Saltar a: navegación, buscar

Carlos Enrique Díaz Camacho

Carlos Enrique Díaz Camacho
Información sobre la plantilla
Carlos Diaz Camacho.JPG
NombreCarlos Enrique Díaz Camacho
Nacimiento9 de agosto de 1929
Güira de Melena, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento15 de septiembre de 1964
Santa Cruz del Norte, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
Otros nombresTrillo
CiudadaníaCubana

Carlos Enrique Díaz Camacho. Combatiente revolucionario cubano que participó en la lucha clandestina contra el gobierno de Fulgencio Batista e integró las filas de los Órganos de la Seguridad del Estado cubana. Murió en enfrentamiento a una salida ilegal de la Isla.

Síntesis biográfica

Nació el 9 de Agosto de 1929 en Güira de Melena, hijo de Emilia y Juan de extracción social humilde.

La familia integrada por seis hijos y la situación deplorable en que vivía la mayoría del pueblo cubano durante la tiranía de Gerardo Machado determinaron que su infancia transcurriera en una precaria situación económica, por lo que con poco más de 15 años de edad tuviera que abandonar los estudios para trabajar mozo de limpieza en la caballeriza de la policía para ayudar al sustento de su familia.

Al llegar a la mayoría de edad fue nombrado oficialmente Vigilante No. 901 de la 14 Estación de Policía, en la cual realizaba funciones administrativas.

Trayectoria revolucionaria

Después del golpe de estado del 10 de marzo de 1952 perpetrado por Fulgencio Batista, Carlos Enrique hace contacto con un grupo de revolucionarios, iniciándose en actividades revolucionarias. Se vinculó al grupo del Movimiento 26 de Julio (M-26-7) que dirigía Julio Camacho Aguilera.

Por sus convicciones ideológicas y orientado por el M-26-7, logra vincular a la lucha revolucionaria a otros policías honestos y de esta forma logró trasladar al Movimiento importantes y valiosas informaciones sobre jóvenes detenidos y asesinados en las estaciones de policía.

Después del Triunfo de la Revolución, se incorpora en febrero de 1959 como agente del DIER, por lo que es uno de los fundadores del Departamento de Seguridad del Estado.

El haber estado vinculado a la Policía Nacional durante la dictadura batistiana, le proporciona una fachada natural de contrarrevolucionario, tal y como le fuera orientado. De esta forma detecta numerosas actividades contrarrevolucionarias realizadas por ex miembros de las fuerzas represivas del gobierno de Batista.

Cumplió numerosas misiones como agente de la Seguridad del Estado. La realización de contactos con sus colaboradores en el capitalino Parque Trillo, le ganó el seudónimo de Trillo.

Sus actividades conspirativas como agente del Departamento de Seguridad del Estado, le permitieron entrar en contacto con un grupo de colaboradores del bandidismo en la antigua provincia Las Villas. Cuando realizaba una reunión clandestina con este grupo fue detenido junto a diez contrarrevolucionarios y remitido para La Habana. Al llegar a la capital es libertado.

En 1962 y encontrándose infiltrado en un grupo contrarrevolucionario que planea incendiar un omnibus que rendía viaje en Guanabo. La dilación de la acción por parte de los contrarrevolucionarios hace suponer a la Seguridad la suspensión de la acción. Trillo se mantuvo en el omnibus como un pasajero más. Cuando varios de los encargados de quemar el omnibus intenta hacerlo, Trillo intenta evitarlo y en el intercambio de disparos resultó herido en el hombro. A pesar de ello, capturó a los los contrarrevolucionarios y los retuvo hasta la llegada de las autoridades.

Luego de esta acción perdió su fachada contrarrevolucionaria, por lo que pasó a trabajar como oficial del Departamento de Seguridad del Estado, destacándose en su trabajo, por lo que en un corto tiempo es ascendido a Jefe de Unidad. en estas funciones comenzó a atender un grupo que enfrentaba las salidas ilegales del país, donde participaba directamente en las operaciones.

Muerte

El 15 de septiembre de 1964, cuando en cumplimiento de su deber, en la costa norte de La Habana, en la zona conocida por El Manglar, cerca al poblado de Santa Cruz del Norte, cayó mortalmente herido, falleciendo en el traslado hacia un centro hospitalario.

Fuentes

  • Mártires del MININT. Semblanzas biográficas, t. I, Editora Política, La Habana, 1990.
  • Museo municipal (Güira de Melena)
  • Historiador de la localidad.