habla en ambientes ruidosos, permitiendo un menor esfuerzo y más comodidad para la audición en los mismos.

Estabilizador de Sonido Combina las ventajas de los tiempos de recuperación rápidos y lentos del sistema de compresión para ajustar las diferentes situaciones de escucha a las diferentes variaciones de niveles de entrada.

Sistema de reducción de ruido adaptativa: El sistema de reducción de ruido adaptativa permite detectar el habla en ruido en función del ambiente de escucha de forma automática, consta de 3 capas.

Capa silábica permite reconocer modulaciones rápidas o lentas, lo que facilita al sistema determinar donde filtrar con una reducción de ruido.

Capa Medio Ambiente está diseñada para identificar cuando el lenguaje no está presente y reducir la ganancia de forma gradual y para reactivarse lentamente cuando el habla se detecta de nuevo.

Capa de Recuperación-Rápida complementa la capa medio ambiente y libera el sonido de forma rápida para evitar que el oyente tenga un retraso en el reconocimiento de la voz.

  • Enfatizador del habla: el enfatizador del habla utiliza la teoría del Índice de inteligibilidad del habla (SII) para la optimización del habla. Esta función proporciona al usuario una mejora demostrable en la inteligibilidad del habla en ambientes ruidosos.
  • Diario de Sonido: El Diario del sonido es una función de recolección y análisis de datos que proporciona información sobre las características acústicas de la experiencia auditiva del usuario de audífonos y de la frecuencia con la que éste se encuentra en cada uno de los ambientes de escucha. Este registra el nivel actual y la modulación de amplitud para cada una de las bandas de frecuencia y sigue la forma general del espectro a través de un análisis de frecuencia de banda ancha. Después, la función analiza los datos para proporcionarle una imagen de los ambientes en los que se ha utilizado el audífono.
  • Tecnología inalámbrica: Brent Edwards. 2007, escribió acerca del futuro de las prótesis auditivas, realizando la predicción de que la tecnología inalámbrica digital sería la próxima gran ola en su desarrollo. Es ampliamente reconocido que el procesamiento de la señal digital ha revolucionado la industria de las prótesis auditivas, continuándose el desarrollo e introducción de nuevas facilidades tecnológicas entre las que se destacan muchas de las predicciones realizadas por Brent: reducción de tamaño, miniaturización e invisibilidad, poder de recarga, conectividad, aprendizaje y ajuste automático a las preferencias auditivas personales, programación remota que permita la aplicación de la teleaudiología, así como el desarrollo de nuevos algoritmos de reconocimiento y depuración del habla en ambientes ruidosos. La tecnología inalámbrica digital forma parte de estos avances, al permitir la transmisión de una señal con alta fidelidad a diferencia de los viejos sistemas analógicos inalámbricos.

Es importante señalar que todas las prótesis auditivas digitales comparten las mismas etapas funcionales:

1. Todas las señales de audio analógicas deben ser primeramente digitalizadas a través de un proceso de conversión analógico-digital (CAD).

2. Los datos muestrales son codificados de una manera específica (códec de audio) para la transmisión inalámbrica.

3. Una antena o transmisor que emplea señales de radio (en forma de ondas electromagnéticas) es empleado para transmitir estas señales, mientras la antena receptora (o receptor) apareada al transmisor detecta la señal transmitida.

4. La señal es decodificada (códec de audio) y enviada a la prótesis auditiva para ser procesada.

5. La señal procesada sufre un nuevo proceso de conversión digital-analógico (CDA) en el receptor de la prótesis auditiva antes de su salida.

Aunque la tecnología Bluetooth se ha convertido en la modalidad de comunicación inalámbrica dominante entre los consumidores de equipos electrónicos, la tecnología que permite la transmisión directa de las señales Bluetooth dentro de las prótesis auditivas es limitada, por ser demasiado grande y emplear mucha energía, debiendo adecuarse su empleo en los audífonos.

Las 2 mayores plataformas empleadas con este propósito son la radio frecuencia (RF) y la inducción magnética de campo cercano (IMCC).

En la actualidad las prótesis auditivas digitales inalámbricas utilizan una o dos soluciones tecnológicas:

1. inducción magnética de campo cercano (IMCC) combinada con trasmisión de radiofrecuencia Bluetooth o transmisión de radiofrecuencia propietaria.

