Ra (dios egipcio)

(Redirigido desde «Ra (Mitología)»)
Ra
Información sobre la plantilla
Deidad
‎ 150px
Religión o MitologíaMitología egipcia
SincretismoRa-Horajti, Amón-Ra
País o región de origenAntiguo Egipto

Ra. "El Sol", anónimo, demiurgo, dios solar de Heliópolis en la mitología egipcia. Ra era el símbolo de la luz solar, dador de vida, así como responsable del ciclo de la muerte y la resurrección.

Iconografía

Su representación más habitual era la de un hombre con cabeza de halcón, sobre la cual portaba el disco solar. Otra forma de culto que se dio a esta deidad fue como Ra-Horajti, un dios solar con cabeza de halcón, coronado por el disco solar y el ureo, con cetro uas y anj.

Historia

A principios del Reino Antiguo, Ra era sólo una de las varias deidades solares existentes, pero hacia 2400 a.n.e. se había convertido en el dios oficial de los faraones, que se consideraban sus hijos, e incluso sus encarnaciones. Durante la dinastía V fue elevado a deidad nacional y posteriormente vinculado al dios tebano Amón para convertirse en Amón-Ra, la principal deidad del panteón egipcio.

Durante el Reino Medio su importancia cedió ante el auge del culto a Osiris, si bien en Tebas fue identificado como el dios local Amón bajo la forma de Amón-Ra, venerado como "único creador de la vida".

Ra conservó la supremacía durante siglos, excepto durante el corto período de atonismo en tiempos de Ajenatón (c. 1350-1335 a.n.e.), cuando el culto monoteísta a Atón se impuso en Egipto. Incluso el breve período durante el cual Amenhotep IV –que cambió su nombre a Ajenatón–, intentó imponer a Atón, el disco solar, en detrimento de Amón, es interpretado por los historiadores como una muestra de la persistencia del antiguo culto a Ra.

La identificación de Amón-Ra con Zeus o Júpiter fue reconocida por griegos y romanos. Los griegos incluso dieron el nombre de Dióspolis ciudad de Zeus a Tebas. El culto de Amón-Ra se ha relacionado en numerosas ocasiones con el de Apolo (Roma) por la simbología solar que ambos representan.

Mitología

Dios que representa el sol del mediodía, en su máximo esplendor. En los primeros tiempos era la figura más importante del mundo inferior; se decía que cada noche viajaba por él bajo la forma de Auf-Ra, el sol poniente. Para viajar por el cielo se creía que lo hacía en barca de Oriente a Occidente en un viaje de 24 horas; de día era una barca conocida como sktt (Sektet); por la noche viaja en una barcaza pequeña llamada msktt (Mesektet); según los momentos del viaje, se manifestaba en tres entidades diferentes: al amanecer era Jepri; al mediodía, Horajti y al anochecer, Atum.

Al morir, al atardecer, Ra adoptaba la forma de un carnero (Auf-Ra) y se introducía en la boca de la diosa del cielo, Nut, atravesaba por la noche su cuerpo y en este trayecto luchaba con la serpiente Apofis, que habitaba en las profundas aguas de Nun e intentaba impedir la salida del nuevo día. Era la eterna lucha entre la luz y la oscuridad, y si Apofis venciese alguna vez volvería a reinar el caos y la oscuridad sobre el mundo. Durante el viaje nocturno Upuaut viajaba en la popa de la barca como "abridor de caminos". Durante las 12 horas de oscuridad el dios visitaba las 12 regiones del Duat, habitadas por monstruos terribles que intentaban detener el avance de la barca. Ra renacía cada mañana como un nuevo sol.

Era poseedor de cuatro facultades: Hu (el gusto y la palabra), Maa (la visión), Sedyem (el oído) y Sia (el entendimiento y el tacto) y catorce kas: Dyefa (Ayefa) (Abundancia), Aju (Estrépito), Dyehen (Resplandor), Heka (Magia), Hu (Alimentación), Iri (Producción de alimentos), Nejt (Victoria), Pesedy (Luminosidad), Shemes (Fidelidad), Shepes (Gloria), Seped (Habilidad), Uas (Honor), Udy (Prosperidad), User (Vigor). Hay quien da en vez de Uas a Hu (Brillantez).

Recibía el nombre de "El León" en la Enéada. Sus radiaciones se personificaron en entidades femeninas que podían ser portadoras de muerte; estas hijas eran también sus ojos; el ojo de Ra es el poder vengativo del dios contra la humanidad y se asociaba a las llamadas "diosas peligrosas" (Sejmet, Tefnut o Hathor).

En el Reino Antiguo es el "Gran Dios" anónimo, rector del primer tribunal de ultratumba, cuya competencia se extiende a todos los muertos. Es el primitivo juez del difunto antes del desarrollo de la religión osiriana. Desde la V Dinastía llegó a ser el dios oficial de los faraones. Protector de reyes y dios jefe del Estado; el Faraón era el hijo del Sol y también su encarnación; esta identificación fue reforzada por los títulos reales. Desde la XII Dinastía se le asoció a Amón de Tebas (y con otros muchos dioses, a partir del Primer Período Intermedio, excepto Ptah) como Amón-Ra.

Aparece también junto a Osiris, como dios de la resurrección y la vida, transformando incluso su nombre, que pasa a ser Ra-hetep-em-Usir ("Ra que reposa en Osiris").

