Saltar a: navegación, buscar

Biblioteca Provincial 1868 (Bayamo)

(Redirigido desde «Biblioteca Provincial 1868»)
Biblioteca Provincial 1868.
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Biblioteca 1868.jpg
Puente entre la cultura y el libre acceso de los usuarios a la información, conocimiento y recreación.
Fundación:12 de julio de 1964
Tipo de unidad:Cultural
País:Bandera de Cuba Cuba
Dirección:Calle Céspedes # 52 % Canducha Figueredo y León.

Biblioteca Provincial 1868. Es tesorera del patrimonio documental, bibliográfico, representativo, de la cultura para preservar la historia de la Provincia Granma y en especial la de Bayamo. Le brinda la posibilidad de interactuar con la cultura, la ciencia, la historia y el arte que con amor resguarda e invita a que investigadores, profesores, estudiantes y lectores en general, se relacionen con el universo cultural, científico y artístico, que se incrementa paso a paso.

Historia

El 12 de julio del 2009 la Biblioteca Pública “1868” arribó al 45 aniversario de su fundación, sin embargo en torno a esta institución no existe un estudio investigativo que muestre a propios y extraños su quehacer en el orden funcional; razón que se ha considerado imperativa para encaminar con urgencia la búsqueda de todo género de datos que permitan acercarnos a su posible biografía. De no empeñarnos en estas indagaciones afrontaríamos el riesgo de perder amplia y variada información de naturaleza documental testimonia.

En el plausible propósito de dotar a esta ciudad de una biblioteca pública no cejaron los bayameses, ya que en el acta capitular precedentemente anotada se deja constancia de que para esa fecha la biblioteca originalmente creada no existía; aunque se daba cuenta además de la presencia en las oficinas de la administración Municipal de algunos anaqueles a ella pertenecientes, así como algunas obras dispersas. Aprovechando estas circunstancias algunos bayameses decidieron presentar ante la Cámara Municipal un proyecto para la creación de una biblioteca. Los datos referidos anteriormente y los que a continuación brindaré corresponden al acuerdo segundo de la sesión del ya señalado día 25 de abril de 1924 donde se dio lectura por parte del concejal J. J. Odoardo del proyecto, esta loable idea se le debe al ilustre historiador bayamés José Maceo Verdecia.

Es necesario presentar íntegramente el proyecto para conocer cuales eran las aspiraciones de estos inquietos bayameses entre los que se encontraban, además de Odoardo y Verdecía, Enrique Guerra Acosta, Joaquín Casate y Otros.

Cámara municipal

A la Cámara Municipal. Considerando que es un deber de los ayuntamientos velar por la mayor cultura del pueblo, para cuya finalidad deben contribuir con todas sus energías, ya que la ilustración es la ruta más amplia del progreso y norte hacía el cual guía la humanidad sus más caras aspiraciones.

Considerando: que nada contribuye con más actividad y eficacia a la obtención de tan precioso ideal como las bibliotecas públicas, siempre accesibles y generosas para aquellos que no puedan, por circunstancias diversas, concurrir a los centros de superior enseñanzas y menos obtener, por lo difícil y costoso las obras imprescindibles y necesarias a la consecución de ésta nobilísima finalidad.

Considerando: que este municipio en los albores de la República creó previo acuerdo la Biblioteca Municipal, que prestó innumerables servicios propendiendo al objeto para que fue creada, pero que luego, por razones especiales hubo que quedar abandonada. No obstante subsistir en las oficinas de la Administración Municipal, algunos anaqueles a ella pertenecientes, así como algunas obras diversas lo que evidencia que su nueva creación no tropezaría con grandes dificultades ni mayores desembolsos al Tesoro Municipal.

Considerando: que a la par que se organice la Biblioteca Municipal, debe igualmente reorganizarse el Archivo Municipal, hoy en completo desorden, por la carencia del personal adecuado que seleccione y clasifique los documentos para unirlos a sus respectivos legajos, a fin de tener en todo tiempo tanto la Cámara Municipal como los vecinos todos una fuente preciosa de información sobre estadística, historia local y demás particulares de la sociedad comunal, elementos que son indispensables a un grado de superior cultura como el alcanzado por nuestro pueblo en los últimos años; cuyo archivo debe formar parte integrante de la Biblioteca Municipal, aunque convenientemente inventariados libros, documentos de que se componga esta y los de dicha dependencia. Por tanto los concejales que suscriben tienen el honor de someter a la consideración de sus distinguidos compañeros de Cámara, la aprobación del siguiente proyecto de acuerdo:

Primero: Se crea una Biblioteca Municipal para el servicio de los vecinos y de cuantos ciudadanos nacionales y extranjeros quieran aprovecharse de sus beneficios, procediéndose a la reorganización del Archivo Municipal el cual formará parte integrante de aquella, a cuyo objeto se tomará la suma de trescientos pesos del Capítulo de Imprevistos del presupuesto ordinario para el ejercicio económico de 1924 a 1925.

