Cirugía de cataratas

Cirugía de cataratas
Información sobre la plantilla
Cirugia de cataratas.JPG
Concepto:Consiste en la extracción de la parte del cristalino que está opacificada para devolver la visión al ojo

La cirugía de cataratas consiste en la extracción de la parte del cristalino que está opacificada para devolver la visión al ojo. En general se tiende a su sustitución por una lente artificial que se coloca en el mismo sitio que el cristalino original (lente intraocular), o restaurando la visión que se había perdido a consecuencia de las cataratas.

Razones por la que se realiza el procedimiento

El propósito de la cirugía de cataratas es extirpar el cristalino opaco y reemplazarlo con un cristalino artificial para restaurar la visión clara. El médico puede recomendar la cirugía de extirpación de cataratas si la persona tiene pérdida de la visión u otros problemas visuales causados por la opacidad del cristalino. Las cataratas por lo regular no dañan el ojo, de manera que la cirugía se puede hacer cuando sea práctico para el paciente.

Forma en que se realiza el examen

Utilizando un microscopio muy potente, el cirujano oftalmólogo realizará una incisión muy pequeña en el ojo y extraerá luego la catarata. Éste se puede extraer básicamente de 2 maneras, dependiendo del tipo de catarata que el paciente tenga.

Cirugí­a extracapsular de cataratas

La cirugí­a extracapsular de cataratas es la forma “tradicional" en la cual se realiza una incisión amplia con bisturí. Se extrae el núcleo del cristalino opaco, y en su lugar se coloca un lente intraocular

Cirugí­a de cataratas mediante facoemulsificación

La cirugí­a de cataratas mediante facoemulsificación es la técnica donde se realiza una mini incisión de apenas 2.4 mm. de longitud y con una punta de ultrasonido cuya punta mide menos de 1 mm. se fragmenta y aspira la catarata. Posteriormente se coloca un lente intraocular plegable.

El oftalmólogo cerrará la incisión con suturas muy pequeñas o utilizará un método de autosellado (sin suturas). Si se colocan suturas, posiblemente sea necesario retirarlas después. La cirugía de cataratas por lo general dura 15 - 20 minutos y la mayoría de las veces, sólo se hace en un ojo. Si se necesita en ambos ojos, el cirujano tal vez recomiende esperar de 1 a 2 semanas antes de operar el otro ojo.

Riesgos

Al igual que cualquier otro procedimiento quirúrgico, hay riesgos asociados con una cirugía de cataratas. Los riesgos y complicaciones pueden incluir:

  • Infección,
  • Sangrado dentro del ojo
  • Aumento de la presión sanguínea dentro del ojo (glaucoma)
  • Inflamación de la retina
  • Pérdida de la visión (parcial o completa). En algunos casos, la parte del lente que sirve de soporte al LIO (llamada la cápsula), puede tornarse opaca varios meses después de que la catarata se haya extraído. A esto se le llama "catarata secundaria". Si esto ocurre y hace que la visión sea borrosa, el oftalmólogo hará una abertura en el centro de la cápsula opaca con un láser para permitir que la luz pase de nuevo apropiadamente a través del lente. Este procedimiento, llamado capsulotomía posterior, toma alrededor de cinco minutos.

Pronóstico

El pronóstico de la cirugía de cataratas es normalmente excelente. La operación tiene bajo riesgo, el dolor es mínimo y el tiempo de recuperación es corto. La vista mejora para la mayoría de las personas.

Efectos secundarios de la cirugía

La operación de cataratas es una intervención altamente segura, pero en raras ocasiones, una técnica bien realizada puede llegar a presentar ciertas complicaciones.

Efectos secundarios transitorios

  • Es habitual no ver con nitidez durante los primeros días o semanas. El ojo recupera su forma definitiva y estable al cabo de un plazo variable. Si el ojo está enrojecido, no se inquiete. Se trata probablemente de un pequeño derrame sanguíneo en relación directa con la operación quirúrgica o con la infiltración del producto anestésico, en caso de anestesia local.
  • En el postoperatorio inmediato es muy frecuente la sensación de escozor o de cuerpo extraño o arenilla en el ojo. Se debe evitar frotarse y comentarselo al cirujano sin inquietarse demasiado por ello.
  • En las primeras 24 hrs a veces aparece un dolor intenso. A menudo se debe a una elevación fugaz de la tensión ocular o a una erosión transitoria de la superficie de la córnea. El cirujano le indicará la causa cuando acuda a consulta. Si el párpado superior cae un poco, dando la impresión de que el ojo se ha empequeñecido, no se preocupe por el globo ocular en sí. Se trata de una relajación de los tejidos. En algunos casos se prescriben cuidados que complementan a los habituales.
  • La agudeza visual se determina en cuanto se restablece la transparencia. La importancia de la recuperación de la visión depende no solo de la operación sino también de la integridad de las demás estructuras del ojo: la calidad de la retina, del nervio óptico, etc. que son elementos primordiales para una buena agudeza visual. En ocasiones, estos datos sólo pueden analizarse y ser útiles después de la operación.

Efectos secundarios definitivos

  • Pueden verse pequeñas partículas de diversas formas y aspectos (puntos negros, comas, mariposas, etc.) en distintas partes del campo visual. Son los llamados cuerpos flotantes y carecen de importancia si la exploración muestra que la retina es normal. Puede producirse deslumbramiento, así como impresiones luminosas débiles y variadas.
  • Es posible que el ojo quede sensible, a menudo de forma intermitente y por brotes, con un pequeño enrojecimiento. No es grave y desaparece en unos días. No dude en consultar si observa otro tipo de trastornos.
  • Descenso de la agudeza visual. Es posible que se produzca una pérdida de la definición y de la calidad de la visión en el lado operado varios meses o años después. Esto se debe a menudo a la opacificación espontánea de la cápsula posterior.

Fuentes