Saltar a: navegación, buscar

Bast

Bast
Información sobre la plantilla
Deidad
Dios-EGIPCIO-BASTET.jpg
Religión o MitologíaMitología egipcia
SincretismoBast-Sejmet
País o región de origenAntiguo Egipto
Venerado enBubastis

Bast Diosa de la mitología egipcia, también denominada Bastet, cuya misión era proteger el hogar y simboliza la alegría de vivir, pues se considera la deidad de la armonía y la felicidad. Su nombre se translitera bȝst (Bast).

Iconografía

Se la representaba bajo la forma de un gato doméstico, o bien como una mujer con cabeza de gato, que siempre lleva un sistro (instrumento musical) debido a que le agradaba especialmente que los humanos bailaran y tocaran música en su honor.

Mitología

Representada como mujer con cabeza de gata, aunque anteriormente tuvo cabeza de leona, como se ve en el templo funerario de Niuserra. En su aspecto guerrero, era una leona con la piel verde y en este aspecto estaba asociada a la luz solar. Fue una diosa solar hasta la identificación de los griegos con su diosa lunar Artemisa. Fue a partir del siglo X a.n.e. cuando adoptó caracteres hogareños y es entonces cuando comienza a aparecer como gata doméstica.

Culto

Su culto se remonta a los primeros tiempos de la civilización egipcia, habiendo ganado notoriedad más tarde, y se la menciona en los Textos de las Pirámides y el Libro de los Muertos. La antigua ciudad de Bubastis (hoy Zagazig, en el delta del Nilo) estaba consagrada a su culto, y de allí proceden centenares de gatos momificados que fueron enterrados en su memoria. Su culto fue tan importante que en sus templos se criaron gatos que eran su representación, y a la muerte de estos, eran cuidadosamente momificados, enterrándolos en tumbas específicas para ellos.

Necrópolis similares se encuentran en Saqqara, Tanis, Beni Hassan y Tebas. Los egipcios consideraban a los gatos como manifestaciones de la diosa Bast y de Ra, cuenta la leyenda, que se rendían ante los persas cuando éstos sostenían gatos frente a sus escudos, ya que los persas sabían que los egipcios eran capaces de rendirse antes de lastimar a algún gato. Así fue como perdieron a la ciudad de Pelusio, la actual Puerto Saíd. En honor a esta diosa en la ciudad de Bubastis se celebraba la "Fiesta de la embriaguez", donde se consumía vino en abundancia, se bailaba y se hacía sonar la música. Esta fiesta se realizaba para que la diosa Bast se mostrara contenta y halagada, y de este modo no tomara el aspecto de una leona enfurecida.

Fuentes