Saltar a: navegación, buscar

Bruselas

Ciudad de Bruselas
Información sobre la plantilla
Ciudad de Bélgica
<span/>
Bandera de Bruselas
Bandera

Escudo de Bruselas
Escudo

Ubicación de Bruselas
Ubicación de Bruselas
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Bélgica Bélgica
 • ProvinciaBrabante
 • Fundación979
Población (2007) 
 • Total145,917 hab.

Bruselas en Cubadebate

Bruselas (en francés, Bruxelles; en holandés, Brussel). Situada en el centro de Bélgica, es la capital y principal ciudad del país y de la provincia de Brabante. Se ubica a orillas del río Senne, cerca de la ciudad de Amberes. Alberga la sede de la Unión Europea y la OTAN, esta metrópoli es a menudo denominada capital de Europa. Ha ganado este título por ofrecer algo más que edificios gubernamentales, con más de 80 museos, el Palacio Real y una rica historia, su atractivo cultural resulta evidente.

Historia

El nombre de la ciudad deriva probablemente del término Broekzelle, que en holandés quiere decir ‘aldea del pantano’. Originariamente era una colonia galo-romana, fundada antes del siglo VII d.C., en una zona pantanosa del valle del Senne. En el siglo XII, ya existía en la ciudad una floreciente actividad artesanal e industrial que, más tarde se consolidó gracias a los fueros otorgados por los duques de Brabante en los años 1312 y 1356. Las condiciones de los fueros establecían por una parte la reducción de los impuestos que la ciudad debía pagar y, por otra, el derecho de tener representación propia en el gobierno. En 1383 pasó a ser la capital del ducado de Brabante, condición que hasta entonces desempeñó Lovaina, y durante los siguientes cuatro siglos fue la sede del gobierno. En 1430 Brabante pasó a formar parte del ducado de Borgoña y en 1477, se convirtió en una posesión de los Habsburgo de Austria.

Durante la segunda mitad del siglo XVI el protestantismo se propagó con rapidez entre los habitantes de la ciudad y de otras ciudades del país, que estaban en ese momento bajo la dirección de la rama española de los Habsburgo (Carlos I y Felipe II) y que establecieron en la ciudad los principales órganos de gobierno. Los conflictos religiosos que se desencadenaron dieron lugar a la insurrección y, para combatirla, el general español Fernando Álvarez de Toledo, duque de Alba, que en 1567 fue enviado a los Países Bajos, estableció en Bruselas su cuartel general. Su política represiva hizo que fueran ejecutados algunos dirigentes flamencos como Lamoral, conde de Egmont, y Philip de Montmorency, conde de Horn. En 1576 entró en la ciudad Guillermo de Orange, pero en 1585 el ejército español, al mando del general Alejandro Farnesio la volvió a conquistar. La ciudad fue intensamente bombardeada durante la invasión francesa de 1695. En 1713, el Tratado de Utrecht concedió el gobierno de los Países Bajos españoles a Austria. Durante la Revolución francesa en 1792, la ciudad cayó en poder de los franceses, que ejercerían el control sobre la misma hasta la conclusión de las Guerras Napoleónicas en 1815. Entre las condiciones que establecía el Congreso de Viena (1815), figuraba el que la ciudad quedara integrada en el reino de los Países Bajos, que comprendía la actual Bélgica y los actuales Países Bajos.

Más tarde, fue el escenario más destacado de la revuelta por la independencia de Bélgica, y cuando ésta se consiguió, se convirtió en la capital del recién creado Reino de Bélgica (1831). En el transcurso de la I Guerra Mundial, los alemanes ocuparon la ciudad desde agosto de 1914 a noviembre de 1918. En el siguiente conflicto mundial, fue de nuevo ocupada por los alemanes desde mayo de 1940 a septiembre de 1944. Población (2006), 145.717 habitantes.

Historia reciente

Atentados terroristas


El 22 de marzo de 2016 ocurren una serie de atentados terroristas en Bruselas cuando fue sacudida por dos ataques coordinados que incluyó dos explosiones en el Aeropuerto de Zaventem, y una hora más tarde se registró otra explosión en la céntrica Estación del Metro de Maalbeek, también en la capital belga. Los ataques terroristas dejaron un saldo de 35 muertos y 270 heridos[1].

Paisaje urbano

La ciudad, cuya fisonomía se caracteriza por la abundancia de bulevares arbolados, magníficos jardines, numerosos monumentos y hermosos edificios, se halla en el centro de la Europa septentrional, y es la sede de importantes organismos internacionales como la Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). El centro de Bruselas se organiza en torno a la plaza Mayor o Grand-Place, que constituye uno de los principales conjuntos arquitectónicos europeos, de hecho, fue declarada en 1998 Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. En ella destacan bellos edificios del siglo XVII, ricamente decorados, las casas gremiales, y otros anteriores, como el del ayuntamiento, del siglo XV, que constituye una de las principales manifestaciones del gótico flamígero brabanzón del país. Entre los monumentos religiosos de gran valor ocupan un lugar destacado la Catedral de San Miguel, ejemplo del estilo gótico construida en el siglo XIII y famosa por sus extraordinarias vidrieras; la iglesia de Notre Dame de Finistère y la de Saint Jacques sur Coudenberg. Entre los de carácter civil destacan el Hôtel de Ville, de estilo gótico y que data del siglo XV, el Palacio Real, el palacio de la Nación, del XVIII, el palacio de Justicia y la Bolsa, ambos del XIX. Importantes instituciones culturales y de enseñanza superior son la Universidad Libre de Bruselas (1834), que desde el año 1970 está formada por dos universidades, una de habla holandesa y otra de habla francesa, la École Royale Militaire (Real Escuela Militar, 1834), academias de letras, de bellas artes y de medicina, la Biblioteca Real y el Museo Real de Bellas Artes.

Economía

Además de ser el principal nudo ferroviario del país, está conectada a la red de canales interiores, y a través de ellos con el mar. La zona portuaria se encuentra en la zona norte de la ciudad, cerca de Vilvoorde. El comercio de exportación se basa en productos como los clavos, el hierro, el mármol, el carbón, las velas, el vidrio y el azúcar. El de importación se basa en los minerales, el aceite de palma y el café. La ciudad es famosa desde hace mucho tiempo por la producción artesanal de encajes y tapices. Otra parte de la actividad industrial se sustenta en los establecimientos de impresión, cerveceros, destilerías, refinación de azúcar, fundición de hierro y latón, textiles, fabricación de material electrónico y muebles.

Referencias

Enlaces Externos

Fuentes