2. Solo trasmisión de radio frecuencia propietaria. La mayoría de los dispositivos auditivos digitales inalámbricos emplean el primero. La inducción magnética de campo cercano (IMCC) sirve para la comunicación entre el dispositivo de enlace (gateway) y el dispositivo auditivo, mientras que la trasmisión de radiofrecuencia Bluetooth se emplea para la comunicación entre el dispositivo de control remoto (streamer) y el dispositivo de enlace (gateway).

  • Empleo de baterías recargables: Existen dos motivaciones para el uso de fuentes de energía renovables en las prótesis auditivas. La primera es su facilidad de uso. Mientras más pequeño sea el tamaño de la batería, los fabricantes podrán diseñar dispositivos auditivos más pequeños y cosméticos. Por otra parte, la disponibilidad de dispositivos auditivos que no requieran la manipulación por parte del usuario reviste un gran significado. La segunda motivación es ambiental, aún cuando las baterías de los dispositivos auditivos son de pequeño tamaño, existe un efecto acumulativo ambiental de los metales y químicos empleados en su fabricación. El cambio por baterías recargables aparece como una importante y creciente tendencia.

A pesar de las motivaciones por encontrar una alternativa a las baterías reemplazables, las baterías recargables no tienen una introducción importante en el mercado de los dispositivos auditivos. Para explicarlo de manera sencilla, los beneficios que han brindado hasta la fecha no han superado las limitaciones y frustraciones que estas plantean.

Hansaton Acoustics ofrece un ejemplo de uso de baterías recargables tipo AQ caracterizadas por una operatividad superior a las 20 horas por carga, 2 a 3 horas de recarga y garantía de uso de 5 años. Otro elemento esencial para la aceptación del mercado, es la facilidad de empleo, conseguido al eliminar la necesidad de ver o tocar la batería.

  • Protección contra el cerumen: Unido al conocido beneficio de colocar el receptor en el canal auditivo, existen también potenciales desventajas, originadas por la exposición directa al cerumen y la humedad del canal auditivo. En muchos casos la sola presencia de un dispositivo auditivo en el canal puede exacerbar la producción de cerumen, y por otra parte, la proximidad del micrófono al receptor favorece la retroalimentación, aún con el empleo de modernos sistemas para su cancelación, lo que requiere ventilaciones con diámetros pequeños, que desafortunadamente incrementan la humedad en el canal.

El cerumen y la humedad son perjudiciales para el desempeño del receptor y en consecuencia del dispositivo auditivo. Muchos sonidos son bloqueados o distorsionados, lo que incrementa la demanda en el receptor cuando consigue una ganancia aprovechable, aumentando la descarga de la batería.

A través de los años, se han realizado numerosos enfoques relacionados con la protección del receptor. Una solución para lograr una barrera efectiva de protección para el receptor, y así reducir el daño potencial provocado por el cerumen y la humedad sin comprometer el rendimiento acústico, debe conseguir dos objetivos principales: 1) debe ser poco complicada y 2) de fácil limpieza y mantenimiento para el usuario de una prótesis auditiva.

El sistema desarrollado por Siemens Hearing Instruments reúne estos requerimientos al incorporar una membrana de gas ajustada al sistema de protección contra el cerumen C-Guard™. El sistema está integrado por una fina membrana contenida en un recipiente plástico fijado de manera segura al final del conducto del receptor o en el codo de la prótesis. Esta membrana crea un sello impenetrable, brindando protección contra la humedad y el cerumen y evitando así que alcance el receptor.

  • Miniaturización: Los continuos avances en la tecnología digital enfocados en la calidad del sonido, tamaño, eliminación de la retroalimentación y la comprensión del habla en ambientes de ruido, proveen beneficios significativos para muchos pacientes. Por otra parte, los consumidores toman conciencia de la estética, simplicidad y comodidad cuando demandan amplificación.

El dispositivo Phonak Lyric®, desarrollado inicialmente por InSound Medical, es pionero en la categoría de uso extendido y constituye un producto 100 % invisible, designado para ser usado 24x7 (24 horas los 7 días de la semana). Lyric puede ser colocado en la porción ósea del conducto auditivo, a 4 milímetros de la membrana timpánica, esta designado para un uso continuo por 4 meses, emplea una amplificación sencilla y no requiere mantenimiento, reparación, remoción o cambio de batería. En los pacientes que presentan contraindicaciones para su uso, puede emplearse como opción la categoría emergente, micro intracanal (MIC).