Segundo: Se nombra una Comisión integrada por tres señores concejales para que estudie y organice la instalación de la Biblioteca Pública por las personas que la misma tenga a bien designar, y tendrá las siguientes facultades.
A: Constituirse en junta cada vez que sea necesario para estudiar, considerar, cooperar y acordar cuantas medidas sean conducentes a la organización e instalación de la expresada biblioteca.
B: Asesorarse de personas peritas o corporaciones civiles que estimare pertinentes con el objeto de arbitrar recursos y llevar a la práctica cualquier iniciativa que coopere a los fines propuestos, toda vez que ese concurso en definitiva vendría a ser prestado por el pueblo que es el directamente beneficiado en la finalidad que directamente se persigue.
C: Solicitar donaciones, libros, documentos y cuanto fuere peculiar de estos centros de cultura, así como recabar de las personas de buena voluntad, corporaciones y clases intelectuales s contribución al empeño propuesto.
D: Redactará y aprobará los reglamentos para el gobierno interior del citado establecimiento, al cual han de referirse todas las cuestiones que al mismo correspondan.
E: Asimismo adoptará cuantos acuerdos y medidas estime indispensables para la pronta realización y ejecución del presente acuerdo.

Tercero: Solicitar cortésmente del Ejecutivo Municipal ponga a disposición de la citada comisión los anaqueles, legajos y demás que fueron pertenencias de la anterior Biblioteca Municipal, a los efectos de este acuerdo. Esto con independencia de que desde 1913 los descendientes del patricio bayamés Francisco Vicente Aguilera habían donado los terrenos donde actualmente se encuentra la biblioteca para ese fin.

Cuarto: En el lugar que estime adecuado la Comisión nombrada del Salón destinado a sesiones de la Cámara Municipal, se instalará la referida Biblioteca y para las reparaciones, pinturas y demás obras de adaptación se tomará la cantidad de cientos cincuenta pesos del Capítulo de Festejos y Calamidades del próximo ejercicio económico de 1924 a 1925.

Quinto: Se considerará en el presupuesto ordinario para el ejercicio de 1925 a 1926 y en todos los sucesivos la suma de doscientos cuarenta pesos, para la adquisición de publicaciones nacionales y extranjeras por suscripciones; y se consignará además la suma de quinientos pesos en el presupuesto del indicado ejercicio y en los sucesivos, para la adquisición de libros, documentos y colecciones de publicaciones importantes…

Sexto: Todos los vecinos tendrán derecho de examinar las cuentas de gastos con destino a la Biblioteca Municipal, las que serán publicadas en los periódicos de la localidad y en la tablilla de anuncios de aquella, a fin de que en todo tiempo puedan hacerse las reclamaciones pertinentes por malos manejos en el empleo de los fondos del establecimiento.

Séptimo: El Ejecutivo tomará las medidas pertinentes para la reorganización del Archivo Municipal, el cual estará a cargo para su custodia y conservación de la persona que haga las veces de Bibliotecario y archivero Municipal, cuya plaza se crea con el haber anual de un mil pesos, que será abonada por dozavas partes y se consignará en el presupuesto ordinario de 1925 a 1926 y en los sucesivos; y mientras tanto, se abonará con cargo con las resultas del próximo ejercicio desde la fecha en que se hiciere el nombramiento.

Octavo: La plaza de Bibliotecario y Archivero Municipal será cubierta por el ejecutivo a virtud de recomendación que haga la Cámara Municipal de la persona que reúna los requisitos que indique el Reglamento interior del citado establecimiento.

Noveno: Organizada e instalada convenientemente la Biblioteca Municipal, la Comisión nombrada hará entrega solemne al ayuntamiento de todo cuanto constituya la misma mediante riguroso inventario que quedará a cargo del que haga las veces se Jefe de dicha Dependencia; invitándose para dicho acto al Ejecutivo, autoridades, persona notables y pueblo en general.

Décimo: Este acuerdo comenzará a regir desde el primero de julio del corriente año, quedando derogadas cuantas disposiciones se pongan al mismo, encargándose el Ejecutivo de su cumplimiento.