En Heliópolis se consideraba a Ra como dios de los muertos y juez de los difuntos, lo cual entraba en conflicto con el osirianismo; fue después cuando Osiris triunfó como soberano y juez de los difuntos. En tiempos de Ramsés II ya se detecta una síntesis solar, expresada claramente en la tumba de Nefertari, en la que se define el "alma compleja", unión de Osiris y Ra, representada como momia de carnero y denominada "Osiris quien reposa en Ra y Ra quien reposa en Osiris".

Los textos del Imperio Nuevo evocan la balanza con la que él pesa la conciencia de los difuntos. Sin embargo este papel funerario jamás eclipsó las otras prerrogativas de Ra, limitado en su extensión por la influencia creciente de las concepciones osiriacas. Apareció sobre la colina primigenia, rechazando el caos mediante la luz y el calor; algunas tradiciones le hacen creador de los hombres, surgidos de sus lágrimas, y de los dioses. También representa la fertilidad y el poder germinativo, apareciendo bajo el aspecto del toro Mnevis, (Mer-ur), o con forma de carnero. Es el rey del mundo, el que dio las directrices –a Maat- por las que el mundo había de regirse. Según el Papiro de Turín, Ra, además de creador del mundo, fue también Primer Señor de Egipto. No sin combates y con la ayuda de Horus, establece su dominio sobre las regiones del Norte. Después, desengañado de los hombres y no deseando habitar la tierra, puso al dios Thot en su lugar, naciendo así la luna y montó sobre el lomo de la vaca celeste (Nut convertida en la vaca Mehet-Uret) quien le lanza al cielo donde establecerá su retiro.

En tanto que demiurgo no se le conocen ni padres ni esposa, aunque algunos textos le hacen hijo de Nun y Naunet. Textos de la Baja Época le asignan una compañera, Raet-Taui, y una madre, Neit. También aparecen como progenitoras suyas las diosas madre en forma de vaca.

Se le representa como hombre con cabeza de halcón, halcón coronado con el disco solar rodeado por el ureo, sosteniendo el anj y un cetro. En esta representación toma la forma de Ra-Horajti, el sol del mediodía y asi fue adorado en Heliópolis. A veces aparece andando y otras sentado en un trono. También puede aparecer como faraón, representación asociada a su papel de demiurgo ya que es considerado el primer faraón, o carnero, si bien esta última representación está mas asociada a Amón-Ra. Se le asoció a grandes dioses cuando se quiso ampliar localmente el papel de estos; a Horajti del que tomó la cabeza de halcón; luego se unió a Horus y, desde la V Dinastía, a Amón y a otros muchos dioses del panteón.

El obelisco era un objeto de su culto ya que simbolizaba un haz de rayos solares. En los templos del Reino Antiguo era adorado a cielo abierto. Fue venerado especialmente en Heliópolis; tenía en Abu Gurab un templo dedicado por el faraón Niuserra. El día 19 del mes de Farmuti se celebraba la fiesta de Ra en su barca. Su festival se celebraba el día 19 del mes de Thot, junto con Nut. El testimonio más antiguo de la aparición de su culto lo encontramos en el nombre de Horus del Faraón Nebra ("Ra es el señor"). Micerino se presenta como Hijo de Ra y este título será ostentado en el protocolo real por sus sucesores.

El término Ra se aplicó inicialmente al Sol, como astro, y posteriormente al dios en su asociación a la creación.

Sincretismo

La identidad de Ra se confundió a menudo con la de otros dioses y experimentó diferentes fusiones en un intento de unificar culturalmente al país.

Amón-Ra: como los cultos de Amón y Ra eran cada vez más populares en el Alto y el Bajo Egipto, respectivamente, se combinaron para crear a Amón-Ra, el dios solar creador. Amón era un antiguo patrón de Tebas y miembro de la Ogdóada; con Amonet representaba la energía creadora. Se pensaba que creaba mediante su respiración, aunque se le identificaba con el viento, más que con el Sol.

Atum-Ra, era otra deidad formada a partir de dos deidades diferentes. Ra comparte más similitudes con Atum que con Amón. Atum está más estrechamente vinculado con el Sol, y era también un dios creador de la Enéada. Ambos, Atum y Ra eran considerados "padre de los dioses" y "padre de los faraones", siendo profusamente adorados. Así, fue inevitable que las dos deidades se fusionaran bajo el nombre de Atum-Ra.

Ra-Horajti, fue realmente más un título o manifestación, que un dios compuesto. Se tenía la intención de vincular Horajti a Ra –como un aspecto de Horus al amanecer. Se ha sugerido que Ra-Horajti simplemente refiere al recorrido del Sol, de horizonte a horizonte, como Ra, o que significa un aspecto del dios Ra como símbolo de esperanza y renacimiento. Esto fue alentado probablemente porque Ra y Horus, estaban vinculados al Sol y al faraón.

Jepri, el dios representado con forma de escarabajo que impulsa al Sol de la mañana, es visto a veces como la manifestación de Ra al amanecer.

Jnum también fue considerado una velada manifestación de Ra; Jnum sería un aspecto de Ra en la puesta del Sol.

Culto

Fue venerado en Heliópolis, y Abu Gurab, donde le erigieron Templos Solares los faraones de la dinastía V: Userkaf "Nejen-Ra", Sahura, Neferirkara, Neferefra, Nyuserra, y Menkauhor.

Nombres teóforos

Muchos faraones llevaron su nombre, como Nebra "Ra es el señor", Jafra (Kefrén), Menkaura (Micerino); fue muy utilizado, desde la dinastía V, formando parte de la titulatura de la mayoría de los faraones, como nombre de sa Ra "Hijo de Ra".

Fuentes