El Phonak nano es un producto MIC, introducido al mercado sobre la base de la última generación de plataforma para el procesamiento digital. Esta designado para ofrecer una calidad de sonido excepcional mediante una tecnología de ajuste de sonido amigable, una cubierta cómoda para el usuario y una alta retención, lo que satisface las necesidades del mercado relativas a simplicidad, comodidad y estética. Indicaciones

Investigaciones sobre los audífonos

Actualmente se están investigando maneras de incorporar en los audífonos tecnología nueva para el procesamiento de señales, el cual es un método empleado para modificar ondas sonoras de amplitud normal en un sonido amplificado lo más adecuado posible para la capacidad auditiva del usuario.

Científicos auspiciados por el NIDCD están investigando maneras cómo los audífonos pueden amplificar señales del habla para optimizar su comprensión.

Actualmente se está estudiando el uso de tecnología computarizada para diseñar y ensamblar audífonos más eficientes. Aparte se están explorando métodos para mejorar la transmisión sonora, y reducir la interferencia causada por el ruido y las consecuencias del efecto de oclusión.

Investigaciones adicionales se concentran en la forma más eficaz de seleccionar y colocar audífonos a niños y a otros grupos de la población cuya capacidad auditiva es difícil de evaluar. En otros estudios importantes el enfoque ha sido en los resultados obtenidos en experimentos con animales, con el propósito de diseñar micrófonos para audífonos de mayor alcance. Por ejemplo, científicos auspiciados por el NIDCD están estudiando la diminuta mosca ormia ochracea porque la estructura de su oreja le permite reconocer el punto de origen de un sonido con facilidad. Esta estructura ha sido empleada como modelo para diseñar y adaptar en los audífonos con micrófonos direccionales en miniatura.

Estos micrófonos amplifican los sonidos que provienen de una dirección particular (generalmente la dirección opuesta a la persona), pero no los sonidos que se originan de otras direcciones. Hay mucha esperanza en que este tipo de micrófono pueda ayudar a las personas a escuchar sólo una conversación así se emitan otras voces y sonidos en el entorno.

Cuidado de los audífono

Los audífonos necesitan mantenerse secos. Los métodos para la limpieza de los audífonos varían dependiendo del modelo y la forma. Otros consejos para el cuidado de los audífonos incluyen los siguientes:

  • Cuando no los use, guárdelos en su estuche o caja, en un lugar seco y fresco, donde no puedan alcanzarlo los niños ni los animales domésticos.
  • No lo exponga nunca a condiciones de temperatura ni humedad muy alta.
  • No lleve su audífono cuando se someta a un tratamiento con ultrasonidos, rayos X o similar.
  • Apáguelo cuando no esté en uso, y si no lo utiliza durante un periodo prolongado, retire la pila.
  • Cambie las baterías regularmente.
  • Evite la utilización de laca para el pelo u otros productos capilares cuando lleve puesto los audífonos.

Limpieza del molde y del audífono:

  • Las prótesis auditivas se pueden limpiar utilizando productos específicos que están pensados para asegurar una limpieza y desinfección a fondo sin dañar los moldes y los audífonos.
  • Puede limpiar los contactos de la pila con un bastoncillo higiénico. No use nunca disolventes ni objetos que puedan dañar su audífono.
  • La humedad puede acumularse en su audífono, principalmente por la sudoración y las condiciones ambientales. Esta puede dañar los circuitos electrónicos del aparato.

Como limpiar y desinfectar un molde:

  • Separar con cuidado el molde del audífono.
  • Introducirlo en un recipiente con agua y un producto desinfectante, dejándolo actuar toda la noche.
  • Lavar con agua, secarlo con una toalla y eliminar toda la humedad.

El funcionamiento de los audífonos, especialmente los digitales, dependen en gran medida de las características de las pilas. Para obtener el mayor beneficio de un audífono es importante utilizar una pila de la mejor calidad posible.

La duración de las pilas depende de varios factores:

  • Características del audífono: cuanto más potente menos duración.
  • Como esté regulado el audífono: aún siendo el mismo modelo pueden existir diferencias de duración dependiendo de la pérdida auditiva y por lo tanto de como esté regulado.
  • Como se utilice y qué cantidad de horas se use.

Es importante que una vez haya empezado una pila la utilice hasta que se agote, puesto que una vez retirado el precinto la pila se activa y su duración oscila entre 4 y 6 semanas, aunque no se utilice el audífono. Por ello no podrá guardarla para un uso futuro.

Las pilas deben guardarse en un lugar seco y fresco, pero no en el refrigerador, y con su embalaje original.

Es importante usar las más nuevas posibles, Ud. puede controlar este factor mirando la fecha de caducidad que se encuentra en la parte posterior del embalaje.

Bibliografía

Fuentes

Enlaces externos