Posteriormente el presidente del Ayuntamiento hizo uso de la palabra donde manifestó la importancia y trascendencia de esta moción, además hizo mención al interés que tenían algunos vecinos de la ciudad de hacer donaciones de libros y prestar su cooperación en pro de fin propuesto, contándose entre ellos el Secretario de la Junta de Educación de Bayamo, el Señor Juventino Fabré Bonet y el señor José García Guerra representantes de los diarios El Imparcial de esta ciudad y el Heraldo de Cuba de la Habana.

Al día siguiente, o sea, el 26 de abril de 1924 el diario El Imparcial de esta ciudad, dirigido por el Dr. Manuel Camps Reyes, con domicilio legal en General García No. 59 en su primera plana se hacía eco de la loable iniciativa, donde el pueblo bayamés pudo leer lo siguiente:”Anoche con alto espíritu progresista, aprobó nuestra Cámara Municipal el proyecto de la Biblioteca Pública”.

No todo marchó felizmente, ya que el concejal de apellido Cansilla presentó posteriormente oposición a la moción aprobada, fundamentando dicha negativa en razones de índole económica; pero la misma no prosperó y en esta oportunidad el Dr. Blas Domínguez Martí, Presidente del Ayuntamiento explicó los motivos que justificaban dicha aprobación. Desafortunadamente este proyecto al igual que el primero tampoco se consolidó.

Origen

Generalmente se ha considerado que el embrión de la actual biblioteca lo constituyó el caudal bibliográfico que permitía el funcionamiento, en la calle Francisco Vicente Aguilera, de la biblioteca José Joaquín Palma perteneciente a la red de la Organización Nacional de Bibliotecas Ambulantes Populares (ONBAP), reguladas jurídicamente por las disposiciones del Decreto – Ley No 1810 de fecha 18 de noviembre de 1954.

No obstante, a ello es preciso remontarse a otros antecedentes que prueban que el propósito de dotar a esta ciudad de una biblioteca es bastante añejo.

En 1901 fue fundada la Biblioteca Nacional ocupando su dirección el distinguido Domingo Figarola Caneda, quien generosamente hizo el primer aporte de fondos bibliográficos de importancia. Aunque no he encontrados datos que lo confirmen no es desdeñable presumir que este hecho hubiese provocado en otras ciudades del país la idea de fundar sus bibliotecas públicas, todo parece indicar que Bayamo no estuvo al margen de esta presunción.

Examinando las Actas Capitulares del Ayuntamiento de Bayamo existentes en el Archivo Provincial encontré la de fecha 25 de abril de 1924 la que copiada en parte dice:
“… que este municipio en los albores de la República creó previo acuerdos, la Biblioteca Municipal, que prestó innumerable servios propendiendo al objeto para que fue creada, pero que luego, por causas especiales hubo de quedar abandonada”
.

Como puede apreciarse este dato es de suma importancia, lo que me obliga a escrutar detenidamente en las actas capitulares de principios de siglo, para poder de manera exhaustiva averiguar los particulares referentes a la relacionada biblioteca.

Considero significativo dejar constancia de que en nuestra institución existe un cuaderno que en su cubierta ostenta el título “Biblioteca Pública de Bayamo”, quizás sea esta la misma biblioteca a que se alude en la expresada acta capitular. En el indicado cuaderno figuran un total de setenta y ocho donantes que aportaron 115 volúmenes y la suma de 264.65 pesos destinados a esa biblioteca. Además de esta información aparece otra valiosísima y es la relacionada con los donantes, pues entre estos aparecen personalidades como el crítico literario Rafael María Merchán, el jurisconsulto y escritor Antonio L. Valverde y Maruri, el también escritor Fernando Figueredo, el arqueólogo y poeta Francisco Grave de Peralta, el profesor de Hacienda Pública de la Universidad de la Habana Leopoldo Cancio y Berriel y el pedagogo y patriota bayamés José María Izaguirre e Izaguirre.

Ubicación

Situada en la calle Céspedes # 52 % Canducha Figueredo y León a pocos pasos de la Plaza de la Revolución y el centro histórico de la ciudad.

Datos de la Biblioteca

Función

Contribuir al desarrollo integral y al afianzamiento de la identidad de los habitantes de la Provincia, en la participación de sus miembros, actuando como puente entre la cultura acumulada y el libre acceso de los usuarios a la información, conocimiento y recreación, formando ciudadanos no lentamente informados sino socialmente activos.

Misión

Desde su misión las bibliotecas públicas le visualizan como: un espacio para la lectura, un centro cultural que privilegia la lectura sin excluir medio modernos de transmisión. Como centro para la población, en el centro de la recopilación de cultura de la comunidad y su acervo cultural.

