Brida (Equitación)

Brida (Equitación)
Información sobre la plantilla
Bridaequitacion.jpg
Freno del caballo, con riendas y correaje para sujetarlo a la cabeza del animal.

Brida (equitación). Conjunto de correas que se colocan en la cabeza de un caballo a fin de mantener dos bocados (el bocado de brida y el bocado de filete).

Historia

Debido a la evolución de los caballos y la evolución del temperamento de éstos, se buscaron formas más eficientes de ejercer un control más completo desde la brida. Es el caso de los asirios, el cual se destacaba por ser diestros jinetes, utilizaron un bocado que daba al jinete un buen control en el manejo de la montura. Más tarde los persas superaron este instrumento, ya que modernizaron la brida, haciéndola más dura, el motivo fue por el tipo de caballo que utilizaban el cual era más pesado.

A partir del siglo VI A.C., los bocados presentaron mayor dureza y diversas adecuaciones, fue en el año 300 A.C., cuando los celtas modificaron el freno con una barbada, la cual al pasar los años sufriría adecuaciones mayúsculas; el motivo era por el gran tamaño y fuerza que necesitaban los caballos para soportar las pesadas armaduras y armas en su monta, además de sus armaduras. No fue hasta el Renacimiento , que se utilizó el bocado, el cual ayudaba al animal a mantenerlo en equilibrio. Los primeros maestros como Federico Grisones de Nápoles y Pignatelli, insistían en lo importante de mantener la boca ligera, lo cual obtuvieron utilizando la muserola armada.

En el año 1550, la importancia de flexibilizar el animal y desarrollar su postura por medio de ejercicios no lo consideraban tan importante, ya que la creencia era ejercer la fuerza, obteniendo así obediencia del caballo. Durante esta época aparece la brida doble el cual tenía la adición al freno de barbada por medio de una delgada brida con un filete operada por una segunda rienda. Se introduce el uso de llaves de metal fijas en el centro del bocado, lo cual ayudaba al animal a segregar saliva.

El Arte ecuestre clásico, ya tenía auge en el siguiente siglo, por la influencia de Frencman Francois de la Gueriniere (padre de la equitación clásica), a pesar de que el uso del freno era importante, ya no era considerado como un instrumento de fuerza. En esta época se utilizaron los bocados más blandos, conservando el control del caballo y de la cabeza por medio del freno, lo cual ha sido de interés prioritario hasta nuestros días, tomando en cuenta siempre la mención de "piernas mejor que manos".

Sus Partes

Comprende el bocado, el collar o cabezada y las riendas. El bocado es una barra de metal que se coloca dentro de la boca del caballo. El jinete experto ejerce el control sobre el caballo por medio de la presión en el bocado. El collar, al cual va sujeto el bocado, es un dispositivo de correas de cuero situado alrededor de la nariz, quijadas y cabeza del animal. Las riendas son unas correas de cuero que están sujetas al bocado a ambos lados de la boca del caballo y que van una por cada lado del cuello hasta las manos del jinete.

Características

Se compone de dos partes: cabezada y bocado. La primera comprende el conjunto de correas que, adaptándose a la cabeza del animal, sirven para sostener el bocado en la posición debida, y además las riendas, por medio de las cuales el jinete o el cochero contienen y guían al caballo a su antojo. Existen varios bocados de brida diferentes y cada uno ejerce una acción más o menos fuerte sobre la boca del caballo. Es muy importante adaptar el bocado de brida al nivel de doma del animal y a su sensibilidad al bocado (sabiendo que los ramales del bocado son largos, y su acción es importante, y que por ejemplo un bocado de brida con paso de lengua muy pronunciado puede también accionar sobre el paladar del caballo).

Utilización

Al poner la brida al caballo se debe procurar que el bocado vaya bien colocado, para lo cual es necesario que no toque a los colmillos (un dedo por encima de éstos), ni a las muelas. La cadenilla ha de tener la tensión debida. La muserola no ha de ejercer opresión. El ahogadero ha de estar flojo, aunque no tanto que quepa la cabeza si el caballo intentase quitarse la brida. Si ésta fuese de tiro hay que procurar que las anteojeras tengan sus centros a la altura de los ojos del caballo y estén bastante separadas, a fin de aminorar en lo posible sus inconvenientes. El caballo o el poni debe estar relajado durante la duración de un ejercicio con brida; se puede darse cuenta de que una montura está relajada mientras «mastica» su brida, por ejemplo. También se denomina brida a los pequeños tacos con forma de cilindro de tungsteno colocados en la herradura del caballo para evitar que resbale en el asfalto u otras superficies deslizantes.

Fabricación

Las bridas se hacen generalmente de cuero, pero también las hay de pita y de otras materias textiles, incluso la seda, no siendo raro que las bridas de cuero se adornen con sedas de colores, o con prolijas labores de hilos de plata y oro, y hasta con piedras preciosas, como sucedió en el siglo XIV. En este siglo fue costumbre también que llevasen colgantes de cascabeles, cuya moda se introdujo ya en los últimos años del siglo anterior.

Tipos de Bridas

  • Brida de Schoenberck.

Su particularidad más sobresaliente es que sustituye la cadenilla de la barbada por una correa. Las quijeras no se hebillan a los ojos de los portamozos, sino a unas anillas que hay en los extremos de la embocadura. El bocado tiene también una forma singular que recuerda a los bocados de coche. Se empleó ese tipo de brida en el ejército prusiano, aunque su utilización no llegó a generalizarse porque las ventajas sobre los demás tipos de bridas no son muy apreciables.

  • Brida de los caballos de tiro.

Esta brida es análoga a la de los caballos de silla, diferenciándose en que sólo tiene dos riendas y en que suele llevar además (aunque no siempre) anteojeras y engallador.

  • Brida Western.

Pieza del equipo de montar mediante la cual el jinete controla al caballo, estando compuesta básicamente del cabezal, el freno y las riendas. El cabezal está constituido por un conjunto de correas que se ajusta a la cabeza del caballo y sirve para mantener en su sitio al freno del cual se sujetan las riendas con las que el jinete puede dirigir y controlar al animal.

El freno que es la pieza clave para el control y dirección del caballo debe quedar sujeto en su sitio, es decir en la boca o sobre la nariz, por lo cual, el cabezal se une a ambos lados de éste pasando por detrás de las orejas y sobre la nuca del animal.

El cabezal, realizado generalmente en cuero, está compuesto básicamente de dos carrilleras, la testera, la frontalera y el ahogadero, siendo las riendas una larga correa, a veces partida, cuyos extremos se sujetan del freno.

La brida Western se desarrolló a partir de aquellas que trajeron a América los conquistadores, que de hecho no se diferenciaban mucho de las que posteriormente traerían los colonizadores de origen británico que llegaron a la costa este del país.

Fuentes