Organización

Dividida por departamentos que prestan servicios al público:

  • Sala general.
  • Sala de ciegos y débiles visuales.
  • Hemeroteca.
  • Referencia.
  • Sala de arte y literatura.
  • Fondos raros y valiosos.
  • Extensión bibliotecaria.
  • Sala infantil – juvenil.
  • Procesos técnicos.

Servicios que ofrece

  • Sala de lectura.
  • Prestamos externos de documentos.
  • Prestamos interbibliotecarios.
  • Referencia.
  • Extensión bibliotecaria. A través de las modalidades bibliotecario del barrio.
  • Buró de préstamos, mini bibliotecas.
  • Sala de lectura.
  • Bibliobus.
  • Orientaciones para el uso y manejo de fuentes bibliográficas generales.
  • Consultas y referencias personales, por teléfonos y/o correo.
  • Formación de usuarios de la información científico – técnico.
  • Servicio de Apoyo a la Docencia.
  • Servicio de Promoción de la Información Científico-Técnica.
  • Atención a discapacitados: ciegos, débiles visuales, limitados físico-motores.
  • Preparación y entrega de compilaciones y resúmenes bibliográficos.
  • Servicios personalizados: confección de bibliografías a solicitud, pautas para elaboración de tesis e informes.
  • Servicio de copia de documentos.
  • Exposiciones de documentos raros y valiosos, títulos novedosos y de nueva adquisición.
  • Atención a segmentos en desventaja social, con un trabajo que tributa a los planes de prevención social.
  • Muestra de obras de artistas plásticos provinciales.
  • Conferencias con temas de actualidad por especialistas y personalidades de reconocido prestigio nacional e internacional.
  • Actividades de animación y promoción cultural para todas las edades.
  • Atención a las vías no formales mediante talleres de la Bebeteca.
  •  Preparación y desarrollo de Encuentros Científicos Bibliotecológicos.

Servicios especializados

Presentación de asistencia técnica y científico – metodológico sobre la actividad científica – informativa utilizando una vía eventos dirigidos a aspectos y técnicas del sistema de bibliotecas públicas de Granma. Servicio de apoyo a la docencia, servicio de promoción de la información científica y técnica, atención a discapacitados, ciegos, débiles visuales, limitados físicos – motores. Preparación y entrega de compilaciones y resúmenes bibliográficos, servicios personalizados, confección de bibliografías a solicitudes, pautas para elaboración de tesis e informes, servicio de copia de documentos, consultas de redes remotas y documentos electrónicos, consulta de bases de datos, búsqueda en INTERNET, INTRANET y portal Web.

Otros servicios

Funge como centro metodológico del sistema bibliotecas públicas de Granma, exposiciones de documentos raros y valiosos de nueva adquisición. Atención a segmentos en desventajas social, con un trabajo que tribute a los planes de prevención social, conferencias con temas de actualidad por especialistas y personalidades de reconocido prestigios nacional e internacional, actividades de animación y promoción cultural para todas las edades, atención a las vías no formales mediante los talleres de la biblioteca, preparación y desarrollo de encuentros científicos bibliotecólogos.

Espacio que nos distinguen

  • La hora del centro: terceros sábado de cada mes a la 9:00 AM. Sala juvenil.
  • Los pinos nuevos: bimestral segundo sábados a la 9:00 AM sala juvenil.
  • Círculos de lectura: todos los miércoles a las 3:30 PM. Sala juvenil.
  • Rayito de luz: los jueves a las 10:00 AM. Centro de Retinosis Pigmentaria.
  • Páginas abiertas: último viernes de cada mes a las 8:00 PM. Sala de arte y literatura.
  • Noche de concierto: segundo lunes de cada mes a las 8:30 AM. Sala de literatura (Polígono).

Eventos

  • Encuentro de bibliotecas públicas, especializadas y centros de información.
  • Taller de las Bebetecas.
  • Encuentro de Bibliotecas del Plan Turquino.
  • Encuentro de Trabajo Comunitario.
  • Encuentro de Promoción de la Lectura.
  • Encuentro de Clubes de Lectores.
  • Coloquio de Literatura.
  • Premiación del Concurso “Cubanito Soy“.
  • Taller de Salas Juveniles.
  • Encuentro Científico Bibliotecológico.

Véase también

Fuente

  • Archivo Histórico de Bayamo. Documentos de la Biblioteca Provincial “1868”. Volantes, Carteras de productos y servicios plegables.